miércoles, 3 de marzo de 2010

Un amor poco ordinario



Susana y yo volvimos a vernos tres meses después de aquél primer encuentro. Mientras, estuvo leyéndome de forma anónima, hasta que por fin me envió un mail y cuadramos el círculo:

"Eres un cabrón. No. Un sinvergüenza y un caradura. ¡¿Cómo te atreves a decir, a escribir que me echas de menos y crees verme en todas partes, cuando me dejaste porque ya no me querías?! Y encima, querrás ahora que te crea, ¿no? Pues mira, no. Lo siento. Tuviste tu oportunidad. Y la dejaste escapar, a ti que tanto te gustan Los Secretos".

"Además, yo ahora estoy con Jaime".

Jaime, el maromo, supuse.

"Y él me quiere, y me cuida. Y lo más importante: es una persona estable. Tiene la cabeza en su sitio. No como tú. Que un día dices a, y al día siguiente z. Y aunque yo tampoco he podido olvidarte, no puedo hacerle esto. Ni a él, ni a a mí. No puedo volver contigo, Rodrigo. Lo siento. Espero que lo entiendas. Me siento muy halagada con tu blog y todo lo que me dices; es precioso. ¿Pero por qué has esperado tanto tiempo para decírmelo? ¿Por qué no me decías todas esas cosas cuando estábamos juntos? Ves, eso es lo que me mata de ti, que una nunca sabe por dónde le vas a salir".

"Siento ser tan dura, pero me hiciste mucho daño. Espero que seas feliz, y que algún día encuentres a una chica, que sepa llevarte".

"Cuídate mucho. Y la próxima vez que tengas miedo, tragátelo, y afronta la situación, como un hombre. Porque si no vas a vivir de recuerdos toda tu vida.

Sin acritud.

Un beso, Su".

Esta fue mi respuesta:

"Acepto la derrota. Pero acéptame tú al menos un café. Sin acritud".


Quería explicarme. Desahogarme. Un blog da para mucho, pero no para hablar cara a cara. Si acaso, pantalla a pantalla. Pero estarán conmigo en que no es ni remotamente lo mismo. Ni parecido. Por muchos píxeles que haya, y mucha webcam, y mucho zoom, la piel no es programable. Uno no puede ejecutar una caricia, una sonrisa. Una mirada. La tecnología avanza, pero la tecnología no es humana.

Y yo quería verla a ella de una pieza. Entera. Y no pixelada.

Así que, tras cruzar cinco ó seis mails más (cómo os gusta que os rueguen), quedamos en vernos al día siguiente, en la misma plaza de Callao. Por aquello, vaya, de no perder la costumbre.

Susana llegó puntual, y más guapa incluso que la otra vez. Llevaba el pelo suelto y se lo había rizado. De manera que los bucles le caían espolvoreados sobre sus hombros desnudos. Su se había puesto un vestido palabra de honor, con el que estaba espectacular. Al verla, me arrepentí sumamente de haberla dejado. Al llegar, sólo le faltó añadir, "mira lo que te has perdido, chaval".

Yo, algo pude hacer con mi aspecto respecto de la vez anterior. Me recorté la barba de mendigo, me quité las ojeras, y cómo había ganado un par de quilos, ya no parecía un drogodependiente. Tenía la cara más redonda y, por tanto, menos chupada. De modo, que confería al espectador un aspecto más saludable. Y vitalista. No era para menos: al fin había logrado que Susana y yo nos viéramos a solas. Por fin, joder.

Al vernos, ya sí, nos dimos dos besos-llevaba años sin rozar su piel-, y tras una breve charla meramente accesoria, entramos en el primer bar que vimos y nos metimos de lleno en harina:

- ¿Y el hombretón que traías el otro día?-dije nada más sentarnos.
- Me lo he dejado en casa, ya ves.
- ¿Pero no le has dicho que hemos quedado?- le pregunté esperando que me dijese que no.
- Sí, lo sabe. Y está tranquilo.
- Es un buen tipo-mierda.
- Sí, podría haberte partido la cara y no lo hizo.
- ¿Por? Yo sólo le pregunté por un bar en concreto, y una calle...
- Ha leído tu blog.
- ¡Qué dices!
- Sí, y, lo peor, es que le gusta. Dice que escribes muy bien.
- No, si al final nos haremos colegas y todo.
- ¿Sabes que me ha dicho antes de irme?
- ¿Qué?- respondí ya sin ninguna opción de que pudiese pasar algo entre Susana y yo.
- Que entendería perfectamente que hoy nos liásemos.
- ¿Y eso por qué?- fingí desinterés.
- Porque ha leído todos tus post...
- ¿Todos, todos?
- Todos, sí. Y sabe que nos debemos un polvo de ex novios.
- Joder, qué majo tu churri-solté.
- Sí, ya te lo dije. Es muy buena gente. Por eso estoy con él.

