domingo, 20 de diciembre de 2009

Échale la culpa al rock



De todos los temas que cantó, interpretó y versionó Quique González anoche en la Riviera, me quedo con esta versión, precisamente, de José Ignacio Lapido, que silenció al respetable -lo nunca visto en un concierto de rock-, e hizo que más de uno y más de una se reconociese tristemente en su letra.



Es verdad. Algo me (nos) aleja. El tiempo, la vida.

Nosotros mismos.

4 comentarios:

M. dijo...

muchas veces es uno mismo quien marca la distancia, quien se aleja.
supongo que muchas veces tenemos razones para hacerlo...
sino, no tiene sentido.
alejarse sin querer duele tanto o más que el silencio.

besos cercanos (aunque no lo creas)

R. dijo...

Pero uno suele marcar las distancias motivado por condicionamientos, además, de internos, externos.

Nadie se aleja sin querer.


besos M.

Yo dijo...

"Algo me aleja de tì", creo que se lo dije a alguien allà por el mes de junio y aunque no lo creas, hemos llegado a diciembre dàndole vueltas y màs vueltas al asunto.
Es hora de dejar de echarla la culpa al rock y cerrar definitivamente la puerta.
Un saludo

R. dijo...

Te creo, te creo, estas cosas suelen alargarse en el tiempo...


sí, creo que va siendo hora de dejar a Jimi Hendrix en paz, y asumir las cosas como son.


besos yo!