martes, 9 de junio de 2009

De ser algo


Nuestro amor, de ser algo, es ese arco iris que se vislumbra en la fotografía. No se sabe donde empieza y donde acaba, y solo aparece tras la tempestad. Aflorando entre los nubarrones, que amenazaron con ruptura. Al trasluz de la lluvia de reproches que golpeo, como granizo, nuestra sienes; momentos antes de vernos así, contemplando ese reflejo de nosotros mismos en el cielo. Y entenderlo todo.

Nuestro amor, de ser algo, es un claroscuro, lleno de tonalidades: te quiero, te odio, te necesito, no te aguanto, quedate, marchate.

Uno no puede darse sin el otro.