domingo, 17 de mayo de 2009

Breve reflexion de domingo


Desde hace algun tiempo, escribo sin acentos, como otros dejan de ducharse o de comer. Solo que en mi caso, no ha sido una decision personal, sino ajena.

No consigo que mi portatil escriba bien dos dias seguidos, asi que no me ha quedado mas remedio que acostumbrarme a verlo todo de forma atona, yo que era un maniatico de las tildes. Da miedo pensar lo rapido que se adapta uno a las cosas, a esa otra cara de la vida, del mundo, que por su naturaleza, no has visto, o no has vivido. En realidad, creo, no me da por robar bancos ni atracar farmacias porque aun no me he puesto, porque no me he visto en la obligacion de tener que adaptarme a ello. A esa vida errante de pasamontañas y maletines.

Aunque me acabarian pillando. Seria un pesimo atracador, vaya. Y no por lento, que va. Todavia corro los 100 metros que me las pelo. Si no porque, al final, recuperaria el tono, el raciocinio, y confesaria; devolveria todo el dinero y pediria disculpas a los afectados.

Pasa un poco como con esto de los acentos: uno aprende a escribir obligacion o maniatico, de forma neutra, cuando el portatil va y te devuelve a la realidad.
Y te marca, de nuevo, las pautas correctas.

Como la vida, justo cuando te acostumbras a ella, vas y te mueres.


Que ironia, joder. Y que desanimo.




Imagen sacada de http://www.noticiasdealava.com

No hay comentarios: