sábado, 21 de agosto de 2010

Una historia de celos


- ¿Por qué cuando te llamo nunca me coges el teléfono?
- Sí que te lo cojo.
- No, no me lo coges.
- ¿Qué pasa, que has hecho un análisis estadístico de las veces que te respondo?
- Sabes de lo que estoy hablando, no te hagas el tonto.
- Según una encuesta del CIS, en seis de cada diez ocasiones descuelgo el teléfono.
- Y de cada cinco, sólo una me lo coges.
- Acojonante lo tuyo.
- No te hagas el gracioso. Estás follándote a otra, ¿es éso, no?
- Sí, a Beyoncé que está de gira por España y se hospeda en mi casa.
- ¡Por qué no me coges el teléfono cuando te llamo! ¡Odio que me engañen!
- Está bien. Vamos a resolver esta escenita de celos de forma salómica, ni para ti ni para mí: toma, aquí tienes mi móvil. Mira las llamadas, los mensajes, la agenda, los politonos, lo que te apetezca.
- No voy a verte el móvil...
- Sí, no te prives. Si además lo estás deseando. Lo dejo aquí, encima de la mesa. Todo tuyo.
- Cariño, yo...
- Que lo mires, te digo. Cotilléame a fondo. Pero, ah, antes de nada una cosa, amor mío: más te vale encontrar algo que me incrimine, algún detalle, por absurdo que sea o parezca, que puedas usar contra mí en un hipotético juicio por infidelidad manifiesta; porque de lo contrario, es decir, si me miras el móvil y encima no encuentras nada que me culpabilice, seré yo quien te incrimine a ti por invasión a mi intimidad, con el agravante de falta de confianza. Así que, adelante. Entra en mi vida por la puerta de atrás.



Imagen de http://www.ua.es

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es inducción al delito. Yo lo que habría hecho es esperar a que se durmiera él para mirarle el móvil y salir de dudas. Pero cotillearselo, se lo cotilleo.

R. dijo...

Y la confianza? dónde queda entonces la confianza? no sé, yo si no confío en alguien no estoy con esa persona directamente.

un saludo anónimo

Perro Perrez dijo...

No olvides que somos más proyectivos de lo que pensamos y que la mujer, déjame ser PerrezBendermachista, es un ser complejo por naturaleza que dice cosas con palabras imprecisas.
Tal vez solo te quiera decir: quiero que me llames más.
Un abrazo desde la perrera!

Belladona84 dijo...

R autobiografico si no totalmente casi? Vaya como esta el patio. Pienso como tu, si no confias en esa persona no puedes ser ni amigo ni amante ni na de na. Ademas de otra cosa si una persona es tu pareja es por algo, es decir, te eligio a ti.. pero bueno.

C. dijo...

Las relaciones de pareja son muy complicadas. Yo sólo tengo experiencias penosas, pero te digo que lo más importante es no hacerse daño.

Princesa Ono dijo...

Los celos son una terrible enfermedad. Destrozan al que los tiene y al otro. La confianza es importante. Cuando vivía con mi ex-pareja dejábamos los móviles en el salón cada noche y a la vista del otro y jamás cotilleamos (bueno, hablo por mí, pero sigo confiando en que jamás me lo miró). En ese sentido había confianza absoluta. Y ahora sí hablo por mí: no es que si me lo mirara fuera a encontrar nada sospechoso, pero si me lo hubiera cotilleado le hubiera mirado con otros ojos.
Por cierto, Perrez o Perro o quien seas, los comentarios machistas mejor te los guardas para tí... (iba a añadir una coletill, pero mejor no)

Proyecto de Escritora dijo...

Cada relación es un mundo. Habría que ver si de verdad no le coge el móvil o si nunca le llama. Que no tenga nada en el móvil no significa que no le esté engañando. Ahora bien, no hace falta que te estén engañando para que te moleste ese u otro detalle por el que puede denotar desinterés, y entonces qué es peor? que ella le reproche eso (aunque se le vaya la pinza con los celos) o que él esté con ella por estar...ahí hay más problemas de los que se ve, (o es que yo soy una retorcida, jaja, que todo puede ser).
Lo más importante en la pareja es la comunicación, si no la hay suficiente o si cuando la hay es así, vamos mal...

