miércoles, 28 de abril de 2010

Yonquis de diseño


El otro día zapeando di de bruces con un programa que hizo que se me cayera la magdalena en la leche y se me reblandeciera por completo. Les cuento. Resulta que la cadena Cuatro ha decidido rizar el rizo de la telerrealidad, y se ha sacado de la chistera un gran hermano de yonquis. No de putas y chulos de estas, que era a lo que estábamos acostumbrados. No. Esta vez la cosa va de adictos; así se llama, de hecho, el adefesio televisivo: "Soy adicto". Simple y contundente. Y hasta pegadizo el título, oye. De esos que se recuerdan fácilmente, como la extinta, pena penita pena, canción de verano. Soy adicto, de sangre caliente en tu piel, lalalá.

El problema, llámenme moralista, es que lo de la papela y las cámaras infrarrojas sobra. No está bien, vaya, frivolizar con un problema que afecta a tantas familias, y, sobre todo, que causa tanta ruina. Basta con estudiar por encima la discografía de Los Chichos, Los Chunguitos, o Los Calis para saber de qué va la vaina. Que la droga mata, lo sabe hasta el último que se chuta, que no necesita, por otro lado, que lo encierren y lo ayuden a dexintosicarse, previo share. Porque imagino que si el programa no rula, lo que rulará será otra cosa; ya sin cámaras y en la puta calle. O en el puto descampado, siendo correctos.

Qué quieren qué les diga. A mí este tufillo solidario para con los yonquis me huele a 'chino'. No me creo ni fumado este buen rollismo; este afán altruista de la cadena de querer rehabilitarles por la jeta. O por la vena. Esto es televisión. Aquí cada minuto cuesta un huevo. Y más con la TDT, donde uno puede zapear, como es el caso, y pasar de drogadictos con el mono a alargadores de penes, en cuestión de canales. Vamos, que hay que enganchar, nunca mejor dicho, al espectador. Y que no se vaya de la vera, verita, vera.

En eso pensaba cuando me topé con el programa. En eso, y en el casting. Porque imagínense el proceso de selección de los susodichos. Por lo poco que vi, se trataba de yonquis guapos. Nada de costras ni babilla colgando. No. Estos eran yonquis de diseño. Yonquis Philippe Starck. Es decir, drogatas que daban bien en tele. Para lo cual, imagino, debieron desechar a otros tantos, que, precisamente por ser adictos, salían borrosos o más feos. Y esto me toca los cojones. Porque si la idea es hacer un gran hermano de toxicómanos, lo suyo es irse a Pitis, o la Rosilla, y hacer las cosas como dios manda. Y no esta versión pijiyonqui del formato orwelliano, que para más inri, leo en la web, sólo va a durar cuatro semanas.

Esto me reafirma en mis pensamientos: el fin de toda esta mezcla mal cortada no es curar a los enfermos, como cabría pensar, sino sanear puntualmente las cuentas, o el bolsillo de algún pez gordo, a costa de un formato, se supone, transgresor. Porque a mí que no me cuenten historias de princesas cocainómanas. Si hasta ofrecen la posibilidad de votar en su página web, ¿qué invento es este?

En fin. Que tras los ninis de los huevos-a los que sin duda exterminaría-llegan estos de Cuatro y se la devuelven, creen, a los de La Sexta con un formato diferente, cuasipolémico. Aunque puestos a ser progretas y desenfadados, yo habría sugerido el colmo de los realities. Algo nuevo e inimaginable: un gran hermano de familiares de víctimas de ETA y familiares de presos etarras. Con dos cojones y una antena. Eso sí que sería telerrealidad, no me digan que no.


Y de regalo, por haber sido tan buenos y no haberse metido nada durante la lectura de este post, esta canción der Queco:






Imagen de elbuenaviador.blogspot.com

10 comentarios:

Sr.zepa dijo...

No me merezco el regalo....
No podía soportar tan increíble absurdez y tuve que meterme un lingotazo de pacharán para ver si así veía las cosas más claras. (lo cierto es que, ni con alcohol, puedo entender como hacen estas cosas)

¿Cómo se puede hacer un reality de jonquis? ¿Porqué tenemos esta mierda de televisión? Ya puestos... ¿Cuanto nos falta para que hagan un Death Race o alguna de esas?

En fin... ¡menos mal que existe Internet y podemos dedicarnos a ver las series que nos apetezcan o entrar en los blogs que nos molan! :P

Saludos R.

Onomatopeya dijo...

Qué fuerte! De esto no me había enterado yo... Y mira que veo cuatro bastante y estoy acostumbrada a las idas de olla de la cadena. En fin, para qué hacer más comentarios si ya lo has dicho tú todo. Si de verdad el objetivo fuera ayudar a esta gente. Pero lo que importa es el share. Y si no hay audiencia a la calle en tres días. Estoy con sr zepa en que afortunadamente tenemos internet con sus series y sus blogs.
¡Qué bien te explicas, "consonante sonora"! Besos

perroandaluz dijo...

Genial post! Yo lo sabía pero no me lo quería "de creer".
El regalo es para que, por un lado u otro salgamos intoxicados de este post, pq la canción del padre de Melody es garrafón chichero de los de alambique de trastienda.
No tendrá audiencia.

david dijo...

Y el castin cómo sería????
Se necesitan yonquis para programa de televisión, presentarse sólo los que tengan todos los dientes y a los que se les entienda al hablar todavía....
Ya es que te cagas con el share.

R. dijo...

Pues deben de andar palmando mucha pasta, porque si no no lo entiendo, zepa, cómo pueden adaptar ese programa, que es holandés, a españa.

eso, y el supuesto morbo que pueda generar. aunque a mí más que morbo me da urticaria.

sí, menos mal que tenemos internet, y series y blogs, y friquerío vario!

un saludo!!

R. dijo...

Yo también veo mucho cuatro, pero esto se me había pasado, ono, hasta el otro día que hice zaping y zas

tela, telita, tela.

Sí, menos mal que nos tenemos los unos a los otros que si no...

muchas gracias, princesa!!

te mando un besote de esos que enganchan!!

R. dijo...

Yo al principio tampoco me lo creía, perro.

Sí, el regalo es muy chungo peor iba al hilo jeje

"garrafón chichero de los de alambique de trastienda".

Toma ya!!! eso es vocabulario y lo demás tontería!!

un abrazo fuerte!

R. dijo...

ya ves, david!!!


jeje pues algo así sería el casting. Pero ellos se quedaron con los guapos, parece.

te cagas, macho.


un abrazo!!!

~itziar~ dijo...

Dios... lo peor de todo es que tendrá audiencia, como toda la porquería que se emite en este país...

Asi van las cosas...

-¿y tu que quieres ser de mayor tio?
-¿yo? yonki...para salir en la tele y a ver si así conozco a la Belén Esteban...
-pues yo solo quiero ir al gran hermano y montarmelo delante de toda españa.
-ya tio, pero es que... eso ya es tan convencional...

R. dijo...

Sí. Seguro que la tiene, itziar, pero lo peor no es eso, ya que cada es muy libre de ver lo que se le ponga en la punta del mando. lo peor, y más bochornoso, es que te dirán que es cool, underground, novedoso o lo que es peor, social.

un programa social, dirán.

en fin,

como dices, qué porquería de programación.

besos guapa

me gusta tu cambio de look.