domingo, 25 de abril de 2010

Una pregunta retórica


Estoy hasta los huevos de este país de mierda también llamado España, donde los políticos corruptos pagan sus fianzas con el dinero robado, malversado, untado, o hecho fajos por obra y gracia de la santa y estúpida ciudadanía que los vota, unos, y los aguanta, otros. Porque en Hespaña, con h de hijos de la gran puta, siempre ganan los mismos sinvergüenzas y canallas. Los Gurtel, con ge de gentuza, y Los Filesa, con efe de fariseos. Es igual. Quien más, quien menos, ministro o ministrable, tiene un chalecito a nombre del pueblo, que ejerce, ingenuo y sin conocimiento de causa o con toda ella-encima de puta pongo la cama-, de testaferro de todas sus tropelías. Porque aquí ser honrado o parecerlo es igual que comer lechuga en un bufet libre. De gilipollas profundo. Entre tanta grasaza política, uno se pregunta: ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando a chorizos y ladrones, meapilas, mediocres, ruines y zafios? ¿Hasta cuándo, joder? ¿No habrá un puto juez en este país injusto por naturaleza y cainita por vocación, donde los robaperas se pudren en la cárcel por cuatro gramos y estos soplagaitas se van de rositas, cuando no de lumis y a costa del erario público, que tenga, estimo, los cojones u ovarios suficientes para decir esta toga es mía y estos grilletes tuyos?



No se molesten en responder.





Imagen de http://img529.imageshack.us/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Difícil cuestión esta. yo los prendía de una piedra y los tiraba a todos al mar.

R. dijo...

Yo creo que ni los tiburones se los comerían. carne de político, ag.

saludos, anónimo

sweet vampire dijo...

m haz pillado bajo realmente... tienes razon q la historia sea linda como n los cuentos no estaria mal...
llega en un momento limbo la historia, m haces pensar.

saludos.

R. dijo...

Pues sí no estaría mal que los malos perdiesen también en la vida real. Y ganasen los buenos, por una vez.

besos sweet vampire!