sábado, 19 de noviembre de 2011

Mañana hay elecciones

Mañana hay elecciones en España. Las más tristes de la democracia. Por el tiempo-otoñal y lánguido en lugar de la primavera habitual-, y las circunstancias. El grisáceo panorama. Con todo decidido, atado y empaquetado, ya me dirán ustedes qué queda por dilucidar. Si acaso cuándo empezarán los recortes. Y quiénes los llevarán a cabo. En algunas comunidades, de hecho, ya están en avanzada fase beta. Ayer leía -y esto es gravísimo, joder- que en mi tierra, Galicia, les han desactivado la tarjeta sanitaria a los usuarios del Servicio Gallego de Salud (Sergas) que están en paro desde hace más de un año y han agotado el subsidio. Y qué decir de los recortes en Educación. De las aulas masificadas. De los barracones. Del descrédito de los profesores; tildados, estos, de vagos, rojos y maleantes.



Y antes o después la prima de riesgo. Qué curioso. Todas las mañanas amanecemos al borde del desastre -cuando no lo sobrepasamos- y tras colocar nuestra deuda a un interés desorbitado, la hija de la hermana de la madre que nos parió, se relaja. Y nos da 24 horas más de vida. 


Yo no soy economista pero, como dicen por ahí-y dicen muy bien-, soy un pedazo de borde. ¿Por qué cojones -pregunto- el Banco Central Europeo no ejerce como tal y compra deuda a mansalva, como hace, por otro lado, el Banco de Inglaterra o La Reserva Federal, y acaba de una puta vez con los especuladores y Rastanis de turno? ¿Por qué coño tenemos que soportar día tras día el chantaje de estas sanguijuelas?


Se lo pregunté a un economista, éste de verdad, y su respuesta, simple: "Alemania no quiere". ¿Por qué?, insistí. Porque así coloca su deuda a un interés bajísimo. De modo que el verdadero problema de Europa -y esto lo añado yo- no es Grecia ni Portugal ni Zapatero. Sino Merkel, el auténtico tapón. Porque unos nacen cigarras y otros, hormigas. Pero, descuiden, que Rajoy le va a bajar los humos a la pérfida teutona cuando gane las elecciones. Porque "somos una gran nación" y ganamos la Eurocopa y el Mundial. Y viva el vino, claro que sí.

En fin. Que se avecinan tiempos tristes y lánguidos, ya digo. Con derechos deshojados. Y medidas de granizo. Menos mal que la música no se acaba tras el 20-N. Y más que nunca Deluxe:


Imagen de eleconomista.es

8 comentarios:

Guti dijo...

Siempre me he preguntado porque no salimos de una puta vez del euro. Cuando teníamos moneda propia, la famosa peseta, el Banco de España manejaba el cotarro y lo hacía para favorecer el empleo y la economía.

El euro es para Alemania, pues que se queden con él y se pudran.

R. dijo...

Eso hubiera sido factible hace años; ahora imposible. Si salimos nos hundimos. La peseta no puede competir con Europa, China o EE.UU. El problema es que no hay una unión monetaria en condiciones. Y las instituciones están pero no están. Vamos que ni somos Europa ni somos nada. Pero si nos salimos, seremos menos todavía.

Le guste o no a Merkel, el Banco Central Europeo va a tener que empezar a ejercer como tal y no sólo a última hora como está haciendo. O ella misma también se va a ir al carajo. Se vio con Grecia y su amenaza de impago. Ya lo dice el dicho: si debes 2.000 euros al banco, tienes un problema. Si debes 200.000, el problema lo tiene el banco.

La Arpía Milenaria dijo...

No sé cómo .. pero estoy pensando, que para eso es una jornada de reflexión, organizar una plataforma para reunir firmas pidiendo una sanción económica para TODOS nuestros políticos, sin importar colores ni cargos... por incompetentes, por mentirnos, por arruinarnos ...desde concejales, alcaldes, presidentes... y llegar al defensor del pueblo con millones de firmas ...aúnque sólo sea para hacer ruido o regalar algún titular a la prensa..
Cuando veo la situación en la que estamos me enciendo..No le va bien a nadie que conozca.
Deberían rescatar personas en vez de bancos.
Demasiados intereses políticos para hacer lo correcto
Una pena R.

R. dijo...

Es una buena propuesta, arpía. ¿Vives en España? Te lo digo porque creo que el 15M intentó algo parecido siguiendo el ejemplo islandés. Aunque si se cumple el pronóstico del CIS-que está engordado para meter miedo y movilizar a más gente, todo sea dicho-quedará todo en agua de borrajas.

Sobre el Defensor del Pueblo tengo mis reservas. No dudo que sea una figura necesaria pero las decisiones que toma no son ejecutivas; sólo puedo hacer recomendaciones a quien incumple los derechos fundamentales. Una persona, por ejemplo, que tiene abierto un proceso judicial desde hace cuatro años puede ir al Defensor a quejarse. Pero éste no puede obligar a ninguna Administración a que actúe, porque no tiene competencias.

Hay tantas cosas que habría que cambiar, denunciar, castigar...

