martes, 31 de marzo de 2015

32 cosas que tengo claras en la vida

Dudo. Soy periodista y pongo todo en cuarentena. Pero hay 32 cosas que tengo claras en la vida: 


El actor Sean Connery como James Bond
1.- El tequila, solo. Ni limón ni sal. Solo. 

2.- La tortilla con cebolla. Esto no habría ni que decirlo. Sigo, que me enciendo. 

3.- Los Soprano como mejor serie de la historia. Como obsesión. 

4.- El café como religión. Y que arda. También en agosto. 

5.- Siempre seré fumador; sobre todo ahora que lo he dejado. 

6.- El bourbon como antítesis del gin tonic. Como trinchera. Como homenaje a los clásicos: Sinatra. Bogart. Hemingway. Connery.

7.- El mejor James Bond, sin duda. Con peluca incluida. 

8.- La vergüenza será torera o no será. 

9.- A los karaokes se va a morir. 

10.- "Hey! No creas que te guardo algún rencor; es siempre más feliz quien más amó y ese siempre fui yo". 

11.- Tarantino a pesar de Jackie Brown. Y Kill Bill (la uno y la dos). Y Death Proof. Y. Tarantino a pesar de Tarantino.

12.- Pulp Fiction.

13.- Maria de Medeiros.

14.- La confesión de Alabama en Amor a quemarropa como la escena más romántica de la historia del cine.

15.- De haber sido yo Rick Blaine me habría ido con Ilsa Lund en aquel avión.

16.- Uno no elige de quién se enamora. Se enamora. Y trata de salir ileso durante.

17.- Si pudiese ser otra cosa sería periodista. Y si me dieran a elegir una tercera opción diría, de nuevo, periodista. Siempre. Gloria y honor a los juntaletras. 

18.- Muerte a los trepas y pelotas.

19.- Principios. Lealtad. Llámenme antiguo. 

20.- Hay finales y finales. Y luego está el de El club de la lucha.

21.- Las canciones de Quique González me ponen nostálgico

22.- Hay tres frases que siempre he querido decir: "Me has conocido en un momento extraño de mi vida".

23.- "Estoy a 20 minutos; llegaré allí en 10".

24.- "El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos".

25.- I know it´s over como la canción más triste de la historia. 

26.- Morrissey es un gilipollas. Pero es nuestro gilipollas. 

27.- George Harrison es mi beatle favorito.

28.- Cuando hablo con mis abuelos, me escuchan desde ahí arriba. 

29.- El Nesquik no deja grumos.

30.- El beso de Michael Corleone a su hermano, Fredo. 

31.- Al Real Madrid le levantó la Copa del Rey un tipo de Carreira (ni siquiera un municipio; un término parroquial).

32.- Tú y yo caminaremos de la mano.


Todo lo demás es discutible. 

6 comentarios:

Marta Palomeque dijo...

Gracias por esta entrada. "Cómo conocer a una persona en 32 líneas". Magnífico !! Además, no puedo estar más de acuerdo

R. dijo...

Muchas gracias, Palomeque.

ainoqui dijo...

Ay R, me encantan tus 32 líneas aunque discrepo en dos cosas fundamentales:

James Bond para mi será siempre Pierce. Por su juego de ceja, por su Remington Steele y por Paris Carver y ese vestido negro, la chica Bond más glamurosa y la noche más sincera del hombre duro.

Y por Ilsa Lund... Porque yo me quedo con las mujeres que te quieren de verdad. Y porque lo mejor que le pudo pasar a Rick es darle pasaporte y visado a la señora Lazlo y que la aguante Victor hasta el próximo aeropuerto, porque estoy segura que a la primera de cambio, se habría vuelto a escapar. Y eso Bogart, lo tenía clarito.

Si no la has visto, te recomiendo La condesa descalza. Ava también va del rollo de le soy infiel a mi marido pero es por su bien, pero al menos en esta, Bogart se sabía la lección del buen amigo (y no digo más que nos acusan de spoiler). ché sará, sará.

En lo q s refiere al amor, estoy de acuerdo contigo en que uno no elige de quién se enamora y hay amores que se clavan en el alma y otros que nos dan felicidad. La mala noticia es que enamorarse, creo que solo duele de verdad la primera vez. La buena es que el próximo amor que llame a tu puerta, te traerá felicidad.

Y a lo mejor tines suerte y es María de Medeiros.

Brindo por ti R, shaken, not stirred.

R. dijo...

Ay, Teri Hatcher. Buen gusto, sí señora.

Respecto a la señora Lund, el pobre Rick no eligió enamorarse de ella el día que los alemanes iban de gris. Además, creo que les habría ido bien en esa segunda ocasión. No he visto la otra película que mentas. Me la apunto.

Ay, María.

ainoqui dijo...

Creo que ahí es donde discrepamos R. Las segundas partes solo sirvieron para ratificar la ruptura. Lo único bueno es que al menos, la segunda, duele menos. O esa es mi sensación.

Por cierto, he descubierto tu otro blog. jajaja. Me he reído un montón. Después de Ricardo Arjona, te estas convirtiendo en mi poeta, en mi maldito favorito.

R. dijo...

No sé cómo tomarme eso último xDDD Pero muchas gracias, mujer. A ver si lo actualizo. Pronto.

¡Un beso!