jueves, 15 de julio de 2010

Hambrientos y saciados

La vida está llena de sinsentidos. El amor, sin ir más lejos. Quien lo busca, no lo encuentra. Y quien lo encuentra, se lo encuentra.

Como sucede con el hambre, medio mundo se muere de amor, mientras el otro hemisferio se infarta de este. Los hay que incluso se dejan trozos de felicidad en el plato, que la rutina tira luego a la basura. Los hay que aman, en fin, sin merecerlo. Y los hay que merecen ser amados y no tienen ni un mal beso que llevarse a la jodida boca. Cuántas noches no habré yo rebuscado en esos contenedores de materia orgánica que son los bares a ciertas horas, buscando, acaso, una vana ilusión con la que engañar al estómago.

Porque el hambre agudiza la soledad. Hambre de unos muslos cálidos. Y de un cálido despertar. Distinto hambre pero una misma necesidad.

Y ahora que por fin estoy saciado, miro a la gente y me siento, en cierta medida, culpable de mis kilos de más. Frente a mí hoy en el metro, un par de amigas famélicas. Y en el asiento de al lado, un joven también hambriento. Es una sensación extraña. Hace poco, ustedes lo han leído, mi vida era todo pellejo. Me alimentaba a base de raspas. Y hoy ceno a la carta. He pasado del Sur al Norte, en cuestión de semanas. Prosperar, lo llaman. Pero eso no me asienta el estómago. Por mucho derecho a, no puedo evitar pensar que soy un advenedizo. Acostumbrado a robar comida, hoy me la sirven en bandeja. ¿Y todo esto, por qué? ¿Qué he hecho yo para merecer estar arriba y no abajo? Y no me hablen de justicia poética, por favor. Ni de karma. O incluso de olfato. Eso de estar en el lugar preciso, en el momento adecuado. No. Nada de eso. Cuando pasó esto, yo no estaba en ningún sitio. Yo sólo abrí los ojos y el resto, como saben, es historia.

Como digo, no se me quita el complejo de culpa, además del miedo. Les juro que estoy aterrado. Les parecerá absurdo pero me asusta muchísimo ser feliz, que es, sin lugar a dudas, la peor de todas las congojas. Si no tienes nada, nada te pueden quitar. Sin embargo, por primera vez en mucho tiempo tengo algo que perder:


a ti.

28 comentarios:

perroandaluz dijo...

Plas plas plas (plas de aplauso, no seais malpensados ni malos de oído).

Ella lee esto? No lo digas si no quieres, pero te aconsejo que le hagas llegar este tipo de cosas.

Por cierto, tus éxitos son nuestros éxitos. Te hacemos la ola desde este rincón de la grada los que cenamos miseria y, como Sabina, buscamos un encuentro que nos ilumine el día, siendo esa absurda epidemia que pueblan las aceras, mirando el paisaje de antenas y de cables.
Ya sabes donde estamos, número 7...

(H)ada dijo...

Como dice el maestro fito en una de sus canciones "puede ser que la respuesta sea no preguntarse por qué" Como en practicamente todos los aspectos (creo yo) el mundo no está compensado. Así que como bien dices, somos un ciclo de hambrientos y glotones y a todos nos toca sentir de vez en cuando hambre de amor, algunos incluso llegan al borde de la muerte por inanición, otros sin embargo es tan obesos de felicidad y paradojicamente llegan a cansarse de comer y desean volver a sentir hambre. Mi consejo: Aprovecha el alimento que ahora te ofrece la vida y no tengas miedo de atragantarte, disfrútalo sin sentirte mal por los demás, tu también te mereces un atracón no ¿? y guarda alguna que otra reserva por si llegan las vacas flacas. Te mando un beso de agua (o vino) para que te baje mejor tanta comida ;)

Belladona84 dijo...

Aprovecha ahora que estas saciado, llenate la panza y los bolsillos con toda la comida que puedas por si un dia (ojala q no se asi) vuelves de nuevo al Sur y gracias x acordarte de los que estamos al sur...y casi en coma :) xo alegres x ti

Sara Royo dijo...

Quién dijo miedo? A tope, a tope disfruta esa saciedad, porq de un momento a otro se puede perder todo, incluso la vida. Vive sin miedo en esa luz bendita, q ya te ha tocado.
Un abrazo.

Mónica dijo...

Qué bien te expresas R!
Tus palabras son totales
Me encanta la última frase.

Proyecto de Escritora dijo...