PD: me ha recordado todo esto a una peli que he visto hace poco: Que le pasa a los hombres, creo que se llamaba. Y por el título no creía que me iba a gustar, pero sí que me gustó. La recomiendo por aquí, ya que estoy ;)

Besos!

R. dijo...

En primer lugar, perrez, no des por sentado que este post responde a una circunstancia biográfica. Sólo es un diálogo entre dos personas, una de las cuales puedo ser yo, o no.

Respecto a lo otro, sí, las mujeres, son complejas, confusas, ambiguas, pero igual que los hombres, que también tenemos lo nuestro. en realidad creo que no es una cuestión de sexo, sino de condición.

Los humanos, tú lo sabes mejor que nadie, somos seres peculiares.

En este caso lo que se pone de relieve, o lo que quiero poner de relieve, es que una relación implica confiar en la otra persona. y también dosificarse. hablar todos los días, verse todos los días, al final pasa factura. pienso.

en perrerio esto de las relaciones cómo se lleva?

un abrazo canino!

R. dijo...

Mi querida belladona: se dice el pecado, no el pecador. Me remito a lo dicho anteriormente. se trata simplemente de un diálogo entre dos personas, que en este caso he querido usar para explicar de tapadillo lo que ya he explicado y bien remarcas: que a uno no le obligan a estar con alguien, quitando ciertos países donde esta práctica es común.

y que por tanto, o confías o...a otra cosa mariposa. por salud, más que nada.

besos, guapa!

R. dijo...

Son jodidamente complicadas, C. Y sí, lo importante es no hacerse daño, pero muchas veces el roce es inevitable.

Algo hay en este blog de relaciones penosas. Pero míralo por el lado bueno. Eso que te escribes. No dicen que el que escribe su pena espanta? cantar, escribir, lo mismo da.

Bienvenida a esta, tu casa.

Un beso, guapa.

R. dijo...

Yo siempre he dejado el móvil a la vista, princesa ono. Si me lo han mirado, nunca lo he sabido. Si lo hubieran hecho, muy posiblemente hubiera mandado a freír pimientos a esa persona. Y no por ocultar nada, sino por una cuestión de dignidad y principios.

Creo en la confianza en pareja, si no confío en alguien básicamente no puedo estar con ese alguien. así que si estás conmigo, estás conmigo. Y si no te fías de mí, me lo dices. Pero no haces de jessica fletcher. Porque entonces me siento como el mayordomo del cluedo, que siempre le caían a él todos los marrones. y casi nunca era el culpable.


besos, guapetona!

R. dijo...

Ahí estamos escritora. Sin confianza, malo. Pero sin comunicación, peor. Tan importante es una cosa como la otra. Y sí habría que ver si realmente es así, si es que no la llama apenas. O también ver qué entienden los dos por llamarse, o qué necesidad tienen de hacerlo. Porque lo mismo ella necesita escucharle todos los días, y él simplemente pensar en ella.

No sé, es complicado. Como dijo C. las relaciones son un cristo.

Me apunto la peli! tiene buena pinta, escritora!!!

un besote, guapa!

perroperrez dijo...

Siento haber molestado, princesa, solo he dicho es un ser complejo por naturaleza que dice cosas con palabras imprecisas. Es vox populi, no lo digo sólo yo.

Diferente es que además yo haya dicho que era machista.

En fin... Para experimentos que estamos.

Dicho de otro modo: no tengo el chichi pa farolillos.

R: no fui yo quién supuso que era autobiográfico, pero sí está claro que es una conversacion entre una pareja hetero, ¿o lo he soñado?
En Perrerio somos poco o nada mediterraneopasional, con todo lo bueno y todo lo malo.

Un abrazo a tres!

R. dijo...

Bueno, en realidad yo muchas veces he pensado eso mismo: que no hay dios que os entienda. aunque por otra parte, luego me he mirado en el espejo y tan poco me he entendido. así que lo comido por lo servido, las gallinas que entran por las que salen.

No creo que perro haya querido ser machista, la verdad.

en realidad, ahora que lo dices, esta podría ser una conversación entre dos personas homosexuales. un ataque de cuernos versión gay. porque los celos y las inseguridades y los roces en pareja hace mucho tiempo que se aprobaron en el congreso: están por igual en todas las parejas.

un abrazo perraco!

perrerio es como el planeta alphaville entonces.

