jueves, 4 de marzo de 2010

Toros: ni sí, ni no, ni todo lo contrario


Mientras en el Parlament de Catalunya se debate la posibilidad de prohibir los toros, otras comunidades los encumbran. Así, Madrid declarará "bien de interés cultural", la mal llamada fiesta nacional. Lo ha asegurado hoy, el vicepresidente y consejero de Cultura de la Comunidad, Ignacio González, con la Ley de Patrimonio Histórico Artístico bajo el brazo, la cual permite declarar BIC los "hechos de especial relevancia y significación", como, según afirma el propio González, es la fiesta de los toros.

Pues, ¡qué viva España, y la madre que nos parió! Ya puestos, el Gobierno regional podría declarar también bien de interés cultural, el paro, los atascos, y las obras. O mejor aún: los asesinatos con ensañamiento y alevosía, que el otro día, sin ir más lejos, hubo uno, el enésimo; una mujer apareció muerta en el rellano de su piso, con una bolsa en la cabeza y la cara totalmente desfigurada. El asesino, claro, salió por la puerta grande, aunque no a hombros. Sino esposado.

Ay, cuanto arte desperdiciado. Ironías aparte, les diré, como habrán podido suponer, que no me gustan los toros. Me aburren. Y creo, además, que son una salvajada, como la calle Serrano ahora mismo, o las oficinas del INEM, auténticos mataderos.

No me gustan los toros, digo, y me da igual lo que piara Hemingway, que se ponía berraco con los astados, el muy zoofílico. O lo que cante Sabina, al respecto. Este, últimamente, también me aburre. Su última canción me da pereza.

No me gustan los toros, y me seguirán sin gustar, repito, por mucha literatura que levanten, y mucha ceremonia. Tengo derecho a no ir. A no acudir a la plaza, si no me gustan. Pero igual que un servidor, el resto: los taurinos y cornudos, que sí disfrutan de una buena corrida ajena. Y aquí ya me pongo algo más serio. Porque nadie tiene derecho a decirle al resto cómo tiene que emplear su tiempo libre. Si ha de ver o asistir a tal o cual evento. Puede, en todo caso, sugerir, pero de ahí a sacarse un decreto de obligado cumplimiento, dista un pleno. Y esto va para los antitaurinos que buscan prohibir los toros, como para los que tratan de imponerlos. Sois igual de pesados, y lo que es peor, sectarios e intolerantes.

Por eso me cabrea la iniciativa de Aguirre y su séquito. Porque primero, no hacía falta blindar la fiesta nacional. Los toros, por desgracia, tienen suficiente proyección nacional y turística-España olé, olé-; y segundo, y casi más importante, porque los que no gustamos de ver a José Tomás marcando paquete, por ejemplo, ahora, con la nueva denominación, poco menos que seremos unos ignorantes. Como el que no ha visto nunca el Gernika, de Picasso. Ni ha asistido jamás a un museo. En este caso, Las Ventas.

Joder, vive y dejar vivir. A ti no te gustan los toros, pues no vayas. Y sí te gustan, pues acude. Pero no nos des la monserga al resto, demonios.

En fin, que esta ciudad, y este país de pandereta, cada día me da más repelús. Si no fuera porque ayer, la selección se llevó las dos orejas y el rabo del estadio de Saint Denis, en Francia (dos cero ganamos al combinado galo), me hacía portugués, fíjense lo que les digo, que para el caso es lo mismo, pero con Pessoa y Saramago como banderilleros.

Cojones que hay cosas más importantes en las que gastar saliva: cómo salir de la crisis, se me ocurre. Que a este paso vamos a coincidir todos, pro y antitaurinos, en el mismo coso,

la puta calle.





Imagen de espa3.wikispaces.com

8 comentarios:

david dijo...

A mí sí me gustan los toros, nunca te diré que vayas si no te gustan, pero respétame si a mí sí me gustan.

Perfecto, totalmente de acuerdo contigo, tenía pensado poner alguna entrada este fin de semana respecto a esto.
Un saludo desde Las Ventas, jajajaj. Es broma, no te enfades.

Nefertiti dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, pero, no te acostumbres, que soy de las que dan guerra.
Besossssssssssss

R. dijo...

Ahí estamos David, hablando se entiende la gente. a mí en concreto los toros no me gustan, pero respeto a los que le gustan. yo fui una vez, probé y me aburrí sobremanera.

lo que ya no respeto es que se hable de estos temas, y se debatan como si no hubiera otros asuntos más cruciales, y más necesarios de resolver.

porque a este paso la crisis va a ser también un bien de interés cultural...

un abrazo, desde la barrera jeje

R. dijo...

Tomo nota, faraona. creéme, te tengo por una guerrera.

egipcia, ná más y ná menos.

un besote!

Nefertiti dijo...

¿No te gustaba el título anterior?
Besossssssss

R. dijo...

Qué va, faraona, lo veía muy genérico.

es más casi nunca me gusta nada de lo que pongo, siempre estoy todo el rato corrigiéndolo. quitando esto y aquello. en fin. manías de uno.

un besote, guapa

Nefertiti dijo...

¡que pasa hoy! Esperaba texto nuevo, pero creo que anoche te quedaste dormido con la Noria, jajajajajaja
Besossssss

R. dijo...

El bar la noria, dices no?

tengo las neuronas en standby, cuando las active me pongo a ello.

un besote y gracias.