miércoles, 3 de junio de 2009

Mama, soy gay

- Hola, hijo ¿que tal estas, comes bien, estas estudiando, encontraste trabajo, has hecho la compra, bajado la basura, pagado el mes, te has afeitado por fin, te has cortado el pelo, has devuelto los libros a la biblioteca, has llevado a la gata al veterinario, pediste hora en el dentista, terminaste de hacer la mudanza, fuiste al fisioterapeuta, has regado las plantas, limpiado la casa, fregado? (Pausa para coger aire) Dime, anda, dime, que hay que ver vaya hijo que tengo: nunca me llamas, ni me cuentas nada. Dime, por lo menos, como te va, si te has echado novia, y esas cosas que a una madre le gusta saber. ¿Estas saliendo con alguien? Venga, cuéntamelo, que te he parido y te conozco. A mi no me puedes mentir. Seguro que si, seguro que te has echado una novieta por ahí, o ¿es que te has hecho gay? Sabes que si es así, puedes decírmelo, eh, porque si lo fueras a mi no me importaría, ¿te has hecho gay? Te has hecho gay, lo que imaginaba...

- Me he hecho gay, y no he regado todavía la basura. Pero he llevado al fisioterapeuta al veterinario, y llame ayer para pedir hora en la biblioteca, y cortarme el pelo. Por lo demás poca cosa: la gata fue al dentista y encontró trabajo y tengo un pollo, ahora mismo, afeitándose en el horno, que por cierto se me corta. Estoy bien, mama, no te preocupes.

- Ah, menos mal, me dejas mas tranquila.

2 comentarios:

yo misma dijo...

el otro dia m llamo mi madre y no pude ni decir una palabra, se le fue el credito antes, sin dejarme hablar!!!!jajajaja

R. dijo...

jajajajajaja es intrinseco jaja