sábado, 4 de abril de 2009

Señorita García

- Hola, ¿Javier Mellado?

- Sí , soy yo.

- Verás, soy Olga García, le llamo del departamento de recursos humanos de Entelequia, sociedad corporativa.

- Sí, tuve una entrevista de trabajo con vosotros, hará...cosa de unas semanas.

- Sí, bueno, verá, era para comentarle que al final no ha sido elegido, y bueno, eh..aunque nos guardamos su currículum por si abriésemos otro proceso de selecc...

- ¿Olga?

- Sí, sí.

- ¿Puedo tutearte?

- Eh, sí claro.

- Bien. No me habéis seleccionado, vale. ¿Pero era necesario llamarme para decírmelo? Quiero decir, desde que me dijisteis que me llamaríais al día siguiente para decirme si sí o si no, han pasado cuatro semanas. Es obvio que no me habías seleccionado. Lo supuse la primera semana de retraso. Y lo suponía, y lo daba por supuesto, ahora, un mes más tarde.

- ...

- Hay cosas que sobran, no sé. A menos, claro, que uno quiera hundir a la gente. Puedo preguntarte si es este tu interés, Olga. ¿Te gusta humillar así a las personas?

- No, señor, por supuesto que no. Simplemente cumplo órdenes.

- Los oficiales nazis también dijeron que cumplían órdenes. Y aún así, hubo quien decidió no cumplirlas.

- ...

- Quiero que te plantees una cosa. Solamente un detalle. Una cuestión razonable. ¿Eres feliz diciéndole a la gente que no tiene trabajo, que no ha superado las pruebas de selección, que no encaja con el perfil de la empresa? ¿Te sientes bien haciendo eso, poniendo voz de contestador automático para acto seguido hacer añicos las esperanzas de la otra persona, que sobresaltada descuelga el teléfono?

- ...

- No es un gesto de amabilidad por tu parte llamar a la gente para decirle que no va a trabajar en tu empresa. Eso, creo, puedes ahorrártelo.

- Pero señor yo sólo...

- Estoy sin trabajo, no cobro el paro, y mi mujer, encima, no puede trabajar porque está invalida. Por si fuera poco, no recibimos ningún tipo de prestación social, ni ayuda. Tengo, además, dos hijos. ¿Tienes tú hijos, Olga?

- No, no tengo.

- ¿Pero te gustaría ser madre?

- Sí, me gustaría...mucho ser madre.

- Y qué pensarías si yo fuera médico, en lugar de auxiliar administrativo, y tu embarazo dependiese de mí. Es decir, si hubieses venido a mi clínica, por ejemplo, a realizarte una fecundación in vitro. Y yo te llamara en este mismo momento, para decirte, que NO vas a ser madre, que no das el perfil, que no hemos encontrado ningún esperma que encaje contigo.

- ...

- ¿Olga?

- ...(gimoteando) Sí, sí.

- No quería llegar a este extremo, lo siento. Pero es sólo que quiero que entiendas que aunque tú ejerzas de contestador automático, el resto, la gente que estamos al otro lado, no somos ningún tipo de máquina. Somos personas, y tenemos sentimientos. Las malas noticias también hay que darlas, pero se pueden decir con más o menos tacto. Ahora tú me has demostrado que verdaderamente eres una persona, y eso me agrada. Creo, de hecho, que me entiendes.

- Sí, señor, perfectamente.

- Vale, entonces dime lo mismo que me has dicho antes.

- ¿El qué?

- Lo de que no tengo trabajo...

- Pero seño...

- Dímelo, no te cortes.

- Eh...(coge aire) ¿señor Mellado?

- Al habla.

- Verás, me llamo Olga García, y trabajo en el departamento de recursos humanos de Entelequia, sociedad corporativa. Queríamos desearle muchísima suerte en su búsqueda de empleo, y sobre todo darle ánimo. No pierda la paciencia. Al final todo llega.

- Muchísimas gracias, señorita García.

- A usted.

- Encantado, un placer. Chao.

- Chao.

3 comentarios:

M. dijo...

Muy bueno. ;)

Rodrigo Casteleiro dijo...

Muchas gracias M!


saludos

Anónimo dijo...

si me hubieran dicho eso mismo mas de una vez..
bego