miércoles, 3 de febrero de 2010

Pero cómo explicar que me vuelvo vulgar al bajarme de cada pantalla


Ella me reprochó que sólo decía "cosas bonitas" en el blog. Y que encima nunca se las dedicaba. "Yo no escribo por encargo", le contesté, "yo escribo según me encuentro y según me siento". Y no siempre, que para eso tengo un blog personal y no un contrato por obra y servicio. Y para que lo sepas, sí que hay cosas sobre ti. "Sobre nosotros", añadí solemne. Pero lo esencial, amiga mía, "es invisible a los ojos".

A ella, sin embargo, el símil con el Principito le resultó demagogo. De-ma-go-go. Así que unas semanas más tarde, y viendo que solo colgaba canciones y demás recursos manidos, zanjó el asunto con un argumento lapidario: "No eres la misma persona que conocí en el blog".

Pues claro que no. Soy humano, no una pantalla con fondo negro, rehusé. Pero ella no lo entendió. O yo no entendí bien lo que quería decirme. Aquello era un caos dialéctico y encima el verla con el sujetador a medio poner y las tetas apuntándome como dos francotiradores, no ayudaba mucho. A mí el pecho femenino me produce el mismo efecto que la marihuana. Me seda por completo.

Total, que se acabó pirando de mi casa, no sin antes criticar la mierda de piso, y de cuarto en el que (mal)vivía por aquel entonces. "Con el colchón por el suelo, y el suelo, además, lleno de libros y discos desperdigados". ¿No querías una vida más bohemia? Pues toma dos tazas.

Ahora me río. Entonces me tocó bastante la moral. Qué coño se ha creído esta, que me conoce de dos líneas, pensaba. Ahora, como digo, me la pela. Me quedo con la parte divulgativa del asunto. Y es que la conocí a través del blog. Ligamos a través de Madrugario. O gracias a. Y esto me turba y a la vez me fascina. El hecho de que sea posible tener relaciones sentimentales o, en su defecto, eróticofestivas, mediante los blogs. Ya no hablo de redes sociales, con perfiles vestidos para la ocasión, sino de espacios más o menos biográficos. Donde la gente cuenta su mierda. Y todos o ninguno nos sentimos identificados. Aunque es una atracción virtual, falseada y medidada por la ciberrealidad, la gente, ustedes, yo mismo, podemos llegar a creernos como ciertas y verdaderas determinadas cualidades y características que atribuimos insensatamente al bloguero o bloguera de turno. Mi amiga B., por ejemplo. Anda enchochaíta perdida por un fulano que se las da de intenso y terapeuta en su blog. Al cual aborrezco. Y aunque ella me da la razón y piensa, como yo, que es un gilipollas engreído, cuando lee su espacio, no obstante, se le caen las bragas. Ve su perfil y se lo imagina tan perfecto, tan todo. Que no piensa que sea su imaginación quien esté proyectando en ese tipo, al hombre de su vida. Sino el destino, tan caprichoso como es.

Ojo, no voy a negar que a mí no me pase lo mismo. Como ya he dicho, soy humano. Somos humanos. Vulnerables, en suma. Y por eso mismo necesitamos creer en algo, y sobre todo, ilusionarnos por alguien. La esperanza como la sal, dice Saramago, no alimenta pero da sabor a la vida. Y un servidor, como ya conté en otro post, está más cerca del común de los mortales y de Belén Esteban, que del cine iraní y de Kant, filófoso, este, por cierto, que me toca bastante la polla. Pero esa es otra neura, y este post no va de filosofía.

Sino del amor en los tiempos de Internet. Yo, por ejemplo, estoy perdidamente fascinado por todas y cada una de las blogueras guapas que leo: escritora, una, la agente scully, octubre, otoño, dulceme, laqueandasolaporlacalle; por no hablar de sara, que es la pestañita más sexy que he visto nunca, o la faraona, o mesalina, siempre al quite, o tantas otras a las que idealizo, y me imagino tan, tan. Tan todo. Y esto por citar solo algunas internautas que, sin duda, merecería la pena conocer.