Que bonito, no? :) esto bien podría ser un fragmento de un relato, para que luego digas que es inclasificable. Yo creo que solo se clasifica por tamaños y la forma en que escribas es lo de menos. Aunque lo bueno es tener un estilo propio, y tú lo tienes.
Me encanta como comparas los temas. ;), como cargas el texto de frases chulas y como le das el toque final como si nada, pero cargado con un punto genial que le pone la guinda al pastel.

Vaya, que me ha encantado!
:)

Besos.

Sr.zepa dijo...

cito:
"Amo tanto, tanto, la vida que de ti me enamoré
y de tanto, tanto, amarte, puede que no lo haga bien"

-Ismael dixit-

Es decir, que ya que has encontrado a alguien que sacie tu hambre come tranquilo, y dando tu también de comer a quien te surte de tan deliciosa comida, para que no se valla todo por donde ha venido.

Suerte R.!!

PD: A ver si conseguimos hablar de una vez por teléfono y así, cuando quedemos me cuentas todo con más detalles!!!

Anónimo dijo...

Este post está mejor que el anterior. Pero me reitero tus mejores post los has escrito cuando te has querido cortar las venas.

Para proyecto de escritora:

No tengo blog pero sé que R. es un firme defensor de la libertad de expresión así que si quiero puedo venir y desahogarme aquí y decir lo que me de la gana. Mi anterior comentario no pretendía ser molesto sólo que el post que puso me pareció una mierda y se lo dije pero ya veo que saliste en su defensa. Aquí todos parece que le veneráis escriba lo que escriba. Sobre todo las mujeres que no sé que demonios le veis.

Seguiré pasándome soy el contrapunto já!

R. dijo...

No sé si lo lee. Al menos no me ha comentado nada. Yo por mi parte no le he dicho que teng un blog, perro. Supongo que se acabará enterado algún día jeje

Muchas gracias, ya sé hacia qué grada celebrar los goles.

Aunque ahora tenga otras vistas, no me he mudado de barrio. Sigo estando en el número 13 de la calle melancolía. Tan sólo unos números más arriba...

un abrazo socio!

R. dijo...

Muchas gracias ada-sol. Sí, de momento me estoy poniendo morao, sin privarme de nada. Pero lo malo es que no estoy guardando nada en tuppers, es que mi frigo no funciona muy bien y podría derretírseme...

Gran fito!!!!

te mando un beso de helado, para que digieras mejor los exámenes guapa!!!

muack!

R. dijo...

Uno nunca olvida de donde viene, belladona.

vale, me meteré un trozo de pechuga en cada bolsillo y las papatas fritas en los gayumbos, aunque puede ser peor el remedio que la enfermedad xD

Besos guapetona!

Carolina Pérez dijo...

Sí, sí, Elena, es que Erre nos desarma con una frase y luego se queda tan chulo :)
No te preocupes por la comilona, que es bueno tener vitaminas, hierro y de todo :) ¡Disfruta!

R. dijo...

Muchas gracias, sara!

Bendita luz, sí!

R. dijo...

Muchas gracias mónica. Tú sí que eres total.

besos, "a ti".

muack

R. dijo...

Lo cierto es que eso de algo hay, escritora. este post sale de un cacho de la "novela" que dejé a medias hace meses. Así que como siempre me has leído la mente, melliza.

Muchas gracias, elena. Aunque la guinda se la ponéis vosotros con vuestros comentarios.

Así da gusto!


un besazo guapo!

R. dijo...

Eso que has dicho, zepa, podría interpretarse sexualmente. Dar de comer, hum...

pero a estas horas, sólo me sale ver el lado neutro de las cosas ejeje

sí, a ver si hablamos y nos ponemos al día. qué hace ya tiempo que no cerveceamos.

un abrazo!

R. dijo...

Lo que tú quieras anónimo, pero, por dios, cuando escribas pon alguna coma, que más que el contrapunto eres la contragramática.

Y a escritora me la dejas en paz.


A mí lo que quieras, a la gente que comenta ni media.

R. dijo...

Jo...pero si no lo hago aposta, carol..

sí, ahora no me falta de nada, estoy como josé coronado con su bifidus

jeje

un besote de buen tránsito, guapa!

Onomatopeya dijo...

R. normalmente no me gusta dar consejos ni decir a la gente lo que tiene que hacer, pero voy a darte uno que me hubiera servido a mí en su día, pero que ya no me sirve. Si tú me lo permites, claro. No guardes nada en los bolsillos para mañana. Disfruta de todo lo que tienes ahora mismo, en cada momento. La comida que guardes para el futuro puede pudrirse y luego te lamentarás no habértela comida en su día, cuando estaba fresca y recién hecha. Da todo de tí ahora. No busques la felicidad, sólo vive lo mejor que puedas junto a ella y la felicidad vendrá sola. No tengas miedo de sentir ni de ser feliz ni de nada porque puede llegar el día en el que te arrepientas de no haber dado todo lo que tenías sólo por miedo a no pasarlo mal.
Besos grandes, R

Proyecto de Escritora dijo...

