viernes, 6 de agosto de 2010

Café acompañado (y 2)



"¿Sabes ayer intenté suicidarme?". Amanda tiene 46 años y un hijo de 18 años, que "nunca para por casa". Está separada y se siente sola. Ahora mismo, dice, no le encuentra sentido a nada. Es lo que les contaba el otro día. Amanda es la camarera que todos los días, a media tarde, me conecta con el mundo on line. Ése en donde no hay muertes ni desgracias. Y donde uno, si quiere, puede incluso resucitar. Reiniciar sus ganas. O, llegado el caso, formatear su vida y volver a programarse.

El mundo of es ya otra cosa: "Entonces cogí un tarrina de valiums y me apreté un lingotazo", me explica Amanda desde la barra con la serenidad de quien lo ha intentado más veces y sabe de lo que habla. La primera vez, de hecho, fue a los 16 años. Entonces se cortó las venas: "Ya sabes el lema: muere joven y deja un cadáver bonito". En aquella ocasión, su madre se lo impidió. Después, con 26-mi edad-se arrojó desde el balcón, en un cuarto piso, pero "me caí dentro del cubo de la basura, un desastre". ¿Por qué te tiraste?, le pregunto. Amanda me mira y se ríe como si estuviera reconociendo una chiquillada o travesura de infancia: "Descubrí que mi novio me la estaba dando con otro". ¿Con otro? Sí, con otro, era marica. Pues vaya mierda de razón para matarse, con perdón. Bueno a cada cual le afectan las cosas de una determinada manera, me espeta ella solemne. Ya.

¿Y ayer qué pasó? Pues que volví a fallar. ¿Qué te lo impidió? Mi hijo.

42 comentarios:

Charlota dijo...

Me encanta!!!

Anónimo dijo...

No me gusta amanda es muy siniestra já

Anónimo dijo...

Sugiérele sutilmente que se pase por un psicólogo, que tres veces son muchas veces.

Shigella

perroandaluz dijo...

R, R, R... Lo primero: estaba escuchando Ivan Ferreiro cuando veo tu nuevo post y... ¡sorpresa! Quién diga que no estamos conectados mentalmente que no compre lotería que no le va a tocar.

Bonito tu escrito. No voy a hacer de anónimo petardo.
El diagnóstico de Amanda (¿todas las amandas tienen el mismo diagnóstico?) es de libro. No seré yo quién trunque ilusiones.

Un abrazo, pipiolo, ¿solo 26?

Mónica dijo...

R, dile a la camarera que opte por la prudencia, (una coca cola y dos aguas).
Aunque claro, así no se puede escuchar esa guitarra a mi gusto un tanto heavy. Ya me conoces, verdad?

Princesa Ono dijo...

La camarera no necesita un psicólogo (con perdón de los psicólogos que leen esto)... necesita un psiquiatra. Creo un poco de medicación no le iría mal. Y un ingreso hospitalario tampoco. seguro que el perroa estará de acuerdo conmigo. Por lo demás, me parece genial que sigas yendo a un sitio en el que estás agusto y te tratan bien. Y seguro que a "Amanda" le vendrá bien contárselo a alguien.
Besos con un café

Kacho dijo...

De ser Amnada, como suicida, me sentiría frustrado. En ese caso concreto, buscar otra vocación es resignarse a vivir. Dicen que los depresivos persisten en su enfermedad porque si no, tendrían que enfrentarse a la vida. Siempre me he preguntado cómo se puede temer tanto a la vida como para perderle el miedo a la muerte.

Empiezo a pensar que no tienes ni puta idea de cómo defraudar, R. Mejor para todos nosotros.

R. dijo...

Me alegra mucho que te guste, charlota.

un besazo, guapa!

R. dijo...

No es siniestra, troll, es humana.

saludos siniestros

R. dijo...

yo creo que por fin ha encontrado una razón para vivir, shige.

me da en la nariz; ojalá no haya una tercera vez.

besos, guapa!!!