Porque Internet, insisto, ha revolucionado los sentimientos. Ahora cualquiera puede vivir una bonita historia de amor, como en el cine, y creérsela. Pixelada, pero enajenadamente dulce, a pesar de. Porque con esto de las nuevas tecnologías, todo el mundo puede fabricarse una relación a medida. Por no hablar de muñecas y muñecos hinchables, que los hay que hasta sudan de verdad.

La modernidad es terrorífica. Al final nuestra copia, o avatar (vayan a verla, es brutal), nos superará en accesorios, y nos relegará irremediablemente a un segundo plano. El mío con que sepa planchar, ya me manda al paro.
Y con el amor, digo, pasa un poco parecido. Ahora se puede soñar en wifi. Y conectarte a otra persona de forma inalámbrica. Basta con desarlo. Programarlo. Y que el imaginario megryanesco o sandrabullokiano haga el resto.

En fin, que me alargo y no quería. Les decía que ella al conocerme de forma tangible vio que no era el príncipe de Beckelar. Que me tiraba pedos y eructos. Y, claro, así su historia 2.0 perdía encanto. Ella me prefería en versión último modelo. Yo, que soy vintage por dentro y vintage por fuera.

No obstante, quiero saldar mi deuda. Y por eso le he escrito un post homenaje; ella que decía que nunca le escribía nada. Un escrito, el que sigue, que creo que aúna mis dos partes más sobresalientes: la cerda y la intimista. Las que conforman, en buena parte, este blog. Mitad mío, mitad de ustedes.

Aunque esta vez hable solo para ella. Sin citarla expresamente, que uno es un caballero (¿Sí, lo soy?) y, además, me consta que sigue parando por aquí. Y no es plan que me corte el módem. Y otra cosa.

Así que, para ti va este post, mi dulce avatar:

Acabo de masturbarme pensando en ti. Y me muero de ganas de abrazarte. Pero no estás aquí, a mi lado. Es una pena que tu imagen siempre se espese con mi semen. Quisiera poder también masturbar mi mente. Mis recuerdos contigo. Y eyacular minutos más tarde abrazos y tardes de cine. Y no esta densa soledad, que huele a periódicos viejos. Pero lo cierto es que mi vida masturbatoria es bastante deprimente. Soy un animal que acaba de imaginarte jadeando encima. Los dos follándonos la casa, y hasta el gotelé. Y ahora, joder, lo único que tengo junto a mí es una camiseta, la tuya, impregnada de falta de cariño.

Te echo de menos cuando me masturbo, pero me muero sin ti, después de correrme.




Creo que es un post tierno. ¿Ustedes que dicen? ¿Al natural o con megapíxeles?





.................................

P.D.: Quiero agradecerles la molestia que se tomaron por mí en el post anterior. Gracias de veras, por indicarme dónde renovar el pasaporte y el dni. Les debo un vuelo.




Imagen de http://blogs.clarin.com

20 comentarios:

Nefertiti dijo...

Me has hecho salir del letargo, creo que deberías haber sido un poco mas suave, mejor dicho mas sensual, el final me ha parecido un poco bruto, es tu realidad y me parece fantastico, pero podias haber puesto un poco de.......amor en las palabras.
Soñar es bonito y creo que todos idealizamos con alguien, pero detrás de mi foto, hay una chica normal y corriente, te puedo asegurar que no soy tan guapa como Nefertiti.
Besossssssssss

una más dijo...

jajaja me parto! punto uno.. lo dedicado a ella, si fuera pa mi, se me hubieran caido las bragas!! :P
Puntos 2, 3, 4 y así hasta el infinito.. qué complicadas las relaciones mezcladas con lo q uno sueña, cree o se imagina como para encima mezclarlo con internet, peeeeeeeeeeero.. a quien no le ha pasado? yo tmb me imagino las manos masculinas q habrán detrás de algunos blogs, y saco mis propias conclusiones, mal hecho como dices, si más no.. casi siempre erróneas pero, eso también pasa en persona sin píxeles, también vemos en el otro lo q queremos ver.
Ay chulazoooo! menudo tema y menudo post.. me ha encantado por cierto, un besazo enorme y enhorabuena por ese futuro vuelo, despídete antes d irte!!!
muakas con babillas y tó jajajaj
( " una " soy yo no? gracias, has subido mi ego 50 puntos hoy :) )

JotaEfe dijo...