Ya te esperaba yo a ti, señor anónimo. Si te molestases en leer con atención mi comentario (y ya de paso las entradas de Erre, que yo creo que para sacar en conclusión las valoraciones que haces, mucha antención no le pones), como te decía, verás que no te he dicho que no puedas venir a dar tu opinión, (que no me parece muy válida cuando dices que algo es una "mierda" sin dar razones), lo único que dije fue que me gustaría ver como escribes tú, porque para criticar el trabajo de otra persona de esa forma, será porque tú puedes hacerlo mucho mejor, no? (pues va a ser que no, porque hasta en un pequeño comentario tienes faltas!) me hace gracia que digas que no pretendías ofender, pues tu opinión me parece una mierda (pero sin ofender, ehhh, es que Erre a mi también me deja expresarme).

Además, tú que sabrás lo que yo hablo con Erre y si le digo lo que me gusta o no, es que, madre mía: la ignorancia es la madre del atrevimiento!

Así Erre no te va a hacer caso, que es lo que parece que buscas...

E insisto, el estudio pormenorizado de las opiniones según nuestro sexo me parece absurdo, pero allá cada uno con sus aficiones...

Saludos.

Proyecto de Escritora dijo...

Y bueno, tenía que haber escrito este comentario antes, que el autor de este blog se lo merece más, pero es que no había visto hasta ahora que tenía un mensajito para mi...

En fin, que yo seguía por ahí para continuar esa novela, por lo que he leído de ella me gusta, y algún día me gustaría poder leerla entera. Y desde luego y que te quede claro: si te digo esto es porque lo pienso y no se lo digo a cualquiera. Por si hay dudas...

Quizás cuando estamos mal de ánimo nos inspiramos para algún tipo de textos pero yo pienso que cualquier situación nos puede inspirar y a ti realmente te sienta bien estar feliz y yo me alegro por ti. (No te lo dije antes porque pensé que era un texto de antes y que solo lo colgabas por mostrároslo, pero no porque fuera autobiográfico, es que con eso me hago un lío en tu blog, jaja, pero mira, eso también es algo bueno, porque eso es lo que tiene que ser la literatura, que parezca real.

Cahpeau por ti.

Besos.

Onomatopeya dijo...

Chicos, creo que lo mejor es ignorar a los anónimos. Lo que buscan es notoriedad con lo cual ignorarlos es lo que más les jode. Pero ole por tu comentario, Proyecto de Escritora!

R. dijo...

Muchas gracias, princesa ono. Seguiré tu consejo. Y no me dejaré nada en el plato ni por supuesto en la nevera.

besos saciados!

R. dijo...

Qué decirte elena. te nombro oficialmente mi guardaespaldas. has puesto en su sitio al troll o trolla, lo que sea.

Eso pa que vuelva jeje

y respecto a lo segundo, estoy estos días dándole vueltas a cómo continuar la novela. cada vez me encuentro con más ganas y más motivado. así es posible que la retome.

en parte, gracias a ánimos como los tuyos!

pero lo que la gente tiene que saber también-si no lo sabe ya-es que tú ya eres novelista. así de proyecto nada. escritora con todas las letras!!!


y sí, la tristeza inspira que da gusto, pero la felicidad es cuestión de saber domarla y sacarle partido.

te mando un beso fuerte

R. dijo...

El troll ha salido breado de aquí. él verá, princesa ono. pero si se mete con alguno de los que comentáis es mi obligación pararle los pies.

ya es lo que faltaba, que además de insultarme a mí, le falte al respeto a alguno de vosotros.

ni en broma.


otro beso, guapa!

Phant79 dijo...

La princesa Ono se me ha adelantado y me ha quitado las palabras de la boca. Si algo he aprendido con el tiempo es que el amor no se guarda, no se conserva, no se pospone, no se atrapa... el amor se vive, se mueve, se quema, se apuesta, se comparte, se grita, se llora... Es el único elemento que se multiplica cuanto más se divide.

R. dijo...

"Es el único elemento que se multiplica cuanto más se divide".

Ahora soy yo el que aplaude.

qué gran verdad, phant. Y qué bien explicada. seguiré tu consejo y quemaré todas las naves.

un abrazo!

Mónica dijo...

Phant, cuánto sabes! Con él se renace. Es el único elemento que se multiplica...