viernes, 24 de abril de 2009

Necios





Ya somos cuatro millones de parados.



Como nos pongamos a botar (sin v, de elecciones) España se rompe.

Un bote, dos botes, ocupado el que no bote.



Nota para ministros, y aspirantes a: Antes de opinar sobre la crisis, la falta de trabajo, la escasez de recursos, el hambre, los expedientes de regulación de empleo, los despidos improcedentes, los contratos basura, el salario mínimo interprofesional, o la explotación laboral, deberían renegar de su acta de diputado/a, qué menos, y darse de alta en el paro. Inscribirse en páginas como infojobs.net, o trabajar.com, y conocer de cerca, y en primera persona, la realidad de la que hablan, y critican. Es obsceno salir en rueda de prensa, y lanzar una perorata sobre lo mal que están las cosas, sobre el drama que supone que haya tantísimos parados (¿verdad señor Rajoy?), e erigirse en portavoz de una ciudadanía asfixiada, cuando uno tiene garantizado no ya sólo el pago de su hipoteca, sino las vacaciones a 20 años. Y todo, a costa del trabajo de los que, precisamente, no tienen trabajo. Manda huevos, señor Trillo.
Ustedes se desplazan en coche oficial. Ustedes, dicen, sudan la camiseta por el país. No, señorías, no. Dónde de verdad se suda la camiseta es un vagón de metro en pleno mes de junio, atestado de gente, y de vidas, y por qué no decirlo, de cerdos, que no se lavan. Eso es la realidad: un cerco de sudor en el sobaco. Prisas, empujones, y averías. Eso es la (jodida) realidad.
Si quieren, de verdad, representarnos, les recomiendo que se bajen el sueldo, hasta los 1.000 ó 900 euros, que es lo que cobra la mayoría de la gente de este país llamado ¡España!. Y hagan, después, números-ustedes que son grandes estadistas- para en el mismo mes: hacer la compra, pagar un alquiler o una hipoteca a pelo, mantener tres hijos, y hacerse entre medias una endodoncia.
No hablen de lo que no conocen, por favor. Gánense el derecho a opinar, como nosotros nos ganamos nuestro pan.
Panda de necios.


¿Soy el único al que le dan asco los políticos de este país?
Yo me cago en el PSOE, me cago en el PP, me cago en Batasuna, y también en Falange Española, me cago en la ley de Hont, me gusta Izquierda Unida, pero me cago en Paco Frutos, y en el PCE, y en el PNV, y en CIU, y en Rosa Díez, por oportunista y trepa.
Me cago íntegramente en el Congreso de los Diputados. 350 inútiles, viviendo a costa del Estado.
Si yo fuera presidente, nada más salir elegido, anunciaría mi dimisión. Creo que es lo más coherente que se puede hacer. La política envilece al hombre.





Cartel electoral del PSOE.

No hay comentarios: