viernes, 12 de junio de 2009

Amputación de derechos


Sobre el inmigrante boliviano, al que el Gobierno acaba de regularizar. Unas consideraciones:

1.- ¿Que hubiera pasado si, en el accidente, el hombre no hubiese perdido el brazo? Pues que ahora tendría dos, en lugar de uno y medio. Que seguiría sin papeles, y explotado: trabajando 12 horas diarias, siete días a la semana, por 20 euros al día. Que su jefe, ese pedazo de hijo de la gran puta que tiro, después, el brazo a la basura, no estaría imputado por un delito de omisión del deber de socorro, y explotación laboral. Ni tampoco hubiesen clausurado la panadería de marras; ya que, dudo mucho, que, sin sangre de por medio, hubiera salido a la luz el caso. Una tirita y a correr, muyayo.

2.- ¿Es obligatorio, pues, que los inmigrantes irregulares, pierdan alguna parte de su cuerpo, en el transcurso de su estancia irregular, para que el Gobierno tenga en cuenta su situación y los regularice? Pues no, obviamente. Es inadmisible que se tengan que llegar a estos limites para concederle a alguien el permiso de residencia. Es una amputación de derechos en toda regla.

3.- ¿Es, en cierta media, esta regularizacion una manera populista de arreglar el problema? Si. Si no le hubiera pasado nada, el Gobierno ni si quiera le hubiese atendido, y mucho menos, dado papeles.

4.- ¿No seria mejor llevar a cabo una inspección de trabajo, a nivel nacional, contundente y sin fisuras, que acabase, de una vez por todas, con toda esa lacra de empresarios negreros? Claro. Eso atajaría el problema de raíz, y no escondería la mierda debajo de la alfombra. Además de permitir, que los inmigrantes denunciasen su situación, sin miedo a posibles represalias.

5.- ¿Soy yo, que soy muy listo y lo veo todo claro, o es que Zapatero no ve las cosas?


Esto, creo, no soluciona nada.


Lo siento por el pobre hombre que ha perdido el brazo. Pero también lo siento por los millones de inmigrantes, que están de una pieza, y carecen de papeles.

Tendrán que romperse algo para que se les tome en cuenta.





Fotografía sacada de elmundo.es

2 comentarios:

MiAu dijo...

Pobre hombre, a mi se me parte el corazón...Yo no sé cómo puede haber gente tan mala por el mundo que pueda dormir por las noches sabiendo que está explotando a personas que están tragando por que lo necesitan...

R. dijo...

Porque tiene un colchon de latex y una almohada de silicona que acomoda su conciencia....


A estos negreros del siglo XXI, les metia yo 10 años de carcel sin reduccion de pena.


Hijos de puta