Lo que no puede ocurrir bajo ningún concepto, creo yo, es que nos imaginemos que quien escribe un blog es tal y como se auto-representa en sus entradas. Craso error porque, luego, si tenemos oportunidad de conocerlo en persona no es extraño que nos decepcione. Yo he conocido a alguna gente de los blogs, todos muy buena gente pero, desde luego, completamente diferentes de lo que escriben. Por eso no hay que idealizar a nadie, ni tomarse a pie juntillas lo que escriban mañana en tal o cual entrada. Porque en un blog no se puede condensar una vida, un carácter, una personalidad, solo son retazos de sentimientos, del ahora. Y mañana ya veremos lo que nos da por escribir...
Yo imagino que todas las chicas que nos comentan en nuestros blogs de blogger serán sensuales y muy guapas y cariñosas, jejeje, pero no puedo decir nada más, jajaja.
La dedicatoria me ha impactado, muy romántica, muy de finales del siglo XIX, jajaja¡
Un abrazo fuerte¡¡

Sara dijo...

Es un post super tierno. Muchas veces, las palabras no son lo q se lee, sino lo q acompaña y arropa a esas letras. Y tú estás enamorao hasta las trancas, no? Bueno, eres genial tal como eres. Si se te quiere así, estupendo. Si no, tal día hará un año. Esto del internés propicia "conocer" a mucha gente. Pero solo es eso, la primera parte. Para CONOCER a alguien hace falta ver, oler, tocar, hablar cara a cara. No te líes ni te dejes líar, pero tampoco te cierres puertas. En algún sitio, cerca, hay una tía tan fantástica como tú q sólo está esperando conocerte.
Gracias por mencionar mi verde pestaña es tu peaso post, eres un encanto y me ha hecho ilu.
Besicos.

david dijo...

Pues aparte de que está todo casi dicho, añado que por eso no me gusta conocer a nadie de internet, prefiero creer que sois como os imagino.
Aunque conocí a Chimo (el brujo en mi casa) y no puedo estar más contento de haberlo hecho es un tio genial. Ahora creo que conoceré a otro y se que tampoco me defraudará.

Es lo que pasa cuando nos inventamos a alguien que realmente no somos, cuando le conoces.... prefieres al del blog.

un abrazo en persona y en la blogosfera.

yo misma dijo...

nos enamoramos de imagenes ideales, de gestos sacados de conexto, de fantasias basadas en dos lineas, de rasgos idealizados..pero hay q seguir enamorandose..viernes noche q haces, raton mio?

Laura dijo...

Esto del internet es un mundo infinito ¿Eh? y como tú dices bien peligroso.Hay que andarse con cuidado. Por desgracia siempre hay gente en busca de joder a otras, sea de una forma direca o indirecta...
Y Sara tiene toda la razón: no te cierres a nada y disfruta del momento que no hay dos iguales y algunos no se vuelven a repetir más, que la vida son dos días!

Por cierto, a mi me alegra haberte encontrado y leerte en el rato de sosiego cuando acaba mi jornada estudiantil.

Musuuuuuus Sr.R!

