lunes, 20 de abril de 2009

Vísceras

Hay veces que la letra de una canción, dice más sola, que la propia canción en si. Esta es una de esas veces. Por eso esta vez, sin que sirva de precedente, omitiré la música, y dejaré solo las vísceras de este maravilloso tema:

Socorro! necesito a alguien
¡Socorro! no a cualquiera
¡Socorro! sabes que necesito a alguien
¡Socorro!

Cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesité la ayuda de nadie para nada
Y ahora esos días han acabado, no estoy tan seguro de mí mismo
Ahora descubro que ha cambiado mi forma de pensar
He abierto las puertas

Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a volver poner los pies en tierra
Por favor, por favor, ¿es que no vas a ayudarme?

Y ahora mi vida ha cambiado de tal forma
Mi independencia parece desvanecerse en la neblina
Pero a veces me siento tan inseguro
Que sé que te necesito
Como nunca antes te había necesitado

Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a volver poner los pies en tierra
Por favor, por favor, ¿es que no vas a ayudarme?

Cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesité la ayuda de nadie para nada
Pero ahora esos días han acabado, no estoy tan seguro de mí mismo
Ahora descubro que ha cambiado mi forma de pensar
He abierto las puertas

Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a volver poner los pies en tierra
Por favor, por favor, ¿es que no vas a ayudarme?
Ayúdame, ayúdame

(Help, The Beatles).

No hay comentarios: