viernes, 17 de julio de 2009

En vena



Cuando estés en vena. Hace mucho tiempo que no estoy en vena, en racha. La suerte hace meses que no me pasa la pensión. La muy puta. Y tengo que vivir con lo puesto, sin ninguna garantía de nada. Ahorrando, casi, en emociones; no vaya a ser que me quede sin blanca, y no pueda pagarme ni una mala sonrisa.

Pero volveré a ser el que era, no lo duden. Esto es tan sólo una mala racha, aunque vaya ya para seis meses.

Siento mucho, si en este tiempo me he llevado a alguien por delante. No era mi intención. Yo sólo quería hacerte feliz, pero estas cosas, desgraciadamente, son así:




Recuérdame como me conociste, y no cómo me conoces ahora.




Por mi parte, me llevo tu amor en vena.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Madrugario vuelve a sus inicios lacrimógenos, y depresivos

R. dijo...

Nunca dejó(é) de serlo

Anónimo dijo...

Madrugario es triste, sin duda, y eso no cambiará...

R. dijo...

Sí, la verdad es que sí...Todo blog se parece a su dueño.