sábado, 4 de febrero de 2012

Anarquía sentimental

Algunos piensan que es estrictamente necesario. Yo creo que no es del todo vinculante. Lo de salir, en fin, a desparramar cuando rompes con alguien. Y estás que no estás. Como cuando el presidente del Gobierno disuelve las cortes y convoca elecciones. En mi vida, ahora, no sé sabe muy bien quién manda: si el pasado o el futuro. Si el recuerdo de haberla tenido. O el deseo de poseer a otras y no quedarme con ninguna, como hacía antes. Antes de masturbarme pensando en ella. Y es que en una gota de semen caben hasta cinco millones de sensaciones distintas. Lo pensaba el otro día cuando, tras dejarme convencer y desfasar-quien esté libre de incoherencia que escriba el primer comentario-, vi mi ansia encapuchada. Y mi corazón, tan flácido que me fue imposible darle el gusto de dormir abrazados.

Comencé a escribir este post -o la idea general- en el baño mientras ella, una absoluta desconocida, dormía sola en su cama. Usé un trozo de papel higiénico que arranqué, primero, para secarme el ánimo. Y un bolígrafo que encontré después al lado de una caja de ibuprofeno vacía y un pintalabios gastado. "A veces el amor se limpia el culo contigo", empecé a escribir.

Cuando volví con ella, se giró y me dio la espalda.

25 comentarios:

Toño dijo...

Si es que se reparte mal el mundo. Unos pasan de dormir abrazados y otros pese a querer no pueden. Y luego están los que quieren y pueden, pero no les dejan... En fin. Que Dios da pan a quien no tiene dientes.

Mónica dijo...

No es bueno abusar del ibuprofeno.(bueno eso te lo dirá mejor un profesional)
La vida es aquello que nos pasa mientras...

El creador dijo...

Y vaya que aveces los sentimientos parecen mandarse solos. Sin avisar se meten en cualquier rincón y te recuerdan lo que no quieres recordar. Casualidades de la vida, encontrar un lapicero en ese lugar. Casualidades de la vida, haber podido desahogarte en un trozo de papel. ¡Saludos desde Cartagena!

Phant79 dijo...

Es bastante triste escuchar los lamentos de alguien que sabotea sistemáticamente su propia felicidad. La mayoría de las veces no es suficiente con alcanzarla, hay que estar dispuesto a luchar por ella, y no dejarla cogiendo polvo como un viejo trofeo.

R. dijo...

Pues yo creo que el mundo está bien repartido. Otra cosa es que duela la situación de uno o una. Pero normalmente -y a diferencia del mundo terrenal- esa situación no es natural sino inducida. De modo que si la cosa no va o hay demasiadas trabas, lo mejor es cortar por lo sano. Y cambiar de país o de nacionalidad.

Un abrazo, Toño!

R. dijo...

Ahora entiendo lo tuyo, Mercedes.

R. dijo...

Cuando te coge el apretón (sentimental), creador, no hay más remedio que soltarlo. Y era eso o en el espejo.

No me parecía educado llenarle la casa de garabatos...

Un abrazo, figura!

R. dijo...

Si es una acusación directa, Phant, dudo bastante que lleves contabilizadas las veces en que he saboteado mi felicidad. Me sorprendería; más que nada por que ¿me conoces? de leerme y tres cañas. Y aunque no todo lo que cuento es mentira, tampoco todo lo que digo es cierto. De todas maneras, tú eres el psicólogo.

Sobre lo segundo. Sobre el papel, totalmente cierto. Sobre la realidad, los cuentos de princesas y caballeros no son lineales: tienen mucha letra pequeña y muchos saltos en el tiempo. Hay casi siempre una serie de condicionantes que no es que impidan luchar por esa felicidad brillante y duradera, sino que directamente hacen que sea inútil. Cuestión de gustos y neuras. Cada uno, la suya. Pero parafraseando a aquel, "la vida es más compleja de lo que parece".

Dicho lo cual, todo esto no elimina el derecho a la pataleta, que todos tenemos. Ni a la falta de coherencia, en la que todos caemos.

Un abrazo!

La Arpía Milenaria dijo...

Si el amor "te ensucia" haces algo muchísimo mejor que la mayoría.. coges un papel en blanco y te limpias.. por dentro y por fuera.. otros se ahogan en mierda.

Fortasec, papel y tiempo R.

Un saludo.. no me atrevo con un abrazo.

perroandaluz dijo...

Al hilo más que del post del hilo, que nadie olvide que el poeta es un fingidor. Con ese poema Pessoa plasmó todo lo que ningún catedrático de la estética podrá explicar en tooooda su asignatura.
Te entiendo, poeta. A veces.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Interesante esto de internet. He llegado a su blog por pura casualidad y me he encontrado con el mismo sentimiento que tengo yo. ¿Es eso posible?

A.cid dijo...

Corazones flácidos, eso me suena tanto...
Tienes un sitio acogedor.

Anónimo dijo...

Cuando uno se enamora...¨esta jodido¨. Ya no hay opciones, en el buen sentido si uno es correspondido y el el sentido literal si no lo es. Si uno deja escapar a la persona que tiene al lado es porque NO esta jodido, es decir, no esta enamorado. Lo demás (esto es una opinión) son excusas sin sentido. Un saludo

R. dijo...

"Fortasec, papel y tiempo". Hum. Me gusta ese lema, Arpía.

Atrévete, mujer, que no muerdo. O casi.

Un beso.

R. dijo...

Pues mira, perro, ya entiendes más que yo.

Un abrazo!

R. dijo...

Pues parece ser que sí, anónimo ;)

Un saludo!

R. dijo...

¡Muchas gracias, A.cid!

R. dijo...

Son distintas formas de estar jodido y de joderse, anónimo.

Un saludo!

Princesa Ono dijo...

Después de romper una relación muchos nos hemos descubierto en la cama con alguien preguntándonos qué coño hacemos allí y por qué. Es difícil encontrar respuesta. ¿Despecho? ¿Necesidad de calor? ¿Simplemente desfogamiento? No sé en tu caso, pero en el mío te aseguro que no fue satisfactorio en absoluto. Pero son experiencias de las que se aprende, lecciones que nos da la vida.
Un abrazo

R. dijo...

La vida es una lección continua. No terminas de saber una cosa y ya estás aprendiendo la siguiente.

Un beso, ono!

Mónica dijo...

Esperando que el que tiene que enseñar, enseñe bien...

Toño dijo...

La mejor forma de aprender, Mónica, es ver, oír y callar ;P

Mónica dijo...

Eso ya lo sabía.

Majo dijo...

El sexo así vacía de placer, secreciones y ansia, pero es incapaz de llenar en ningún aspecto. El "después de" suele ser aterrador y doloroso para corazones sensibles. ¿Qué corazón no lo es?
Un beso :)

R. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, majo. Qué corazon.

¡Un beso!