domingo, 2 de agosto de 2009

Sexo y escritura

Y tú por qué escribes, me preguntó.

Y tu por qué comes, le dije.

Por salud. Por necesidad. Por gula. Por placer.

Por eso mismo escribo yo.


Escribo para saciar mi estómago de inquietudes y recuerdos. Escribo hasta empacharme de emociones y vomitar tristezas. Y de nuevo otra vez escribo y otra vez me empacho y otra vez vomito, y otra vez escribo.

Escribo para que engorde mi flaca memoria. Para que le salgan cartucheras a mi soledad. Para que coja algún kilo mi desánimo. Escribo, en fin, para ensanchar el alma.

Ama, ama, y ensancha el alma, que escribió el poeta.

Escribo con gula; incluso cuando no tengo nada que escribir, escribo. Dulce y salado, escribo. Escribo según tenga el apetito, según se me antoje el mordisco. Escribo a la parrilla y bañado en aceite, con grasa y a las finas hierbas. Escribo, pero antes de nada miro que las palabras estén aldentes, en su punto. Aunque al ir a probarlas me queme las yemas.

Escribo para no quedarme desnutrido, o desvivido, que, para el caso, es lo mismo. La escritura es proteína para el cuerpo. Los que no escriben, los que son vegetarianos en palabras, deben asegurarse esos nutrientes por otro lado. Plagiar, copiar, es igual. El caso es escribir, alimentarse.

Escribo para que concuerde mi vida gramaticalmente; porque estamos hechos de palabras, y padecemos y sentimos en el mismo idioma: yo lloro, tú lloras, él, ella llora.

Escribo con voracidad. Hasta dejar el plato sin una sola letra. Rebañando, si hace falta, el abecedario con mi lengua. No concibo, de hecho, más forma de escribir que ésa. Indigesta. Auténtica. Verdadera.

Escribo, por que si no lo hiciera atracaría bancos con un lirio cortado. Y escribir, al menos, no está penado, o no tanto en según qué países.

Escribo porque creo que es la mejor forma que hay de justicia. La poética, la que queda escrita antes de que se dicte sentencia. Escribo para ponerle los puntos sobre las íes a mi infancia, para acentuar mi adolescencia, para alargar todos los besos que no te di. Escribo y es un chollo: puedo tachar aquello que no me gusta. Empezar de cero, corregir, realmente, mis errores. Escribo porque a veces me canso de mi mismo, y necesito ser otra persona.

Escribo para ponerle letra al mundo. Para inventar palabras que sanen tantas heridas. Escribo, y pongo mi granito de arena. No es mucho, pero letra a letra puede que algún día forme la siguiente frase: "Desde hoy, se acabaron las guerras en el mundo".

Escribo, y me imagino que las palabras son posturas sexuales. Homogéneas, abultadas, más profundas o superficiales. Escribo porque me gusta desvirgar ideas y hacer que se deslicen más suavemente sobre el papel. Escribo, porque escribir es, también, una forma de masturbarse. De darse placer. Escribo, joder, porque soy mejor amante entre líneas, que entre las sábanas.


Escribo, en definitiva, porque hacerlo me gusta casi tanto como follar.

¿Tú follas?

A veces.

¿Y te gusta?

Mucho.

Pues imagínate yo que escribo a diario.

............


Y ustedes, ¿por qué escriben?

Y de regalo, por haber contestado, este poema de Ángel González:

A veces

Escribir un poema se parece a un orgasmo:
mancha la tinta tanto como el semen,
empreña también más en ocasiones.
Tardes hay, sin embargo,
en las que manoseo las palabras,
muerdo sus senos y sus piernas ágiles,
les levanto las faldas con mis dedos,
las miro desde abajo,
les hago lo de siempre
y, pese a todo, ved:
¡no pasa nada!
Lo expresaba muy bien Cesar Vallejo:
“Lo digo y no me corro”.
Pero él disimulaba.








Imagen sacada de http://eutravesa.wordpress.com/

14 comentarios:

una más... dijo...

Te habrás quedado a gusto ...
qué simple parece poder concentrar, sentir todas estas cosas que dices, no lo es.. escribir es un modo de vida, una adicción que cuando se coje no se suelta, la necesidad de vomitar como bien dices o acariciar, amar.. un motor.. adrenalina, como lo que desprenden tus palabras, me ha encantado.. me quito el sombrero caballero..
Ama y ensancha el alma.. no podía ser otra!! ahí ya me habías ganado para el resto del texto jajaj
( es broma, lo habías hecho antes, hace un par de días :P )
Besos que te rocen, como rozan tus letras..

R. dijo...

Uff no lo sabes tú bien, llevaba mucho tiempo queriendo hacer este post, pero, paradójicamente, no me salían las palabras. No conseguía levantarles la falda y follármelas a gusto.

La escritura no es fácil, es compleja, como las personas. Pero es más fácil de llevar de lo que creemos, como también las personas.

Va según el día.

Para mí es la segunda droga más dura que hay.

La primera es el amor, y sus opiáceos.

Gracias, por tus palabras, una más.


Sí, tremenda canción y tremendo verso

Besos ensanchados para ti

Me llaman octubre... dijo...

¿Que por qué escribo? Porque a veces las palabras se me quedan tan dentro que tienen miedo del aire. Y se quedan ahí, escondidas. Y las palabras fueron inventadas para estar en el exterior. Gritadas, susurradas... da igual.

Y sí, me gusta escribir casi tanto como follar (ojo, he dicho casi).

Me ha encantado este rincón.

R. dijo...

"Y las palabras fueron inventadas para estar en el exterior. Gritadas, susurradas... da igual."


Qué gran verdad, octubre.

Yo también dije casi. Lo primero es lo primero, y después ya, todo lo demás.

Muchas gracias, sé bienvenida.

Un beso

Me llaman octubre... dijo...

Gracias a ti por pasarte por mi mes :)

Un beso nocturno.

Anónimo dijo...

Eso de que eres mejor amante entre líneas que entre las sábanas lo dirás por otras, ¿no? Porque cuando estuvimos juntos......uf mejor me callo que me pongo berraca.....Un beso, me alegro de haberte encontrado, otra vez....Te seguiré desde el anonimato.

^_^

R. dijo...

o_0

Me acabas de dejar con el culo torcido.


Y es que no vale llegar aquí, soltar tal bomba, y "seguirme desde el anonimato".

Al menos enseña la patita, anónimo. Es lo mínimo.

besos

R. dijo...

Y dos si son noches de verano, que son más cortas.

Anónimo dijo...

Lo siento, pero no he podido resistirme...es mejor así, desde el anonimato...un beso R

;)

R. dijo...

Mejor para ti, pero estás en tu derecho.

Besos.

una más... dijo...

muahahahah!!( risa malévola, por si no se había notado.. ) de lo que se entera una!! asi que buen amante eh?
jajaja qué cosas tiene la vida..
a ver si voy a tener que llamarte " Rodolfo Langostino " XD
ais.. perdón, no lo pude evitar...
ya paro..muaka!
( no hace falta que lo publiques, lo entiendo.. tomalo a modo de sms privado jajaja )

R. dijo...

Haiba, se me fue el ratón y lo publiqué, mil perdones!!!!!



quita quita, de langostino nada, yo gamba, y de las baratas del Día...

un besote, y diculpa!

Mónica dijo...

Me ha encantado

R. dijo...

Me alegra que te haya gustado, mónica