domingo, 27 de junio de 2010

Gracias por recordármelo


- Ayer conocí a la mujer de mi vida.
- ¿Ah, sí?
- Sí, estaba en un bar tomando algo y apareció de repente empapada por la puerta. Pidió un teléfono y mientras la veía hablar, supe que estábamos predestinados.
- ¿Y eso por qué?
- Esas cosas se saben. No hay que explicarlas. Además, que luego quise invitarla a un café y aceptó. Ella también lo sabía.
- Muy convencido estás tú.
- Después, cuando ya se iba, me ofrecí a acompañarla y resguardarla de la lluvia con mi paraguas.
- ¿Y aceptó siendo como eras un perfecto desconocido?
- Al principio no, pero tras ver el chaparrón que seguía cayendo, accedió. Qué remedio, me dijo.
- ¿Y qué pasó entonces?
- Al salir vimos anunciada Casablanca en un cine. Y como a los dos nos gustaba el cine clásico, decidimos entrar a verla.
- ¿Pero ella a dónde iba?
- A su casa. Se había dejado las llaves y llamó a su marido.
- Joder, que estaba casada.
- Bueno, no del todo. Se está separando. E intentando vender el piso, que tienen en común. Pero con esto de la crisis se han interesado muy pocos.
- Comprendo. Sigue, por favor.
- Bueno te decía que entramos a ver Casablanca.
- Sí.
- La vimos con palomitas, ya sabes que no entiendo el cine sin ellas.
- Lo sé.
- Y bueno, justo al final de la peli, cuando Rick le dice a Ilsa que siempre tendrán París, nuestras manos se rozaron al intentar hacernos con las pocas palomitas que quedaban. Y una cosa llevó a la otra y...
- ¿Y?
- Nos besamos. Con el maíz de las palomitas todavía en la boca.
- Qué asco, ¿no?
- En absoluto. Fue un beso de película.
- ¿Y después de eso, qué?
- Después de eso fuimos a mi casa.
- Para. Te besas con una tía casada, porque aún está casada, y os vais a tu casa así, ¿sin más?
- Eso es. Ya te dije que era la mujer de mi vida. Había que recuperar el tiempo perdido.
- Llámalo como quieras. A mí me sigue pareciendo precipitado. Y hasta peligroso. Imagina que su marido se entera.
- Se enteró.
- ¡No!
- Sí. Le llamó desde mi casa.
- Vaya con la mujer de las llamadas, ¿acaso no tiene móvil?
- Lo perdió esa misma tarde, justo antes de entrar en el bar.
- Como las llaves.
- No, las llaves no las perdió. Las llaves se las dejó en su casa.
- ¿Y el marido que hizo cuando se enteró, rastreó la llamada y tiró la puerta abajo?
- Le dio las buenas noches. Ya no están juntos, aunque vivan bajo el mismo techo. Lo que haga o deje de hacer con su vida, es sólo asunto de ella.
- ¿Y por qué se separaron?
- Eso mismo le pregunté yo, al acabar de hacer el amor.
- Anda que menudo tema de conversación. Te la tiras y le preguntas por el marido.
- No me la tiré. Hice el amor con ella, que es distinto. Y si le pregunté por el marido fue por curiosidad.
- Ya, ¿y ella qué te dijo?
- Que él era más de pelis de acción.
- Y será verdad.
- Sí, ella entiende el amor como un clásico y su marido como una forma de pasar el rato.
- Vaya.
- Como ves eres la mujer de mi vida.
- Y tú el hombre de la mía, gracias por recordármelo.





Fotograma de la película Cantando bajo la lluvia

40 comentarios:

Onomatopeya dijo...

JOder te has requetesuperado a tí mismo. Qué cosa más bonita. ojalá alguien me dijera algo tan bonito...

perroandaluz dijo...

Me has pillado tan madrugario y tan con la neurona volviendo de una maratón que he necesitado asistencia onomatopeyil para entenderlo. Que cabronzao, como escribes, tronco, ojalá un tormentazo me diera media línea de este post.

Supongo que mi romanticismo se lo llevó una ríada hace tiempo. A ver si este verano lo encuentro en el mar, entre las barcas y las botellas de cocacola flotadoras.
Aunque me sería más cómodo que saliera por el grifo. Yo siempre tan comodón.

