lunes, 15 de junio de 2009

Una buena entrevista



Le están lloviendo miles de críticas a Jordi Évole (alias, el Follonero) por esta mini entrevista al líder de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi. Dicen, los que se posicionan en contra de su actuación, que ha dado voz a un proetarra, que no condena la violencia, ni los atentados de la banda terrorista ETA. Un asesino, vaya.

Nota: Jaime Mayor Oreja (PP), que ganó las últimas elecciones al parlamento europeo, es decir, que pudo presentarse a los comicios, lejos de condenar la dictadura franquista (a saber, 150.000 muertos por la represión), se refiere a ella como una situación de extraordinaria placidez. Será que soy míope, y de lejos veo mal, pero tampoco de cerca veo a nadie llamándole anticonstitucional, ni genocida. No deberían, de hecho. Como tampoco deberían llamárselo a Otegi, por no condenar la violencia por parte de ETA. ¿Tendrían que condenar, ambos, el asesinato como medio para alcanzar un fin? Por supuesto. Pero que no lo hagan, no significa que sean, ni él, un etarra, ni el otro un genocida. Y si aplicamos ese baremo, que los enchironen a los dos. Y no solamente a uno.

Ojo, que no defiendo a Otegi. Me parece un cobarde, con delirios de grandeza. De ETA directamente opino que son unos hijos de la grandísima puta, y asesinos. Estos sí.

Pero, por otro lado, no me parece de recibo que se le aplique a él, y sólo a él -a -Otegi-, y a su entorno, y sólo a su entorno- la izquierda abertzale- la mal llamada ley de partidos. ¿Qué partidos?, si solo vetan a uno. Aquí o follamos todos, o pinchamos la muñeca. Quiero decir, que si el leitmotiv para ilegalizar a una formación política, es que no respete la constitución, y utilice, o no condene, la violencia, habrá, pues, que hacer, también, un barrido de partidos de extrema derecha. Que haberlos hailos. Por aquello de que la ley sea igual para todos.

Por mi parte, creo que las ideas no matan. Me parece una aberración que se ilegalicen pensamientos, vengan de donde vengan.

Dicho lo cual, termino. Me gusta esta entrevista. Me parece una buena entrevista. Da otra visión del conflicto vasco, y, televisivamente hablando, es un soplo de aire fresco, entre tanto cerrazón mediático.
Las imágenes retratan a Otegi, como lo que es. Évole le habla de tú a tú, sin tanto tecnicismo político, y eso hace que veamos a un Arnaldo diferente, más sincero. Y es que guste o no, el líder abertzale es un personaje de profundo calado social. Como Mayor Oreja, o Aznar. O Bush. O el presidente iraní, Mahmud Ahmanineyad, que acaba de hacer un sonoro pucherazo electoral.

Gente controvertida, aunque no por eso, gente a la que no se pueda entrevistar.

11 comentarios:

Nacho dijo...

Es una entrevista excelente, si a alguien le quedaba alguna duda de quien era Otegui (yo entre ellos), viendo esto lo tiene más que claro.
No le pongo ningún adjetivo por evitar posibles problemas legales.
Ref. a apartar los partidos que no condenan la violencia me parece tan natural como si apartaramos a un partido que hiciera apologia de la pedofilia (en Holanda habia uno hace unos meses), o uno que no condenara la violencia de genero, NO TODO VALE, la democracia creo que no es eso.

Y ref. a lo de condenar al regimen Franquista, estimado R; es un argumento cansino y caduco, pedirias también que se condenaran los crimenes y atentados del bando republicano? creo que la guerra termino hace muchos años y la sociedad española era muy distinta a como es en la actualidad, TODOS fueron unos salvajes, y negar eso es ser un completo ignorante. Te aseguro que no soy franquista, pero me parece injusto que solo se recuerden las cerdadas de un bando cuando en una guerra lo que sobran son salvajes y salvajadas.
En fin, confiando en que no te tomaras a mal mi comentario, aunque seguramente discrepes de el, te mando como siempre un cordial saludo, ademas de felicitarte por escribir sobre temas que crean debate.

R. dijo...

Por supuesto que no todo vale en democracia. Ahi te doy la razon. Pero yo lo que critico es el distinto rasero a la hora de aplicar dicha ley. Pienso que la ley de partidos no es igual para todos, como debiera ser.

