jueves, 11 de febrero de 2010

Va por ti, maestro



Yo siempre quise ser tan roquero y tan torero como Jaime Urrutia. Con esa pose de diestro bregado en mil y un conciertos. Y ese pañuelo, anudado al cuello, que sólo a él le queda bien. Yo si me lo pusiera, parecería un jodido marinero en carnavales. Que por cierto, ya estamos, o vamos a estar en ellos. Pero no hay disfraz, por otra parte, que abarque lo que el señor Urrutia. Tan chulo y tan castizo, que deberían quitar el oso y el madroño de la Puerta del Sol, y poner una estatua suya. Y abajo, como leyenda: "De Madrid a Soria". ¿No me digan que no sería fantástico?

Y es que se cumplen 30 años de la movida madrileña, y me apetece homenajear a este tipo de alguna forma. Tan ninguneado como ha estado siempre por la crítica y el público.

Para mí, Don Jaime Urrutia.

Olé maestro.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto explica muchas cosas...

R. dijo...

jajajaja apúntate un tanto, troll!

jeje qué cabron/a

Sr.zepa dijo...

A mi Gabinete no me entusiasmaba especialmente, y tampoco Jaime en solitario.

Pero (siempre hay peros en esta vida, para lo bueno y para lo malo) pero, repito, hay algunas canciones como Camino Soria que es un clasicazo.

Además las colaboraciones que hace con Bunbury son míticas.
Aquí te dejo otra colaboración de los dos (en este caso compuesta por Enrique), por si no la conocías:
http://www.youtube.com/watch?v=lcLacdub_GM

PD: bebe mucho whisky escoces a mi salud pero (otra vez los peros) reservate algo del hígado para esos 27 tercios que aún tenemos pendientes.

R. dijo...

Hombre! sr zepa qué honor que me comente!

sí que conocía la canción, es brutal, como casi todo lo que compone enrique. tiene un par de mierdas, pero todo lo demás es para quitarse el sombrero.

Camino soria es mitiquísima, y urrutia un torero!

jeje

27, no eran 13? al final veo que nos servimos directamente del barril.

descuida que te guardo mi otro mitad de hígado.

un abrazo

Nefertiti dijo...

Tengo que decirte que a mi el tío ni fu ni fa, pero las canciones me gustan y me traen bonitos recuerdos, ainsss......que años aquellos.
Besossssssssss

R. dijo...

Bueno, ya será pa menos, faraona, si por ti los años no pasan, no ves que eres una farona.

y qué faraona!

gracias por pasarte, te mando un beso al calor del amor en el blog

muak!

Laura dijo...

Uugg.. a mi esa época me queda un tanto alejada. Aunque no puedo negar que hay canciones muy chulas. Yo soy de la generación de las Spice Girls y los Back Street Boys!
Eso sí, si tengo que recordar un género musical de mi adolescencia será el reggueton con un ritmo la mar de majo y repetitivo, oh sí.(Que mueran todos y de la peor forma jusjusjus...) Malditas modas.

Musuuuuus Sr.R!

Kacho dijo...

Allá por octubre, andaba reconciliándome con mi mujer después de estar dos meses separados. Paseábamos a medianoche por la calle Alcalá, cerca del Retiro, aprovechándonos de aquel interminable veranillo de San Miguel. En la puerta del bar más cutre y castizo de tan repollina zona, había una única mesa en lo que parecía un intento fracasado de terraza. Sentados en torno a dos jarras de cerveza estaban Jaime Urrutia y una mujer rubia con la que charlaba.

Al pasar, no pude callarme el previsible "¡coño, Jaime Urrutia!", pero el recuerdo de esta canción me vino de inmediato a la cabeza. Bares, qué lugares tan gratos para conversar... Predicando con el ejemplo.

R. dijo...

Eh, míticas spice, laura!

esas también son de mi época moza...

mmm cómo estaba la negra...mmmm

uf, reguetón...apoyo tu causa, que mueran todos lenta y dolorosamente. y que paguen por daños y perjuicios auditivos!

un besote, guapa!

R. dijo...

Me ha encantado tu historia kacho!

si es que es un tipo coherente, como tú dices, predica con el ejemplo jeje.

espero que lo tuyo saliese bien, y que os fueráis de luna de miel a soria!

por ejemplo.

un abrazo, y gracias por pasarte!