Palabra: "nonsible". ¿No sensible? Donde cojones está la camara?

Anónimo dijo...

Puto cabrón y se queda así tan ancho después de escribir el post de su jodida vida. Por cierto, para cuando la novela? y no te hagas el remolón que se que llevas unas cuantas hojas escritas. Te vas a forrar y ahí estaré yo para sacarte amistosamente la pasta en forma de cañas y mariscadas jeje

K.

Carolina Pérez dijo...

Perro Erre, por lo que más quieras, olvídate de los poemas (los dejas para más adelante) y sigue escribiendo cosas como estas, que me he quedado hasta un ratino paralizada mirando a la pantalla del ordenador...

Proyecto de Escritora dijo...

Que chulo :) me ha gustado lo de la comparación con las películas, yo suelo hacerlo, tanto escribiendo como en la vida. Como que me muevo por señales.

Ahh, y como dice Carol, y bueno ya te lo dije yo también antes, sigue dándole caña a este tipo de escritos porque se te dan bastante bien. Tampoco es que dejes la poesía de lado, se perfecciona escribiendo, pero si mandas algo a alguna editorial yo creo que ahora mismo tendrías más posibilidades con cosas de estas. :)

Besos.

pituenti dijo...

Brillante brillante. ¿Luces de neón?

Shigella dijo...

Aaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyy!!!!!!!!!!!

(yo también me muero por leer tu novela)

(H)ada dijo...

Erre, es simplemente precioso!! Que beso tan bonito, mezclando la dulzura de unos labios que se buscan y el sabor salado da las palomitas aún quemando en la boca. Me ha encantao. Enhorabuena.

Un beso de sabores mezclados para ti

rombo dijo...

Bonita historia real...

Mónica dijo...

Yo veo una sensualidad abrumadora, propia de un perfecto chico amable y cordial.
Eso de "no me la tiré" está muy bien.

R. dijo...

Vaya muchas gracias, princesa ono. Descuida, que verás como alguien te lo dice más pronto que tarde.

si no es que el mundo está ciego.

un besote, guapa!

R. dijo...

Bueno, perro pero es cuestión de que vuelva a desbordarse tu vida-en el buen sentido-y la ríada te traiga de nuevo tu romanticismo.

el mar siempre ayuda. y las botellas flotadoras, más todavía.

yo por ejemplo hasta sep no huelo el mar...y para entonces seguro que llueve. disfruta tú por mí!

tú eres un tipo sensible, fuera y con las cámaras enchufándote!

un abrazo!

R. dijo...

Te colegas para esto.

Punto uno. No existe tal novela. Existen muchos post it y alguna página adelantada, pero nada más.

Punto dos. Dudo que me forre, K, y en casa de que así fuera, antes que invitarte a una mariscada, pago la hipoteca y con lo que me sobre, pues ya sí te invito a algo: una latica de berberechos y un vermut

Y punto tres. qué cabronazo eres! jeje


un abrazo

R. dijo...

Pues a mí me ha subido la miopía por menos, carol jeje

despégate de la pantalla que al final te cascan unas gafas como las mías.


muchas gracias, guapa. Seguiré escribiendo cosas como esta. Este post por ejemplo es de hace un año, pero hasta ahora no me había decidido a sacarlo a la luz.


un beso, guapa!!

R. dijo...

Muchas gracias escritora. Pero como ya te dije, no sabría en qué género meterlo. Bloguístico a lo mejor.

Lo publico aquí, que mola más ser tu propia editorial. Al menos sé que el 90% de lo que escriba será publicado jeje

un beso y a seguir dándole a la tecla!

muack!

R. dijo...

Algo de eso hay, pituenti. Como reza el anuncio: detrás de todo hombre hay siempre una gran mujer.

la mujer de mi vida.


un beso guapetona!

R. dijo...

La que me ha liado K.

Bueno, veré que puedo hacer con los post it. Y te prometo, shigella, que si algún día la termino de escribir, te mandaré un ejemplar. Y a ti sí, te invito a una mariscada, y no al gumia de K., que además de todo es un rata.

un beso!