R. dijo...

Acepto tu pequeño tirón de orejas, faraona. El final es bruto sí, aunque no por ello deja de ser sensual. sensualmente bruto jeje

sí, todos idealizamos. tú eres una faraona y qué faraona, nefertiti nada más y nada menos.


besos guapetona

R. dijo...

jeje muchas gracias una!

antes de nada toma, aquí tienes tus bragas que me las he encontrado por ahí. son bonitas

tienes tazón, idealizamos tanto en la vida real como en la red, y así nos va. pero ¿y lo que mola?

hum...así que eres de manos. Yo me imagino los ojos, y cuando hay foto pues...el caracter. la personalidad. Y os veo tan bohemias a todas...ayyys

descuida que antes de irme, me despediré.

besos pa ti, "una".

;)

R. dijo...

"Porque en un blog no se puede condensar una vida, un carácter, una personalidad, solo son retazos de sentimientos, del ahora. Y mañana ya veremos lo que nos da por escribir..."

Efectivamente, jota. Pero sucede que añun así la gente yo mismo tomamos la parte por el todo, y sacamos un retrato robot de la persona que escribe el blog. Y está mal, pero...es irremedible.

Sí, todas guapísimas.

Gracias, viniendo de un historiador no puedo sino aceptar mi condición de bloguero del siglo 19.

jejej

un abrazo, fenómeno!

R. dijo...

Gracias por tus palabras, sara. y espero que se cumpla lo que dices, ya puestos. Pero de genial ná, normalito y punto.

internet permite conocer a muchas personas, pero también sin salir de casa, y ahí está el problema. que la gente se mete en su micromundo y vive una realidad aparte que es ficticia. pero bueno, no seré yo quien critique que las personas fantaseen y sueñen.

Tu pestaña es para hacerle un poema!!!!!

ufff, cómo me gusta!


un besote, guapetona!

R. dijo...

Sí, David, en los blogs todos somos más guapos, más altos, y más todo. y en la vida real, más de carne y hueso.

Para mí tú eres Neo, y la verdad si no esquibases balas se me caería un mito. por eso estoy de acuerdo contigo. mejor pensar en bloggers y no en personas.

un abrazo, y un par de cañas virtuales y tangibles!

R. dijo...

Casarme contigo en las Vegas, vestido de Elvis. aceptas, bego?


puestos a idealizar...

jeje

sí, hay que seguir enamorándose.

un besote guapa!

R. dijo...

Sí, laura, es verdad lo que dices internet depende cómo se use sirve para alegrarle el día a uno, o para joder la marrana. qué pesada la gente que se dedica a esto último.

vale, tomo nota y apunto tu consejo, guapa! la vida son dos días y hay que gastarlos como se merecen!

yo también me alegro de tenerte por aquí, y claro, de leerte y "conocerte".

un besazo muy grande guapa!

Me llaman octubre... dijo...

Antes de empezar mi pedazo de comentario diré una cosa: chapeau, soberbio. Me ha encantado el post. Me ha mantenido durante cinco minutos con mi mente completamente concentrada en la lectura. Bien.

Internet... internet es la leche. Ahora me encuentro en un momento en el que no quiero nada serio con nadie. Y oye, internet se ha convertido en un magnífico medio para mantener encuentros sexuales esporádicos. Y casi siempre los he disfrutado mucho. El secreto reside en no esperar nada... simplemente dejar la mente en blanco y no hacer castillos de arena en el aire. Así, te encuentres con lo que te encuentres, siempre terminas sorprendiéndote.

Tu dedicatoria para ella... coincido con "una más". Si me la hubieras dedicado a mí, me habría muerto de amor (o de un orgasmo... aún no lo tengo claro) en ese mismo momento. Pero posiblemente nunca habría recibido esas palabras por tu parte porque nunca se me habría ocurrido pedírtelo.

Mi nombre entre las líneas de este post me lleva a decirte una verdad como un templo: me quedé esperándote en Madrid :) así que no me vale que me imagines porque podríamos habernos visto y habernos follado por toda habitación (con gotelé y mi maleta a medio hacer).

He dicho.

yo misma dijo...

pues de "chicago" a las vegas en el concorde si hace falta!y voy directamente vestida de cabaretera!!!!

Anónimo dijo...

Hola! Me ha encantado el texto.