El gobierno ahora, y el PP antes, ha instrumentalizado la ley a su antojo, de forma electoralista, para sacar votos. Lo cual me parece deleznable.

Es decir, se dice que no puede haber partidos que justifiquen la violencia. Perfecto, hasta ahi de acuerdo. Es inadmisible que haya este clase de "politicos" circulando por los ayuntamientos o presentando sus candidaturas, y mucho menos es tolerable que reciban dinero publico, cuando estan en contra de una parte de la sociedad española, a la que si, de ellos dependiese, eliminarian; cuando no lo hacen ya en muchos de los casos.

Vale hasta ahi de acuerdo; pero esto en la practica no es asi. Esta ley, tan necesaria como innecesaria (la ley tambien ilegaliza a personas, votantes), no castiga a todos los partidos que estan al margen de la constitucion española, y defienden o justifican la violencia; sino que solo estrangula a un determinado grupo ideologico. Es parcial, y electoralista, repito.

No cumple su cometido, pues tan dañinos son, desde el punto de vista democratico, partidos como Batasuna, HB, EHAK; como grupos politicos de ultraderecha como Democracia Nacional, España2000 o Alianza Nacional.

O los ilegalizamos a todos, o no ilegalizamos a ninguno.

Vaya por delante, que no creo en esta ley, porque considero, que las ideas no matan. Esto es la democracia, dejar que la gente piense como le de la gana, aunque defienda el aborto, la eutanasia, la esclavitud, o las palizas a negros.

Es cuando se llevan acabo determinados pensamientos antidemocraticos, cuando hay que tomar medidas. Cuando uno en vez de decir Gora Euskadi, o España para los españoles, pone bombas, pega tiros, o da palizas a la gente.

Tanto asco me da Batasuna, como Falange española. Pero respeto a sus votantes. Aunque ellos, presumiblemente, no me respeten a mi.

Hay que ser tolerantes con los intolerantes, de lo contrario te reduces a ellos. Eres uno mas.


Un abrazo nacho!

R. dijo...

Y respecto al regimen franquista, no me refiero a la contienda civil que hubo entre los dos bandos. Sino a la posterior represion, llevada a cabo por el estado español sobre una parte de la poblacion ya indefensa.

Es evidente que todas las victimas son iguales, sean de derechas o de izquierdas, y que tanto el bando nacional como el republicano fueron unos salvajes y unos hijos de puta; empezando por el Gobierno de entonces, que salio por patas, y acabando en Mola, Queipo de Llano y Franco. Habra quien diga, es que ellos, los nacionales, empezaron la guerra. Bueno, pero eso no justifica ninguna de las muertes que hubo.

Ahora bien, referirse a los años posteriores tras la guerra, como una situacion de extremada placidez, me parece, auque licito desde el punto de vista de la libertad de expresion, una conducta reprobable, como es que Batasuna tampoco condene la violencia etarra.

Pero eso, ya digo, no les convierte a unos y a otros en asesinos, ni complices.

Un abrazo!

Nacho dijo...

Si, tienes razón en algunas cosas, tanto el PP como el PSOE mercadean con los muertos, y si no dime que ha pasao con el jucio del 11M o porque cuando ETA asesina a un militante de un partido, en el tanatorio no es bien recibido el pesame del otro partido, en fin un asco, com se dice en mi pueblo; "No hi ha un pam de net..."

R. dijo...

Ya ves, es asqueroso, que haya victimas de un partido, y victimas de otro. En vez de victimas a secas, defendidas y amparadas por ambos partidos politicos.

Nacho dijo...

Desde luego, para mi un muerto es un muerto, salvo los que mueren manipulando bombas, lo siento esos para mí si son distintos...

R. dijo...

Siempre y cuando no sea un Tedax. A esa gente le tiene que gustar mucho su trabajo para dedicarse a desactivar explosivos. Uf.

MiAu dijo...

Siempre me gustó, por cierto tu Honestidad Brutal.

R. dijo...

hombre, es lo mínimo: poder expresar tu opinión personal en tu propio blog.

pero gracias, gatuna

Nacho dijo...

No me referia los pobres Tedax, claro.

R. dijo...

pobres, si


abrazos