miércoles, 15 de julio de 2009

Culos


En mi gimnasio sólo hay mujeres con el culo gordo. Y eso hace que me sienta el hombre más afortunado de la tierra. No sé si lo he dicho alguna vez, pero adoro a las féminas de prominentes caderas, y redondas nalgas latinas. Sin llegar al extremo de Jennifer López. No. Entre Shakira, y Beyoncé, más o menos. La equidad cárnica. El término nálguico, del que hablaba Aristóteles. La divina proporción estaría, como digo, entre esos dos culos. ¿Se lo imaginan? La cacha derecha de la colombiana, y la izquierda de la diva de la música negra. Sólo de pensarlo babeo como un niño pequeño.

El caso, es que sólo veo, como les cuento, a mujeres de orondos traseros pululando a mi alrededor, y esto, que para mí es lo más cercano al paraíso, resulta que para ellas es toda una tragedia.

Hoy me he soltado, y se lo he dicho a una mujer, que no paraba de mirarse el culo en el espejo, y resoplar. "No sé por qué resoplas tanto, donde estén las mujeres con curvas, que se quite todo", le he comentado inocente. Sin embargo, me ha debido tomar por un maníaco sexual, porque el comentario, en cuestión, no le ha hecho ni puta gracia. Todo lo contrario: me ha perdonado la vida con la mirada y se ha ido a hablar con su compañera, que acto seguido me ha mirado también como si fuese un pervertido.

En fin, dos personas menos en mi cruzada a favor de los culos grandes.

Si fuese dictador prohibiría los nalgas famélicas, rollo Victoria Beckham, que se rellena el culo con ¡photoshop!, y haría que todas las mujeres del país se operasen la retaguardia a fin de tener un culo como dios manda, o como manda la naturaleza (queridas dais a luz, es normal que tengáis las caderas anchas) y un servidor, que para eso sería el mandamás e ideólogo supremo en todo esto de la beyoncización de la población femenina autóctona.

Y es que, maldita sea, donde esté una buena osamenta que se quite todo, ya digo.

De modo que, mujeres del mundo -madres, esposas e hijas- no se acomplejen. Luzcan sus grandes culos sin miedos ni reparos, y bamboleen sus jaquetonas posaderas al son de los tiempos modernos, que eso del 90-60-90 está ya más que obsoleto.

He dicho.



Y de regalo esta canción de Jaime Urrutia, ex de Gabinete Caligari, que define a la perfección lo que quiero decir:







Imagen sacada de vivafm.com

4 comentarios:

MiAu dijo...

Lo no tan bonito es luego cuando vas a comprarte unos pantalones... y no te valen amigo¡¡¡ jejej

Yo estaba pensando en esta...creo que te va más...
http://www.youtube.com/watch?v=srB8LOJcqCA

Muuuaks, te mando un beso con mi culo gordo jaja

R. dijo...

Me gustan las niñas con el culo gordo, mi verde sonrisa, joder a matar...tengo los bolsillos rotos


eh está censurada la parte de "se lo está chupando todo", que fuerte!

remilgaos...

pues si no te sirven, pides otros de otra talla, y si no hay, te vas muy digna de la tienda, previo escupitajo a la dependienta, y después de haber incendiado el local.

besos a tu culo gordo

Marta dijo...

¡Hola bitxu! Cuando seas Presidente del Mundo con tu Partido Bohemio ni se te ocurra aprobar¡¡ la ley de los culos gordos!! ¿ Tu sabes lo que cuestan las cremas anticeluliticas?!! Por favor! jejeje
Aunque bueno, yo empiezo en abril la lucha contra mi celulitis y ese incipiente trasero que estoy echando y me acabo rindiendo. Así que opto por un pareo que combine con el bikini¡ y arreando! Y es que un verano sin helado de chocolate no es verano.¿ verdad?
PD: Lucas votaría Si a esa Ley...bueno y unos cuantos más también .
Petonets culet-culet :-)

R. dijo...

Un verano sin chocolate, no es verano. Y sin cerveza, menos aún.

Los culos grandes tienen sus adeptos jeje

Bueno, hasta que sea presidente tienes tiempo jejeje


petons culet!

jeje