R. dijo...

Lo nuestro es acojonante, perro.

alguna amanda por ahí, con un cuadro similar?

sí, sólo 26. la crisis de los 30 aún me queda lejos. algún consejo para cuando llegue el fatídico momento?

la experiencia es un grado.

un abrazo, madurito

R. dijo...

Te conozco, Monica. Es lo malo, las buenas historias -como el alcohol- suelen nublar la vista. con cocacola, lo más que hacen es acelerarte el pulso, pero no te dejan esa sensación de euforia transitoria.

qué alcohólico me ha quedado esto.

besos heavys, guapa!

R. dijo...

Yo creo, como le decía a shige, que ahora por fin tiene un motivo para no cortarse las venas o caerse al cubo de la basura, princesa ono. o al menos esa impresión me dio. aunque un psiquiatra no le vendría mal, es cierto. pero, ¿tanta química no será contraproducente? Yo soy un firme defensor de la psicología, aunque estos no puedan recetar. pero pienso que más que anular ciertos estímulos del coco, hace falta anularlos antes en el alma. no sé, hablo sin saber. no es mi tema. si hay algún psiquiatra en la sala, que se posicione. phant puede aportar el punto de vista psicológico.

me preocupa amanda, pero es cierto que la vi mejor. más animada.

un beso, guapa!

R. dijo...

Yo también me he preguntado muchas veces eso, kacho. Y sí, no hay peor enfermo-y más cómodo- que aquél que no quiere curarse, porque así todo lo que haga tendrá justificación. al contrario que los que vivimos y pasamos por caja.

Créeme, tengo un máster en fracasos y decepciones. cuestión de tiempo, que lo intuyas, sepas. leas.

aunque se agradece la confianza.

un abrazo!

perroandaluz dijo...

Acojonante, cierto, don R.
Hubo una amanda en mi vida, sí, y le diagnosticaron justo lo que parece tener esa otra amanda. Se vanagloriaba de sus periplos psiquiatricos y sus múltiples diagnósticos.
No te diré lo que pienso de tu camarera.

No necesitas consejos para afrontar una crisis que no tendras, buen vino!

La química no es tan mala como se pretende hacer creer. Shigella puede masterizarnos del tema. Hay mucho falso mito acerca del suicidio y las enfermedades mentales. Yo no soy psiquiatra, pero me críe con locos, trabajé para locos durante 4 años y mi vida sigue siendo a veces una locura.
Ahora no te atreverás a compartir unas cañas conmigo.
Siempre puedes verlo como periodismo de investigacion.

Palabra: "trolote". Pues no es trola, solo verdades adornadas.

R. dijo...

Todo lo contrario: ahora me apatece más tomarme una caña contigo!

jeje

ya me diréis, por cierto, qué día venís, para iros a buscar, si tal.

abrazos

Charlota dijo...

Ah!, por cierto, nos quedaremos en tu casa.

perroandaluz dijo...

Jajajajaja... No asustes al pobre R, que en su minipiso madrileño no creo que le quepan más metáforas.

Por cierto, Charlota, si supiera la panda de "húngaros" que amenazan con quedar en madrid, lo mismo provocabamos un éxodo de la capital.

Charlota dijo...

:O Pero si es lo que dijimos!!, que disimularíamos para hacerle creer que solo queríamos quedar para vernos y conocerle, pero que luego nos meteríamos todos en su casa!!!, que nos saldría más barato... no dijimos esooo??? ;)

jejej Que tiemble madrid!!!

perroandaluz dijo...

Es cierto, charlota, que mala memoria!!
Ahora habra k disimular, asi que shhhhhhhhhhhhhh

Princesa Ono dijo...

Phant y shigella te dirán que mejor la psicología, sin químicos. Yo, sin saber demasiado de psiquiatría, te diría que con tres intentos de suicidio serios creo que deberían ingresarla y probablemente darle medicación. Pero ojo, que la medicación va junto con la psicoterapia. Una cosa no quita a la otra. Las depresiones son muy chungas. La frase de Kacho me ha encantado y estoy totalmente de acuerdo "¿cómo se puede temer tanto a la vida como para perderle el miedo a la muerte?".
R, nos vamos a meter unos 7 u 8 en tu piso, que lo sepas!!!!! jjaaja

R. dijo...

Por mí encantado, charlota, lo único que quizás teneís que dormir en plan patera...

jeje

un besote, la verdad que me apetece conoceros-veros.

