viernes, 18 de febrero de 2011

Sobre ella

Hay mujeres fatal, ya lo canta Sabina. No vengo a descubrirles nada. Tan sólo contarles que en aquella época éramos varios los que hacíamos cola en esa gran sala de espera que era su corazón. Un hospital de posguerra donde lisiados sentimentales aguardábamos por una prótesis. Acaso un te quiero sin receta del que poder abusar. Un no te vayas, que aún hay más. No sé. Algo. Pero si ella nos volvía locos, digo, era precisamente por ser una carnicera. Por eso y por que, de vez en cuando, escogía a alguno de nosotros y le masturbaba lento, muy lento, en la oscuridad y soledad de una vieja casucha abandonada que había en el barrio y que podría pintar hoy de memoria. No por visitarla con frecuencia, si no por soñarla con asiduidad. Tantas veces quise derramarme sobre ella. Con ella. Para ella.

Estábamos en sus manos, nunca mejor dicho. Cada cual con lo suyo, cada uno con sus razones. Aunque yo más que nadie, se lo aseguro. Teníamos 15 años y ella era nuestra urgencia. Nuestra precoz eyaculación.

Hace un mes se separó de su segundo marido. Con 27 años. Me lo dijo un antiguo amigo del barrio; uno que sí llegó a traspasar el quicio de nuestra fantasía. Y apuntó además que Paloma, que así se llama ella, está mucho más gorda y fea. "Con lo que fue", evocó nostálgico.

Con lo que es, le corregí. 

Imagen de Juan Soriano

14 comentarios:

Shigella dijo...

Me ha gustado mucho. Me ha venido a la memoria la canción "Be italian" de Nine. Siempre quise que hicieran cola por mis besos...aunque no puedo quejarme ;D

Mónica dijo...

lisiados en un hospital de posguerra! Qué expresividad!
Hacia tiempo que me preguntaba dónde estará R?

Majo dijo...

Me ha encantado. Porque con esas descripciones tan francas de sentimientos se demuestra que todo es "algo" que carece casi de lógica, que el amor no se explica ni se teoriza. Y me ha recordado a esta canción tan preciosa de Ovidi Montllor (os recomiendo buscar la letra traducida ;)):

Homenatge a Teresa

Un beso

La Arpía Milenaria dijo...

Una femme fatale ... definitivamente yo "me rechicuelo" a tu blog R.

Bichita23 dijo...

Siempre hay Palomas, que revolotean por nuestras vidas , ella es tienes razón tu sentimientos la hacen , la construye y la evoca con un dejo de ternura, Saludos

Siona dijo...

Hay personas que perduran inmutables en su esencia, dentro de una..personas fatales...que dejan huellas inborrables. En mi blog tengo un texto sobre una Paloma...femme fatal...será cosa del nombre?! saludos

R. dijo...

Algo de eso tiene, shige. Sí. La verdad que esa canción le pega.

Yo también lo deseé, pero tampoco es que me queje ahora...

Besos sin cola ;)

R. dijo...

Muchas gracias, moni.

Yo también me lo pregunto a veces: dónde estará erre. Y a veces me encuentro. Y otras no.

Besos perdidos

R. dijo...

Muchas gracias, majo. Pues no, el amor no se explica o se explica pero sin llegar a entenderlo del todo. El amor se vive, en todo caso. Y si acaso, se escribe o se describe cantando.

No conocía esa canción. Primero la he escuchado en catalán y después he buscado la letra en castellano. Me ha gustado de las dos formas. Una por su sonoridad y otra por el contenido.

Me recomiendas alguna más, en catalán o no?

Soy todo oídos.

Besos!

R. dijo...

Sí, arpía, eso es: una femme fatale.

Y yo encantado de que te rechicueles a mi blog. Sé bienvenida, guapa.

Besos!

R. dijo...

Cierto es, bichita. Siempre hay y habrá palomas -y palomos- que revoloteen nuestros recuerdos. Golondrinas que en un pasado se posaron o no en nuestro balcón.

Y es menester y casi una obligación moral homenajear a esas aves de paso que pasaron por nuestras vidas, creo yo.

Gracias por comentar, te mando un besazo!

R. dijo...

Toda la razón del mundo, siona. Hay personas que pueden engordar, envejecer, echarse a perder pero no así su recuerdo. Su esencia, como dices.

Y Calamaro también menta a una tal Paloma...creo que es cosa del nombre. Paloma es un nombre de guerra. Como cantaba Emilio Aragón: cuidado con Paloma que me han dicho que es de goma jeje

Besos, guapetona!

El creador dijo...

Una mujer que, quizás, no podrá borrarse de la memoría de todos aquellos que seoñaron con ella en el bariio.

¿Quizás una leyenda? ¿Quizás sea real?

Me ha gustado mucho!
Te espero por el mio.

Nos estamos leyendo.

R. dijo...

Muchas gracias, creador. Sí, una mujer perdurable donde las haya. Ajena al paso del tiempo pero no a los recuerdos.

Nos leemos.

Un saludo!