sábado, 9 de julio de 2011

Primeras veces

Primeras veces. La primera vez que nos miramos no fue la primera vez que hablamos pero sí la primera vez que quise arrancarte la ropa. Luego, ya sí, me acerqué por primera vez a ti. ¿Vienes mucho por aquí?, te dije inicialmente tópico. Como un gilipollas. Y tú, claro, contestaste lo típico: es mi primera vez. Era lo primero que había pensado. La primera frase que saldría de mi boca. Por eso, hechas las presentaciones, me quedé sin palabras; la primera de tantas. Al irte al baño, poco después, me fijé en tu culo. Fue la primera vez aunque no la última. Antes nos habíamos rozado. Me levanté para dejarte paso, y tu mano erizó mi piel. Intencionadamente o no. Es igual; el caso es que aquella vez fue la primera que mi corazón tuvo una erección contigo. Más tarde vendría nuestro primer café, justo el primer día después de aquella primera tarde. El primer mojito. La primera película subtitulada. Creo que cayó en domingo: el primero que pasamos juntos. O no: tu primera confesión fue que ibas sola muchas veces al cine. Lo mismo, en una de ésas, coincidimos sin saberlo y este post, en lugar de llamarse primeras veces, debería titularse la segunda vez juntos. Quizás nos buscábamos antes de encontrarnos. Quién sabe. Hubo, en fin, tantas primeras ocasiones. Aquella noche, por ejemplo, cuando te desnudé por primera vez, me parecería, paradójicamente, la última de mi vida. Pero al día siguiente, cuando amanecimos juntos por vez primera, lo primero que pensé es que habría, sin duda, una segunda oportunidad para decirte te quiero como si nunca antes lo hubiese hecho.

Fotograma de la película Modigliani

7 comentarios:

Mónica dijo...

película subtitulada?
qué historia tan bien contada...

El creador dijo...

Las primeras veces!
Y pensar que, quizás, durante la vida... nos llenaremos de tantos motivos para amar que buscaremos "una segunda oportunidad para decirte te quiero como si nunca antes lo hubiese hecho".

Bonito!

R. dijo...

Muchas gracias, moni. ¿Tú las ves sin subtítulos? Yo prefiero VOS.

Un beso subtitulado

R. dijo...

Siempre hay una primera vez que se repite, creador. Incluso segundas y cuartas ocasiones que te pillan de nuevas. Creo que la cosa está en mirar la vida como si ésta naciera cada día. O intentarlo, que no es poco.

Un abrazo!

Mónica dijo...

Tu prefieres VOS?

Wendolina. dijo...

Oye Ro¡¡¡¡ esto es preciosérrimo¡¡¡¡

R. dijo...

Muchas gracias, wendolina!

Un besotérrimo!