domingo, 7 de junio de 2009

Piruletas


Mi corazón es una gran piruleta roja, que mengua con cada lametazo que le das.

5 comentarios:

Tristán dijo...

Los corazones no menguan por amor...




Pichón!

R. dijo...

Pero si que se derriten...


Mirlo!

MiAu dijo...

Y cuando se desgaste de tanto chuparlo qué pasa??

R. dijo...

Pues que se te queda la boca, y la lengua, roja...

Anónimo dijo...

Cuando se nos acabe compraremos otra piruleta para seguir chupando juntos...

Quiero tener la lengua roja de ti.

P.D: adoro las piruletas y los chupachups

Pumuki