R. dijo...

Los besos de película suelen ser grandes besos. los mejores. con semillas en las muelas.

y el resto, como tú los has descrito, ada.

me quito-nuevamente-el sombrero.

un beso de peli a escoger!

muack!

R. dijo...

Rombo tú eras monje, o sabueso?

contigo se ha escrito un crimen no duraría ni tres capítulos. no daría tiempo a cometerlos jeje

qué crack!


un abrazo, detective!

R. dijo...

No sé si tanto, mónica. Depende del día se es más amable o más cordial.

Sí, está muy bien no tirarse a las personas. Aunque es un opción igualmente válida. Pero me gusta más "dejarme caer".

un beso, francesa!

Mónica dijo...

Dejárte caer?
Yo me referia al escrito de hacer el amor en vez de tirar...

R. dijo...

Y yo también, monica. dejarse caer siempre es más suave que tirarse sobre alguien.

besos

Anónimo dijo...

Te pego aquí el comentario de antes que me he equivocado de post: Ni puto caso. Yo he leído lo que tiene escrito y es la ostia. Así que ya estás acabándola e invitándonos a todos a una mariscada, que para rata tú!

K.

R. dijo...

Deja de fumar opio que luego haces y dices cosas raras, K.

jejeje

perroandaluz dijo...

Parafraseando al general Galindo: "con un par de post como ese conquistaríamos Sudamérica... Los corazones, quiero decir".

Oye, llévate este post a Clamores y se lo dejas caer a Gastelo. Lo mismo te mete un billete en el tanga.
Y luego dicen que soy machista... Y arromántico. Con lo que me gusta el sifilitico sevillano que no sabía que daría por un beso.

R. dijo...

A gastelo lo que quiero es hacerle una entrevistilla. a ver si se deja. y me mete cosas en el tanga, ya puestos jeje

yo es que no soy mucho de bécquer, pero le reconozco un romanticismo innato, sí.

el sifilítico sevillano jajaja

que romántico!

un abrazo, perro

Sara López Moreno dijo...

Me ha encantado. He tenido que leerlo dos veces para entenderlo, porque mis neuronas, con esto de la crisis, trabajan también un 5% menos, y se nota...
Dominas muy bien las palabras.

Saludos,
Sara.

R. dijo...

Muchas gracias Sara.

jeje mis neuronas hay días que se van a por un café y ya no vuelven jeje

un besote, guapa

eLena dijo...

Sonreír, sólo eso, me hiciste sonreir.

Un beso

Perro Perrez dijo...

¿Tu eres terrícola? O procedes de Orfeo?
Hace mucho tiempo que en Perrerio no tenemos arte, ¿te vendrías un tiempo para regalarnos cosas como esta?

Hablaré con mis jefes. Puedo, eso que decís por aquí con frecuencia, intentar enchufarte.

Un ladrido marciano!

rayajo dijo...

a mí tb me ha hecho sonreir...

Yo compraría esa novela...

david dijo...

No se si tendrás novela o no pero a mí me gusta lo que escribes y ya si te pagas una mariscada hasta te compro el libro, jaja. Abrazos.

R. dijo...

Pues me alegra que al menos te haya arrancado una sonrisa. qué menos, elena.


un besote, guapa!

R. dijo...

Soy terrícola, aunque no me vendría nada mal cambiar de aires, perro pérez. Qué tal vais de cerveza en perrerio y fiestas de guardar?

jeje

te mando un maullido, que sé que en tu planeta no hacéis distinciones entre perros y gatos!

R. dijo...

Bueno es saberlo rayajo jeje

muchas gracias!

te mando un abrazo, que son gratis!

R. dijo...

Muchas gracias, david. pero la mariscada la va a pagar K.. eso sí, estás invitado, y el resto igual

jeje


un abrazo!!

María dijo...

He pasado un rato muy divertido.

perroandaluz dijo...

Insito, traes loco al google reader, pero al menos me permite leer tus post guadiana.
¿Que tal por clamores? Hubo billetazo en tanga?? O al menos entrevista??
Tomate algo a mi salud, como si te invitara yo, que algún día ser hará realidad.

R. dijo...

Me alegra que te lo hayas pasado bien, maría.

sé bienvenida.
un beso!

R. dijo...

Qué va perro, nada de eso. ya te contaré.

un abrazo!


cañas recibidas!