jueves, 17 de diciembre de 2009

La jeta de Belén Esteban


Belén Esteban se ha operado la jeta. De frente a barbilla: ojeras, nariz y boca. Digo labios, que su boca es intocable. Que se lo digan si no a Telecinco, que tiene en la de San Blas, a su cara, con perdón, más reconocible. Bueno a la de ahora habrá que acostumbrarse. Pero no se apuren; un par de Sálvames, y ni se acordarán de sus antañas ojeras. Y esa nariz de púgil, que gastaba la Esteban.

Belén Esteban se ha operado la jeta, y los de Lecturas le han dado una portada. Asegura, la que dice ser la voz del pueblo, que su novio está como loco de contento. Normal. Yo también lo estaría si por enseñar el careto, que no las tetas o el rabo, me pagasen en efectivo lo que a la interfecta. Aunque puede sacarse otra lectura, nunca mejor dicho, del asunto: que el fulano lo está gozando porque su sapo se ha convertido en princesa.

Amor a golpe de bisturí, vaya.

Belén Esteban se ha operado la jeta. Y como Sansón ha perdido su potencial. Porque ella tenía lo que no tienen los sindicatos: conciencia de clase social. Era, si no la voz del pueblo, la cara. El rostro hajado de la, si me permiten la expresión, clase trabajadora.

Sus ojeras, demonios, eran nuestros madrugones, nuestros despertares a las seis de la mañana. Y su napia, nuestro orgullo de barrio. Cincelado con el paso del tiempo.

Belén Esteban se ha operado la jeta. Y con su rinoplastia se ha ido el último referente social que teníamos, tras el Dioni, Coto Matamoros o Francisco Camps.

Está más guapa, sí. Pero menos auténtica. Más de clase media alta. Como si de pronto se hubiese mudado de su San Blas natal, al barrio de Salamanca.

Una pena, yo la prefería con su cara de 'after'.

14 comentarios:

Toño dijo...

Tío. A mí también me molaba mucho más antes... Se me ha roto un mito. Solo espero que en un ataque de mala ostia se le transfigure la cara a lo que era en su pasado.

Y sí. Sus ojeras me ponías.

JotaEfe dijo...

Pues, chicos, yo es que no la soporto, ni antes ni seguramente ahora con su nuevo careto.
No la soporto, no puedo con ella.
Me pone, es verdad, pero de mal humor.
Un abrazo.

Yo dijo...

Antes parecía el muñeco maldito y ahora parece una Barbie poseída.. por favorrrrrrrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!

disculpa, hoy me levanté mala :)

Anónimo dijo...

eh has borrado el párrafo de la cocaína!

R. dijo...

jajaja molaría, Toño. En plan Hulk, arrrrg!

eres un enfermo, colega.

R. dijo...

Bueno, pero hay que reconocerle que ha sabido echarle morro al asunto hasta el punto de vivir del cuento. Otros nos despertamos a las siete de la mañana todos los días.

Muchos más digno, claro, pero...ya me gustaría a mí que lecturas me pagara un pellizco por enseñarle el moco de pavo, por ejemplo. Y con el dinero, pagarme una casita a orillas del mar...

R. dijo...

A mí es que la silicona...nada de nada.

donde esté lo natural que se quite lo artificial.

besos yo!

R. dijo...

Sí, anónimo, me parecía que no venía a cuento.

Siempre cambio alguna cosilla de los post cuando los publico.

Manías de uno.

Saludos!

eme dijo...

¿Clase media alta? ¿Seguro?
Qué triste, ¿no? Por mucho dinero que te paguen, cambiarte la cara tanto que ni te identifiques a ti misma.

A mí me hubiera gustado ella si realmente defendiera a los de abajo, pero tampoco eso lo veía.

Y que ni novio esté como loco por hacerme el amor (como leí hoy en el 20 minutos de la peluquería) qué mal rollo...

Me prefiero con mis imperficciones, aunque a muchos eso no les guste.

Un besazo al natural, ¡si retoques!

Pd: Gracias, receptor de llamadas de madrugada

R. dijo...

Es un decir, mujer. Pero sí, es triste cambiarse la cara. Y que tu novia te diga AHORA lo guapa que estás.

viva lo amateur! las imperfeccciones, las ojeras y las patas de gallo!

he dicho.

besos, miedica jeje

david dijo...

Operada y además retocada por el photoshop, no??

Fete dijo...

Antes era la imagen del vulgo ahora es la imagen de lo advenedizo (Yo sin stress)

Un fortisimo Saludo

R. dijo...

O más, macho. Sale muy retocada!

un abrazo, david!

R. dijo...

Yo no lo habría dicho mejor, fete.

un abrazo!