viernes, 29 de enero de 2010

Permiso para aterrizar



Estoy cansado de hacer escala en otros cuerpos. De volar solo. A mi aire. Si te soy sincero, me apetece echar el tren de aterrizaje, y respostar contigo. Y despegar, luego, más tarde. Cuando sea. Cuando el cielo esté despejado, y no haya turbulencias.

Puedo esperarte, si me lo pides. Podemos viajar en primera clase, nos lo merecemos. Y por una vez no padecer el síndrome de la clase despechada: demasiado amor para tan poco pecho.

Esta vez, te digo, quiero un vuelo sin incidencias, ni retrasos. Un vuelo rasante por tu piel de aterrizaje. Y amanecer, lejos, muy lejos. En Lisboa o Praga. Estambul o Nueva York.

O ya puestos, en mitad del desierto. Sudando juntos.

El caso es que me es indiferente el destino, como si no pasamos de la frontera.

Pero contigo.



Nota a pie de página: la segunda canción que suena es "La ciudad del viento", que se ha colado en el guión. Aunque bien pensado, también podríamos acercarnos a Chicago, que así es como llaman a esta ciudad norteamericana.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

La ciudad del viento no es Chicago, listillo, sino Mahón (Mallorca).

De nada.

R. dijo...

Mi querido troll,

históricamente, a Chicago se le ha llamado así siempre. La ciudad del viento, o, más concretamente, the windy city.

Otra cosa es que Quique González escribise la canción estando en Mahón, en su etapa, si no recuerdo mal, de animador hotelero.

Pero el viento de Chicago es anterior al de Mahón.

Aunque lo bonito de la música, si me permites la osadía anónimo/a, es hacer tuya la letra y proyectarla en tu ciudad. Así que la ciudad del viento es Madrid, y si no te lo crees, te invito a que pases aquí unos días, y si eres mujer, a que vengas con falda, y así no tengo que molestarme en levantártela.

Con cariño.

El facha comunista, cromañón y machista que no respeta a los modernos y es tan payaso (qué más quisiera) como listillo.


Besos

Anónimo dijo...

Te pasas la vida cambiando tus post. Los cuelgas y al rato ya estás modificando cosas. Eres un pesado.

R. dijo...

Bueno, anónimo, nadie te obliga a leerlos. Si entras en el blog, es con todas las consecuencias (visuales).


saludos

Sara dijo...

Es muy bonito eso q has escrito. La ciudad del viento, con perdón de los entendidos, debe ser Zaragoza. Si no, probad a estar aquí una mañana de invierno con este cierzo asesino a tope.
Un beso.

Laura dijo...

Quique es espectacular... lástima que me enterara tarde de su concierto en Barcelona.
Oh sí, también lo es tu entrada, sobretodo en las que te pones tierno y ñoño.

Hacía días que no te leía!
Un besito señor R :)

M. dijo...

sería increible ir en ese avión...
eres inccreible R!

besos con viento

Toño dijo...

Doy fe de lo que ha dicho Sara acerca de lo de Zaragoza. Sólo estuve ahí un par de horas o 3 en la estación de tren y hacia un viento de no te menees xD

Saludos a todos.

R. dijo...

Muchas gracias, sara.

Bueno, creo que todo el mundo tiene su ciudad del viento. Aceptamos Zaragoza como animal acuático.

Que por cierto, no conozco. a ver si me paso, con o sin viento.

un besazo maña!

R. dijo...

Muchas gracias, laura, sí es brutal. yo no me perdí el concierto de madrid! y los que me quedan!!!

tan moñas es el post? vaya...


mira que me quejo de los moñas, pues al final tanto hablar tengo que callarme jeje


besos guapa!

R. dijo...

Muchas gracias M.

Ese avión solicita permiso para aterrizar, es cuestión de encontrar una pista, limpiarlo un poco, llenarlo después de gasolina, y zarpar...


;)


un beso

R. dijo...

Bueno, pues habrá que irse algún puente pa allá, no?

mesalinabr2000 dijo...

Yo quiero ser esa pista de aterrizaje o ese avión, o lo que sea pero que " alguien" (espero que se de por aludido) me diga algo así.
Esa noche dormiría con una sonrisa en los labios y pasaría el resto de mi vida así.

Kacho dijo...

Este blog está lleno de textos cojonudos. Da gusto pasarse por aquí, aunque podríamos tirarnos ladrillos a la cabeza si entablásemos un debate sobre música. Afortunadamente, son sólo gustos.

Para mí no sopla en ningún lugar el viento como lo hace en toda la zona de Calatrava o en Almansa. Vuelan hasta las ideas.
Un saludo.

Otoño dijo...

Ya nos ponemos tontos hasta con cuál es la ciudad del viento??? Y obviamos el precioso post que te has marcado??? FLIPO

R. dijo...

Bueno, pues si él no te lo dice, te lo digo yo mesalina, guuuuapa!

un besote

R. dijo...

Muchas gracias Kacho, así da gusto jeje.


bueno, sobre gustos ya se sabe, aunque está bien que no nos entendamos, así tú me puedes recomendar discos y cantantes. me gustaría.


sumamos calatrava y almansa, a las ciudades con más ventisca del mundo


un abrazo!

R. dijo...

en calatrava sí que he estado, y es verdad que se te salen hasta las ideas

R. dijo...

vaya, muchas gracias otoño...

si es que la culpa la ha tenido mi querido troll que ha empezado la saga de las ciudades más ventosas...

Eme dijo...

Joo volvio a ponertela dificil ¿no?,mi anonimo ha aparecido debe ser que me extrañaba, Ja!*

Y morirme contigo si te matas, y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren ♪

PD: Justo la estaba escuchando y me parecio justo, despues de todo sabina es mas sensato que yo para estas cosas.



besosdulces*

R. dijo...

Bueno, uno no es un blogger de verdad hasta que no tiene un troll.

qué buena canción la que escogiste para ambientar tus palabras, dulce eme.

aunque yo prefiero no ser sensato, y "matarme contigo si te me mueres".


besos sabineros

Anónimo dijo...

Qué bonito.
¿Y por qué ella no quiere darte permiso para aterrizar en su pista?

R. dijo...

No sé, habrá que preguntárselo a la torre de control de ese aeropuerto...

un saludo, anónimo

Mónica dijo...

Torrede control de ese aeropuerto?

R. dijo...

Sí, la persona que da permiso para aterrizar, mónica. Es una metáfora. Un beso, guapa