¡Zas, en toda la boca!

- ¿Y tú qué opinas de eso?-me rehice, como si no hubiera escuchado el último comentario de Susana.
- Pues que tal vez tenga razón. Voy al baño. Pídeme un ron con limón.
- ¿A las cinco de la tarde?
- Le dijo la sartén al cazo.





Post de regalo para Octubre, Nefertiti, Sara Royo, y la anónima que me dijo que era un mamón, y que la tenía "atacadita".

14 comentarios:

Nefertiti dijo...

Gracias por el regalo, perooooo, sigues sin aclararme nada.
Chico, no te hagas tanto de rogar y habla claro yaaaaaaa
Besosssssssssss

PD: ahora entiendo porque te dejó Su, (como para todo tardes tanto....)jajajaja

R. dijo...

poco a poco, que entra mejor.

por los ojos, me refiero...

jajaj es una buena razón la verdad. soy tardón, sí.


jejej

un besote, salá!

Nefertiti dijo...

La que espera desespera.
¿Para cuando la próxima entrega?
Aunque me mantengo en lo dicho.....
Besossssssss

R. dijo...

No habrá próxima entrega, ya que cada cual saque sus propias conclusiones. La tuya, de que al final me quedé compuesto y sin churri, era muy lícita.

es que se me acumulan los temas, y quiero poner un poco a parir al presidente de la ceoe.

de susana ya he hablado bastante, creo. y como siga, me va a pedir derechos de imagen, y estoy yo pa pagar multas...

un besote, faraona!!!

Nefertiti dijo...

Y digo yo ( y no quiero resultar pesada), que podías haber abreviado un poco la historia, y fuese bueno o malo llegar al final.
Que toda historia tiene su principio y final.
Respetaré tu opinión y me quedaré sin saber, pero,que soy como una maruja con rulos incluidos que necesita saber el final.
Besossssss

R. dijo...

Pero es que el final ya lo escribí en el otro post. Un final abierto.

esto era un "regalo" para la gente que buscaba y más insistió en saber un poco más del asunto.

Pero el final ya lo escribí. Siento si no he saciado tu curiosidad, faraona.

un besote, guapa!

una más... dijo...

" la piel no es programable " no te pasa q a veces cuando lees algo, se te repite el resto de la lectura como un eco tocahuevos?
Un beso R. :)

R. dijo...

Vaya, una, siento que te haya sentado como el ajo, jeje

sí, a veces me pasa. que también se me repiten palabras, frases, que leo.

un besote, guapa.

Sr.zepa dijo...

A mi, particularmente, me
gustaba más el final abierto. Sobre todo porque en ese final, aunque tu estabas bien jodido habías conseguido darle un 'zas en toda la boca' al otro tipo con lo del bar madrugario y todo eso...

En cambio ahora, con eso de que él sea tan buen tipo.... te devolvió la bofetada.

De todas maneras me alegro de que consiguieras, por fin, volver a hablar con ella cara a cara. Supongo que, en el momento, dolería, pero yo creo que, ese tipo de cosas, es como cuando se te luxa un hombro que, si te lo colocan, duele un montón al momento... pero en seguida pasa. Si no, no duele tanto.... pero nunca para de doler.

Así que nada, mi final imaginario es que, al verla, por fin, se te pasó el enamoramiento y, desde entonces, las cosas te van mejor....
(ya se sabe como son estas cosas, seguro que luego hubo una 2ª parte con el mismo prota masculino pero otra prota femenina, ¿no?)

R. dijo...

Es posible, señor zepa, que lleve usted razón en lo que dice.

sí, a mi también me gustaba más el otro final. este otro post es como los extras de la película. o mejor dicho, el montaje del director. pero yo soy más de versiones primerizas.

salvo con el señor de los anillos, que me quedo con la versión extendida.


salud!

Sara Royo dijo...

Sabes? Me cae bien Sunana :)

R. dijo...

A mi también,aunque yo a ella no sé si tanto.


un besote, guapa!!

Charlota dijo...

PUes a mí me encanta lo que he leído, yo no estaba entonces, así que ahora, a ratitos, voy descubriendo sorpresas como esta, Y sí, creo que es el mejor final que has podido escribir... me encanta.

R. dijo...

Bienvenida entonces. lo importante no es llegar más o menos pronto, sino llegar en definitiva. por eso te agradezco, nuevamente, tus palabras charlota. esta es tu casa.

gracias, al menos a ti te convenció la hisoria por que en su día me pusieron a parir jejeje

un besote, guapetona!