Efectivamente "la gente se mete en su micromundo y vive una realidad aparte que es ficticia".
Y no digo que no se pueda fantasear pero, sinceramente, os flipáis todos un poco (sin ánimo de ofender, en serio).

Debo decir que sí, os creáis personajes ficticios a partir de lo que leéis sobre otros, pero creo que es un error de base porque cuando vosotros mismos escribís lo haceís desarrollando vuestro alter ego. Digamos que plasmáis lo que sois pero le dáis un lavado de cara. Proyectáis al exterior de forma exagerada deseos, añoranzas...
Pero ésto es bueno para el que escribe, pero con el teema de los comentarios... esto acaba pareciendo un híbrido entre el teléfono de la esperanza y un chat de ligues.

Quizá pueda parecer de "hijoputa", pero realmente es una crítica social actual. Hemos alcanzado tal insensibilidad ante lo que nos rodea que acabamos reventando por estos cauces. Son tantas las frustraciones que lo bonito del dñia se acaba aquí.

Un beso y espero que no se tome a mal lo dicho.

R. dijo...

Gracias, octubre, por estar cinco minutos pegada a la pantalla. se agradece. Respecto a tu forma de usar internet, pues me parece debuti, es más el sexo es de las cosas más buscadas en la red. pero vamos que siendo mujer, puedes encontrar rolletes dentro y fuera de interne. aunque te ahorras, eso sí, el tener que salir de casa, pasar por chapa y pintura, y hasta calzarte. Ligas, ligamos sentados, y si tal ya nos vestimos y salimos. Es de vagos, y hasta un poco antierótico. pero es una opción igualmente válida. Aunque personalmente, prefiero salir de caza, arrrg, aunque luego nunca cace nada...

Otra cosa es la gente que busca "el amor" en la red. y se enamoran perdidamente de alguien a quien no conocen. Eso ya, es un tema aparte. Y preocupante. Por que el amor tiene y no tiene nada que ver con el sexo. Es como un filete con patatas fritas, mola comérselo con guarnición, pero si no hay, y hay hambre, a mí no me importa comerme las patatas solas, con sal y kepchup. No sé si me he explicado bien...ya haré un post sobre filetes y patatas algún día jeje

Y sí, el secreto está en dejarse llevar.

Me alegro que coincidas con una, y te guste la dedicatoria. yo pienso que es tierna por pringosa, y pringosa por tierna.

Y respecto a lo último que me dices, creo que estamos gafados con madrid. habrá que pensar en otra ciudad, con gotelé y maletas abiertas de par en par...

yo, mientras, te sigo idealizando.

muak!

R. dijo...

Como te vistas de cabaretera no pasamos del baño del avión...estás avisada.

;)

un besote guapa

R. dijo...

Gracias anónimo,

bueno, pero ahí está lo bonito -y lo patológico- de los blogs: el que la gente haga suyo el texto y se lo imagine como guste, y crea que el autor es de tal o cual forma. Y claro, se flipe, nos flipemos, como dices.
Pero esto no pasa solo en el blog, pasa también en la música. Escuchamos una canción y la hacemos nuestra, y peor aún, hacemos también nuestro al cantante. le conferimos unas cualidades que a lo mejor no tiene.

Pero soñar es gratis, no?

oye, si la gente puede ligar a través de mi blog, yo encantado. Eso sí, daños y perjuicios a Cupido que yo no me hago cargo de posibles fraudes.
Que cada palo aguante sus fantasías y decepciones.

"Hemos alcanzado tal insensibilidad ante lo que nos rodea que acabamos reventando por estos cauces. Son tantas las frustraciones que lo bonito del dñia se acaba aquí".

No puedo estar más de acuerdo contigo. es inmensamente triste tu crítica, pero real no obstante.

Qué jodienda.

Soñar es gratis pero a la vez la falta de realidad te mata lentamente.

un abrazo, y descuida que este es territorio para la crítica social, sexual, amorosa y hasta polítia.

en la variedad está el gusto!