miércoles, 29 de julio de 2009

Forever young

José María Aznar dice que él sabría cómo salir de la crisis económica. De la que me temo que no sabe cómo escapar, es de la suya propia: la de los 50. Y es que Aznar, se resiste a asumir que la eterna juventud, cuando tienes 56 años, es una utopía, cuando no una patología. Miren si no ese cuerpo, más propio de un concurso de vigorexia, que de alguien normal, de su edad, si es que el ex presidente español fue alguna vez normal.

El líder de las FAES, el think tank del PP, se resiste a ceder un palmo a la vejez. Algo muy loable, y respetable. Si no fuera por las formas de gallito desplumado, que emplea. La arrogancia con que presume de sus logros; como cuando puso los pies sobre la mesa de una de las habitaciones de la Casa Blanca, y le dijo a su compinche, George W. Bush, que él hacía "10 kilómetros, en 5 minutos y 10 segundos". Corría el año 2002, y se lo 'podía permitir'. Ambos eran los reyes del mambo, y hacían dominadas con el peso de la opinión pública.

Ahora no. Ahora es la ciudadanía quien le ha puesto en su sitio, quien le ha provocado una contractura. Un resposo de ocho años. Y el pobre, adicto como es al poder y al deporte, está que no puede superarlo. Se le ha juntado la crisis de vacío presidencial, con la de los 50, y ha entrado en barrena. Primero se dejó melena para reenamorar a su mujer, y ahora se está dejando crecer los bíceps, y pectorales para sabe dios qué. Alguien debería asesorarle mejor, evitarle que siga haciendo el ridículo. Decirle a Aznar, en fin, que por más abdominales que haga-y hace 2.000 al día, según afirma su entrenador personal-no va a volver a tener 40 años. Ni 30. Ni 20. Ni tampoco la presidencia.

Está claro, a la vista de las imágenes, que el dinero no te asegura envejecer con dignidad. A mi, sinceramente, todo esto me apena. Es como cuando veo a Ana Obregón embutida en sus 54 años (o más) yendo de stripper por la vida. Pues mira, bonita, no. Lo siento mucho. Pero la cirugía estética no hace al monje. Es contranatura. Qué manía con no querer envejecer. Con querer ser forever young, que cantaban los Alphaville. Polvo somos y en arrugas nos convertiremos. Cuánto antes lo asuman, mejor. Éso que se ahorran en cremas, y personal trainers.

Yo a los 60 años espero ser un viejo verde, barrigón, drogadicto y alcohólico. Como el abuelo de Pequeña Miss Sunshine. Cuidarme de joven, para malgastarme de mayor. Ésa es la filosofía. Ése es el verdadero camino hacia la eterna juventud.




Imágenes sacadas de http://www.palanda.com, Il Corriere della sera y http://www.losgenoveses.net

6 comentarios:

una más... dijo...

jajaja acaso hay algo más que añadir?
Arderás en el infierno político de muchos por esto, que lo sepassss!! pero bueno, tampoco importará la cocaína habrá hecho de ti alguien capaz de sobrevivir ( se sobrevive después de la muerte?? ) al fuego..
Serías alguien ideal para una columna crítica en algún diario español, en el caso de que en España verdaderamente existiera la libertad de expresión..juju
De momento, me alegra que seas el enviado especial de tu propio blog..
Besazo!! muy bueno el texto..

Anónimo dijo...

Forever Young suena en mi cabeza cada vez que alguien habla de bodas, hipotecas y madurez. A mi me preocupa mucho no saber envejecer, no aceptarlo, no llevarlo bien... Pero ya veremos, le doy tiempo al tiempo....

De mayor serás un viejo verde como Rash y Luis Ramiro :P

Muaks¡¡¡

R. dijo...

éso que me ahorro en calefacción en invierno...jejeje

yo creo que después de la muerte, sobrevive el que piensa que hay vida, y el que no, se pudre con los gusanos. Yo creo en la reencarnación, así que espero reencarnarme en algo curioso.

vaya gracias, pienso adjuntar este comentario en mi cv, a ver si hay algún incauto que pica jeje

besotes, y gracias por leerme

R. dijo...

Yo pienso envejecer con dignidad, asumir mi edad, pero no renegar de mis gustos y placeres por mucho que diga el médico. Y sobre todo, disfrutar, que para lo que te queda aprovecha!

vivan los viejos verdes! y las viejas verdes!

viva lo verde!

Anónimo dijo...

Yo creo que no hay infierno concreto para que ardas, si te metes con todos los políticos que hay!

con zapatero, rajoy, rosa díez, con el pce, con batasuna...


pero a ti te gusta alguien?????

R. dijo...

Me meto con este circo político que tenemos, adoro la política, pero no considero que tengamos políticos ahora mismo con sentido de estado ni brillantes, sino mamarrachos al servicio de su partido. Intoxicadores, que solo quieren llevarse un pastiche, sin ni siquiera acudir al Congreso.

Lo siento, pero no me vendo. Y menos en mi blog, donde puedo decir lo que me de la gana y repartir cera a tirios y troyanos.

Por otra parte, la labor del periodismo: ser critico, y no tomar partido por nadie. Aunque todo esto se haya desvirtuado, y puedan más los intereses económicos que los informativos.