jueves, 29 de abril de 2010

Eufemismos y putas

Leo en la página del AS, que "Zahia, la joven con la que el futbolista francés Franck Ribéry supuestamente mantuvo relaciones sexuales cuando ella era menor, insiste en que no es una prostituta sino una "chica de compañía" puesto que no espera a sus clientes "en la acera" sino que ella sale de fiesta y recibe proposiciones, por lo que niega depender de una red de proxenetismo". Tras lo cual, cojo anonadado el diccionario de la Real Academia Española y miro a ver qué significa el término: "prostituta", antes de dar por supuesto que es toda mujer que obtiene una compensación económica -en la acera, en su casa, en los reservados de una discoteca- por mantener relaciones sexuales con un hombre, dos, tres, o una selección entera de machos en celo.

Hecho lo cual compruebo que, efectivamente, prestiputa es toda aquella persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero. Já, sigo en forma. Entonces, ¿qué carajo es una chica de compañía? Pues alguien que no necesariamente está obligada a tener relaciones sexuales con su cliente, me concreta una amiga. Por ejemplo, pueden ir a cenar, a una convención y al final dos besitos y para casa, añade esta. Pero la tal Zahia, inquiero yo, a lo que se refiere es a que ella no espera a sus clientes en la acera, como una puta barata le falta añadir, si no que recibe las proposiciones a pie de pista. Vamos, que igualmente se espatarra por dinero. Como mis buenas amigas Clara, Mariana y Sofía, que algo más humildes y un poco más puteadas, esperan a sus presas en la puta, con perdón, calle.

Esto me recuerda al chiste del maricón y el gay. Se lo cuento así, de memoria: Le dice un hijo a su padre: Papá soy gay. A lo que el padre, muy serio, le contesta: ¿Trabajas en la tele, tienes un chalet, un yate, o un porsche? No, soy mileurista, ya lo sabes. Pues entonces tú no eres gay, tú eres maricón.

Los eufemismos, ya saben. Que los carga el diablo.

Otro día, si quieren, hablamos de los futbolistas millonarios que follan pagando. Aunque con el careto de Ribéry, no me extraña. Como dice mi amiga, experta en prostitución: "A muchos de estos tipos les sobra el dinero, pero les faltan otras cosas básicas".



Imagen de pajarracos.es

12 comentarios:

~itziar~ dijo...

Siempre he pensado, muy frívolamente, que el mundo gira "gracias" al dinero y al sexo...

una pena...

R. dijo...

No te quepa la menor duda. el mundo es un grandísimo burdel.

besos, guapa

Onomatopeya dijo...

Eres genial y me encanta leerte, escribas lo que escribas!! Por cierto, ole por haber dejado el tabaco habiendo fumado dos paquetes diarios!! ole y ole!!

R. dijo...

Vaya, ono, muchas gracias...

con lectores así quién necesita más...

sí, es de lo que más orgulloso estoy de mí. de haber dejado de fumar.

olé tú, princesa guapa!

Me llaman octubre... dijo...

Sí, hoy en día está muy de moda los eufemismos. Y qué quieres que te diga... las cosas claras y el chocolate espeso. Si es puta (o prostituta, como prefieres), es puta.

Señorita de compañía... yo creo que suena hasta peor.

Charlota dijo...

Y encima, seguramente que las putas que esperan en la acera, cobren en el acto, (nunca mejor dicho). A esta "chica de compañía" le costó lo suyo cobrar...según cuenta el artículo.

besos emputecidos?? noo!... besos eufemistas mejor!

Nefertiti dijo...

Si es que hay mucha guarra por ahí suelta..........jajajajajajaja
Besossssssssssss

PD: muy bien por dejar el tabaco.

R. dijo...

Ya ves que si suena peor, suena putísima putísma.

sí, las cosas claras y las hojas en octubre.

un besote, guapetona!

R. dijo...

Eso le pasa por ser una chica de compañía, que ya se sabe el dicho: mejor solo que mal acompañado.


besos a las claras, charlota!

R. dijo...

guarrillas de compañía jeje


un besote, faraona.


pd: gracias!!!

Carolina Pérez dijo...

Pero digo yo que mientras hace compañía... follará, ¿no? ¬¬'
En fin, que por tus palabras deduzco que las señoritas Mariana, Sofía y Clara le dan mil vueltas a este personaje... todo es cuestión de que la vida que te toque sea más o menos puta...
¡Un besuco!

R. dijo...

Hombre no me imagino yo a estos dos teniendo una apasionante conversación pre coital. no sé por qué me da, pero los futbolistas deben tener menos temas de que hablar que una lechuga.

sí, todo depende de qué vida te toque en gracia. aunque putas somos todos, me temo.

un besuco, guapa!