lunes, 25 de mayo de 2009

Una canción perfecta



No hará ni un año que descubrí a este ¿cantautor? guatemalteco. Disculpen mi ignorancia. Por lo visto, tiene una carrera jalonada de éxitos. Y miles de fans, que le siguen ciegos.

Ahora, yo también soy uno de ellos. Me he hecho adepto a la logia de los Arjona.

Precisamente, fue esta canción quien me hablo por primera vez de Ricardo, de su música. Se la escuche a un coche. Un utilitario. Y me enamore completamente de este tema, de su letra. Creo que es perfecta de principio a fin. Todo lo que dice, además de bello, tiene un sentido, cosa que no todas las canciones consiguen.

Por lo general, la mayoría de los singles se fragmentan a la mitad, o yo lo veo así; justo en el momento del clímax van y paran. Y uno se queda a medias, con un trozo de letra colgando en la mano. Me pasa mucho, por ejemplo, con Fito Páez: le adoro, le perdono cualquier cosa que haga, pero he de reconocer que muchas de sus canciones parecen estar escritas en días distintos. Como cuando uno prepara algo de comer, y sobra un poco, y días más tarde lo recalienta.
Hay canciones que cambian de sabor a la mitad.

Pero esta no. Esta es simplemente perfecta.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Yo a este hombre lo sigo desde que se le ocurrió cantar "mujeres", acá en Chile..
tenía una melena larga, alborotada,
y letras hermosas..
hoy también las tiene y mucho más...

me agrada que te agrade...
y esa canción es bellísima...

R. dijo...

si, es muy bella


un beso carolina