lunes, 31 de mayo de 2010

180 x 90 de nostalgia



Lo peor de las camas es que no dependen del fabricante, sino de la persona que está (o no) a tu lado. Así, estas pueden encogerse o prolongarse hasta la tristeza, según el estado de ánimo que uno tenga. Y no el tamaño-180 x 90 la individual, 190 x 160 la de matrimonio-, que por no ser no es ni meramente indicativo. No existe, de hecho, ninguna medida estándar que cuantifique el paso del tiempo. Y esto es realmente lo incómodo del asunto. Del amor, si me permiten. Que dormir no implica necesariamente soñar. Ni amar, ser correspondido.

Desde el cabecero de la cama hasta los pies, tus pies fríos, todo es volátil. Cambiante. Inestable.

Ni si quiera ahí estamos a salvo.

20 comentarios:

Onomatopeya dijo...

Vaya post críptico... No me he enterado de nada. Supongo que esa es la idea. Sólo puedo decir que yo prefiero 190x90 sola (soy alta) y 190x135 acompañada. Me va a sobrar cama cuando me mude...

(H)ada dijo...

Que lugar tan increíble la cama,nos ve nacer, nos ve dormir, nos ve soñar, nos ve desvelarnos, nos ve amar, nos ve llorar y termina muchas veces por vernos morir. Al contrario que tú pienso que en ella siempre estamos a salvo. Me encanta todo lo que escribes, te dejo un regalo, no sé si la conoces pero espero que te guste
http://www.youtube.com/watch?v=QkyYXhvSAVc

(H)ada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
(H)ada dijo...

Que pena, no se ve, bueno escúchala si tienes tiempo la canción se llama "Cama" y es de Paco Bello.

rombo dijo...

Vaya R.. ha sido escuchar esta canción y sentir la necesidad urgente de coger una guitarra...
Tienes un gusto tremendo para elegir las canciones... y para escribir.

Mónica dijo...

La medida de la cama no es lo importante. Piensa en un camping, con los sacos de dormir, o en un minúsculo cuartillo de un bungalow, si se está con la compañía adecuada!
La canción, qué decir de la canción...

R. dijo...

Pues la verdad, princesa ono, que no tenía la intención de hacer un post confuso y críptico. quizás no se ha entendido lo que quería decir, puede ser.

yo soy más bien bajito, pero también prefiero las camas grandes, para dormir repanchingado.

esa cama, como cualquier piso nuevo, hay que llenarla...


besos, guapa!

R. dijo...

Sí, la cama es un lugar increíble, pero yo no me siento a salvo en ella. o sí, pero momentáneamente.

muchas gracias, ada. sí, conoccía la canción. me encanta paco bello.

buen gusto el tuyo!


un besote, guapetona!

R. dijo...

Pues ya sabes, Rombo, ahora sólo te falta colgar algo tuyo en el blog. que un ex monje retirado y melómano seguro que tiene mucho que aportarnos!

muchas gracias, pero el gusto es mutuo.

abrazos!

R. dijo...

sí, mónica, es verdad. todo varía según la persona que esté a tu lado. más grande, más pequeña.


la canción es increíble. marwan es un genio!

besotes, afrancesada!

Shigella dijo...

Me encanta cuando llega el final del día y me tumbo en la cama y, en invierno, me acurruco con el nórdico. Para mí, uno de los mejores placeres de la vida.

Si quieres dormir repanchingado prueba una cama de 2x2 ¡puedes hacer croquetas!

Me ha parecido precioso el post. Sencillo, directo y muy emotivo.(parezco del jurado de OT, jaja) En general el tamaño de todas las cosas dependen mucho del momento y el lugar desde donde las miremos/sintamos.

R. dijo...

La cama es un lugar fascinante, shigella. puedes hacer muchas cosas, pero todas ellas se pueden volver contra ti. por ejemplo: puedes comer galletas pero corres el riesgo de que se te claven en la espalda por la noche.


tengo que pobrar esa cama. me encanta hacer la croqueta jeje


muchas gracias por tus palabras, entonces, sigo en la academia? jeje


sí, todo depende del corazón con que se lata.

un besote!

perroandaluz dijo...

Me ha recordado a un poema de de cuyo autor no recuerdo, tal vez salinas, tal vez blas de otero, q mas da, el maldito alemán que no me deja tranquilo (alzheimer).
Lo de las galletas asesinas apuñalandote la espalda por fascículos ha tenido su gracia.
Cierto es que hay escenarios donde vivimos una vida entera, y su recuerdo, nuestra presencia en ellos lo aviva, nos hacen sentir como la salsa china: agridulces.

R. algún día tendrás que escribir algo para que empiece a bajarte del pedestal. Por cierto, hay migajas de galleta tras él!!

R. dijo...

Cómo era el poema, perro?

yo no lo habría explicado mejor. así es, como una salsa china.

bueno, eso tiene fácil arreglo. al final termino cagándola siempre así que es cuestión de sentarse a esperar...


un abrazo!

Anónimo dijo...

PUTO GENIO. TÚ VAS A HACER COSAS GRANDES, HIJO PUTA.

Laura dijo...

Puedes estar durmiendo en una cama individual y sentirla igual de vacía que una cama bestial... pero eso sí, no mezcles el gran placer de la vida que es dormir con el amor. El amor es algo que no pega con nada, a veces chachi y otras veces no tan chachi, pero va siempre solo.
Además ¿Y lo bien que se duerme solo? No te tienes que preocupar de las patadas, de los ronquidos, de la calor corporal en verano.
Aiiii Rooo, ahora no nos negarás que estás hecho un romántico!
Jajaja

Besitos!!

Mónica dijo...

Los estándares de calidad determinan el nivel mínimo y máximo para un indicador

R. dijo...

Lo dudo mucho, anónimo. Pero se agradece el gesto, hijo puta.

R. dijo...

"El amor es algo que no pega con nada".


Qué hija de la gran chingada, wey!!!!


pedazo frase te has marcado, lauris!

me la apunto.


Sí, dormir solo es un placer, pero despertarse acompañado es orgásmico.


un besote, guapa!

R. dijo...

Habrá que patentar un indicador para medir la calidad o no del amor que se tenga, mónica.


te lo dejo a ti, que te veo más puesta en la materia.


besos franceses!