Una gran pena, sí.

Sara López Moreno dijo...

La cosa se está poniendo cada vez peor, sobre todo para los jóvenes que no vemos un futuro claro en nuestro país. El problema está en la desconfianza que tiene toda la sociedad en la política. Hay demasiada corrupción encubierta y mucho chorizo suelto por el congreso. Hasta que todo ello no se limpie y gobierne gente honesta que sepa administrar bien el dinero, no vamos a mejorar.

A ver cuál es el resultado hoy...

Sr.zepa dijo...

Visto lo visto hoy nos levantamos y... más de los mismo!
(lo siento pero no me podía resistir a tan ridículo pareado)

La verdad es que yo llevaba desencantado ya una buena cantidad de tiempo y si el 15-m no me trajo esperanzas... ¡menos aún lo hacen los resultados del estas elecciones!

Yo sigo pensando que las ostias van a seguir cayendo para "casi" todos (Florens, Botines, Cristianos y Amancios seguirán viviendo mejor que Dios). Al menos hasta que se reforme por completo el sistema democrático.
¿O acaso no hay algo que funciona mal si hay un montón de gente que: o vota a X para que no salga Y, o que vota a Y porque lo ha hecho siempre, o que, simplemente, vota a Z porque es la única alternativa de su condición política con posibilidades de escaño? ¿Cuanta gente conoceis que haya votado a un partido, con posibilidad a escaño y con el que comulgue en un alto porcentaje?

R. dijo...

En eso tienes mucha razón, Sara. Los jóvenes somos casi los más perjudicados de la crisis. Con un 43% de tasa de paro. Y además, ahora, con la posibilidad de encadenar contratos basura más allá de los dos años o siendo becarios todavía a los 30. Y luego se preguntan muchos por qué los jóvenes acampan. Lo raro es que no quememos cosas.

Lo de la corrupción es una locura. Basta con mirar este mapa y hacerse una ligera idea. Estaría bien que los políticos no incluyeran en sus listas a presuntos implicados en tramas corruptas. Aunque, claro, luego no podrían decir aquello de que las urnas les han absuelto.

En fin, que manda narices cómo está el patio.

Pero hay que seguir luchando e intentándolo. En pie.

Un beso, guapa!

R. dijo...

Reconozco, señor Zepa, que a mí el 15 M sí me dio esperanzas. Y como ése, el movimiento #nolesvotes, que lejos de lo que la gente piensa no propugna la abstención. Sino el hecho de no votar a los partidos que aprobaron a hurtadillas y en el Senado (esa cámara de importancia...más que dudosa) la nefasta ley sinde (PP, PSOE, CIU), y que da la casualidad, también, que son los más beneficiados por la actual ley electoral. Con el permiso de Amaiur, al cual le cuesta el escaño unos 47.656 votos. El resto: PP 57.967, PSOE 63.142, CiU 63.188. Y un segundo escalón, PNV 64.703, CC 71.124, BNG 89531. Y los más perjudicados: IU 152.283 y UPyD 227.224.

Será, en fin, que soy un ingenuo o directamente gilipollas. Pero aquél mayo sí pensé que esto "podía cambiar". Y así lo escribí.

Luego vino el problema: una parte se "erigió" en el todo. Y a tomar por culo la indignación colectiva y generalizada. Se empezó a reivindicar la sociedad de las piruletas y los unicornios en lugar, vaya, de una hoja de ruta más o menos clara. Reforma de la ley electoral. Listas abiertas y desbloquedas para el Congreso. Mayor transparencia en la administración. Etecé.

Y ahora ha salido lo esperado. El PP apenas ha subido en votos. 600 mil más. Pero el PSOE, claro está, se ha escoñado. Cuatro millones menos.

Luego están los minoritarios, que han aumentado. Pero con la actual ley electoral de poco a nada sirve, ya digo. Y sí, tienes razón. Se vota en contra de alguien y no a favor. Para que no salga éste, y demás. Aunque sí conozco casos de personas que han votado convencidos a Equo, y se han llevado un chasco: el partido de Uralde se ha quedado fuera a pesar de tener más votos que cinco de los partidos que sí tienen representación.

Una pena y una injustica.

Los hay que hubieran votado, además, al 15 M con los ojos cerrados. Pero sin papeleta no hay voto. Aunque todo sea una estafa, hay que participar de esta estafa sí se quiere hackear algo, como pedían muchos.

En estas elecciones ha habido 9.710.775 de abstención. Un 2% y pico más que en 2008. ¿Imaginas lo que hubiera salido si todos ésos hubieran votado? No obstante, como bien dice Sara, hay una desconfianza tremenda hacia los políticos y los partidos. Son o eran- no sé si Rajoy loi ha solucionado ya- el tercer problema para los españoles, por detrás del paro y la actual situación económica.

Aunque, en realidad, nos gobierna Merkel. Así que...¿unas cañas para olvidar? Alemanas, por supuesto. Pégame un toque, si quieres y puedes, esta semana y acordamos lugar y urna, perdón, bar ;)

Un abrazo!