jueves, 19 de mayo de 2011

Entre tú y yo

Anoche tuve un sueño emotivo y desconcertante. Soñé que entrevistaba a Antonio Vega en sus últimos días con vida. Estábamos en algo parecido a un centro de enfermos terminales y a cada pregunta que le hacía, él sonreía travieso. Tímido. Recuerdo ahora la situación con una nitidez que me asusta. ¿Por qué este sueño y no otro?


El caso es que ahí estábamos los dos, digo. Charlando sobre esto y aquello. A decir verdad, no era una entrevista al uso. Nadie, al menos, me la había pedido. Ni tampoco yo me sentía en la obligación de realizarla. O eso fue lo que interpreté viéndome-qué raro suena todo- que no apuntaba sus respuestas. Era más bien una conversación entre dos conocidos de vista. Entre dos personas que en un momento dado de la fiesta se quedan a solas e intuyéndose semejantes, se preguntan. No en vano, al poco de estar hablando le reconocí que a mí La chica de ayer ni fu ni fa. Entre tú y yo, le dije. Y él volvió a sonreír apocado: "A mí tampoco me convence-se sinceró Antonio-; pero, ¿qué quieres? Me pagaban una pasta", susurró cabizbajo. Casi avergonzado. ¿Y qué canción te hubiera gustado componer? Pero no me contestó él sino Miguel Ángel.

Fotograma del documental, Tu voz entre otras mil

4 comentarios:

El creador dijo...

Quizás un deseo dormido, que se reveló en tu sueño.

¿Cuantas preguntas tenemos guardadas en la cabeza, esperando por el personaje indicado para respondernos?

No conocía a Antonio Vega.

R. dijo...

Hay todo un mundo allá abajo que desconocemos, creador. Y quizás nunca lleguemos a conocerlo...del todo.

Fue un cantante y compositor de aquí. Primero en el grupo Nacha Pop. Y más tarde en solitario. Se le quería, sobre todo, por su fragiliad e intimismo. Tenía fama de maldito, ya sabes.

Te linko un par de canciones:

Nacha Pop. Antes de que salga el sol

Antonio Vega. Tuve que correr

Un abrazo!

Mónica dijo...

Tuve que correr, me encanta...
...que perdería el calor y con el tiempo la razón, en el camino tropeceee con esa piedra desde la que arranqué..tomé en sendero sin saber que me alejaba para no volver, en el camino encontré lo que jamás pensé tener...

R. dijo...

Es preciosa, sí. Mi favorita, de hecho.

Besos maña!