Perro Perrez dijo...

En tu post se hablan en masculino y en femenino.

He investigado sobre Alphaville, y sí, es un estilo.

R. dijo...

Cierto, son una pareja hetero. touché.

en realidad, se parece un poco a tu historia: un agente secreto que es enviado a otro planeta. aunque tú no vas con intención de cargarte a nadie...o sí?

Guau!

C. dijo...

Gracias por la bienvenida y gracias por lo de guapa, aunque creo que si me vieras puede que no pensaras lo mismo.

Sí, en este blog hay mucho de relaciones penosas, pero contadas con tanto estilo...

Aprenderé de tí porque mi espacio tiene mucho que mejorar.
Gracias por tu comentario y por ser mi primer seguidor.

R. dijo...

Ya será menos mujer. Ahora por picarme te lo digo dos veces: guapa, guapísima.

Aquí aprendemos todos de todos, tú de mí, yo de ti, nosotros de aquél.

Bienvenida a la blogosfera!

Yo, encantado de seguirte.

besos!

Princesa Ono dijo...

R., al perro lo tengo yo calado desde hace mucho y un poco machista es aunque él no quiera reconocerlo. Pero le tengo aprecio igual! Y a tí también!

R. dijo...

Yo también te tengo aprecio, princesa ono. Al final se os coge cariño. ya me tarda esa quedada!

besos, guapa!

rombo dijo...

Los celos no tienen solución. Ninguna...

Kacho dijo...

¡¡¡ Aaaaaaaay, aquellos tiempos sin móvil...!!! Uno podía esoconderse del mundo, de los amigos, de las parejas, de los jefes... El móvil es como el microchip de identificación de los perros de compañía, como un GPS metido por el culo sin vaselina. Cuando uno estaba borracho, no mandaba SMSs de los que arrepentirse. Como mucho, podía tirar de cabina telefónica para la que no se tenía monedas; o rondar bajo una ventana...

El móvil nunca supo de intimidad. Llevamos al enemigo metido en un bolsillo y cada vez lo dotamos de cerebros artificiales más sofisticados hasta que nos domine por completo (nadie aprendió nada de Skynet).

Sobre la confianza en la pareja, cada uno encuentra su manera de que(como decía mi abuela) "los dedos se le conviertan en huéspedes". Diez mil años de cohabitación no han resuelto el problema.

Grandes frases, Erre. Un saludo.

david dijo...

Qué difícil lo hacen todo....

Seguro que le miró el móvil.

R. dijo...

Yo también lo creo, rombo. el que nace celoso/a, muere celoso/a. Aparte que la gente no cambia. Se adapta mejor o peor, pero no cambia.

un abrazo!

R. dijo...

Ya te digo kacho! yo no lo habría dicho mejor. Con las cabinas no pasaba esto. sucedía que tenías que lidiar con los suegros sí o sí, pero no estabas fichado, con un código de compra, ni, como dices, podías cagarla mandando ciertos mensajes a ciertas horas. aunque en mi casa eso se sustituía por llamadas a cobro revertido que la susosdicha nunca aceptaba. o serenatas bajo el balcón, es verdad.

Y los busca de cocacola? creo que fueron la antesala del desastre.

qué razón tu abuela, y qué razón tu última frase: seguimos con el mismo problema. Y lo que queda...


un abrazo!

R. dijo...

Yo espero que no lo hiciera, david. por su bien, por su salud mental y por la de la relación. Putos móviles. Hay que volver a las señales de humo.

un abrazo!!

Susana López dijo...

Yo dejé a mi ex por PURO CELOSO !!
No era dueña ni de ponerme mi vestido favorito. Aprendí la lección y mi futura pareja tendrá claras ciertas cosas.

R. dijo...

Yo también he tenido alguna experiencia de ese tipo. Y cosas más raras como, por ejemplo, que la tía se alarme porque no soy celoso ni la impido quedar con sus amigas ni vestir como le sale de la flor.

Con qué clase de gentuza os juntáis?

Con la cantidad de tíos majetes que hay y tenéis que acabar siempre con mascachapas, chungos o capullos integrales.

besos, su!