R. dijo...

Efectivamente perro: mi piso es un minipiso. si me hubiérais pillado unos meses antes, os recibía en un palacio, pero ahora...

¿húngaros? ves, este tipo de cosas son las que acrecentan mis ganas de veros.

un abrazo perruno!

R. dijo...

Dios charlota tal y como lo pintas parece la batalla final del señor de los anillos. ¿qué venís a fundir el anillo único a madrid? jeje

aquí os espero!!

joé qué alegría veros!!

muack

R. dijo...

Yo os guardo el secreto non ti preocupare, perro.

R. dijo...

oh tú también vienes princesa ono? qué bien!!!!

voy pillando la medicación o mejor, un hígado nuevo porque menuda vamos a liar entre todos.

por cierto, quiénes más vienen a ocupar la tierra media?


gran frase la de kacho, sí.

un besote, guapa!

rayajo dijo...

Yo, por ejemplo

rayajo dijo...

Excelente relato... pero es real, o ficticio?

david dijo...

Si Amanda es real más vale que le consigas un psicólogo pero con urgencia.

De todas maneras es triste que con no se tenga algo por lo que vivir.

perroandaluz dijo...

Si quisieran los doctos, iniciabamos una sesión clínica sobre diagnostico, tratamiento, pronóstico. Pero se rompería el sueño de la ficción.

Oye, R., a ver si te llevamos la luna debajo del brazo!

Princesa Ono dijo...

Yo se la llevo, Perro!!!

perroandaluz dijo...

Princesa Ono, si se la llevas tú, el pobre R se derrite aunque fuera en enero.
Es una canción preciosa de tu "amado" Quique Gonzalez.

R. dijo...

Perfecto, rayajo, así nos conocemos.

respecto a lo que me preguntas, me gusta más que la gente saque sus propias conclusiones y lo haga suyo, o no. se lo crea o no.

un abrazo!

R. dijo...

Al final se encuentran esas razones, david. ella la ha encontrado. su hijo.

pero el proceso hasta dar con ellas es jodidamente triste.

yo si no las tuviese, me las inventaría. antes vivo, que muerto.

un abrazo

R. dijo...

bueno, podemos mantener ese debate, perro, cuando vengáis aquí. con unas cañas, unas tapitas, etc.

en plan bien jeje

si puedes, ya puestos, tráeme la luna granadina que me han dicho que es tan bonita como la pintan.

un abrazo!

R. dijo...

Encantado de recibirla de ti, princesa ono.

muack, guapa!

R. dijo...

Estás en lo cierto, perro, aunque con un ligero matiz: yo ya me derrito por la princesa ono, sin que me haya dado ninguna luna. así que imagínate si me la trae! jeje

sí, conozco la canción. de hecho, tuve el honor de ser de los pocos privilegiados que la escuchó por primera vez en un concierto casi clandestino que dio quique, bajo un pseudónimo, allá por 2007. y que me costó 2 euros.

madrid tiene estas cosas.

otro abrazo!

perroandaluz dijo...

Quién no la conoce es la artista antes conocida como onomatopeya.

R. dijo...

eso parece. pues nada, habrá que ponérselo como deberes. vacaciones santillana. o los míticos cuadernos rubio. qué hijoputada eran.

más abrazos

Anónimo dijo...

Me tenéis ruborizada!! Cómo que R se derrite si le llevo la luna?? Ni que yo fuera un Sol!! Yo no soy ninguna artista... ya me gustaría. Pero gracias por los halagos que no me merezco.
Besos
PD: R, te llevo la luna y lo que haga falta...

Princesa Ono dijo...

La anónimo soy yo

R. dijo...

Ves, princesa ono: has conseguido que me derrita.

besos, de helado de chocolate derretido.

muack