domingo, 5 de abril de 2009

El rey de las penas




Hay una pequeña mancha negra en el sol hoy
Siempre es la misma cosa, igual que ayer
Hay un sombrero negro atrapado en lo alto de un árbol
Hay una bandera hecha pedazos en su asta que el viento no detendrá

Yo he estado aquí antes, en el interior de una tormenta
Con el mundo dando vueltas alrededor de mi cabeza
Siempre tuve la esperanza que tú acabarías con este reinado
Pero es mi destino ser el rey de las penas

Hay una pequeña mancha negra en el sol hoy
Es mi alma la que esta allí arriba
Siempre es la misma cosa, igual que ayer
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay un sombrero negro atrapado en lo alto de un árbol
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay una bandera hecha pedazos en su asta que el viento no detendrá
Es mi alma la que esta allí arriba

Yo he estado aquí antes, dentro de una tormenta
Con el mundo dando vueltas alrededor de mi cabeza
Siempre tuve la esperanza que tú acabarías con este reinado
Pero es mi destino ser el rey de las penas

Hay un fósil que esta atrapado al lado de un risco muy alto
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay un salmón muerto congelado en una cascada
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay una ballena azul varada por el final de la primavera
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay una mariposa atrapada en una telaraña
Es mi alma la que esta allí arriba

Yo he estado aquí antes, dentro de una tormenta
Con el mundo dando vueltas alrededor de mi cabeza
Siempre tuve la esperanza que tú acabarías con este reinado
Pero es mi destino ser el rey de las penas

Hay un rey sentado en su trono con los ojos desgarrados
Hay un ciego que esta buscando una sombra de duda
Hay un rico durmiendo en una cama dorada
Hay un esqueleto ahogándose en una migaja de pan
El Rey de las penas

Hay un zorro rojo destrozado por un grupo de cazadores
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay una gaviota de alas negras con la espalda rota
Es mi alma la que esta allí arriba
Hay una pequeña mancha negra en el sol hoy
Siempre es la misma cosa, igual que ayer

Yo he estado aquí antes, dentro de una tormenta
Con el mundo dando vueltas alrededor de mi cabeza
Siempre tuve la esperanza que tú acabarías con este reinado
Pero es mi destino ser el rey de las penas
El rey de las penas
El rey de las penas
El rey de las penas
Siempre seré el rey de las penas




Hoy, de nuevo, la tristeza se ha posado en mi hombro.
Maldita ave carroñera.
Cómete mi alma emponzoñada, y muérete ahogada en tu propio veneno.

4 comentarios:

~itziar~ dijo...

Hola Rodrigo! te preguntarás que hace una completa desconocida comentándote! (yo misma me pregunto lo mismo). Pero de puro milagro llegué hasta este pequeño lugar de la red (que no por ello menos importante), y la verdad que lo que hasta ahora he podido leer me ha gustado. Menos este último post! a la mierda la tristeza!
(al menos hay que intentar desterrarla, no?)

Prometo coger el hábito de leerte mas a menudo! Dado que ya sabes que cuentas con una seguidora mas! xD
Saludos!!

Rodrigo Casteleiro dijo...

Itziar muchas gracias por tus palabras, me alegro que lo que hasta ahora has leído te haya gustado. Este post bueno...quédate, al menos, con la canción, que es de las mejorcitas de police...

Léeme cuando gustes, que será siempre bien recibido

Saludos!

eme dijo...

A ese ave carroñera, ¡pégale un perdigonazo! Y si era especie protegida, nos hacemos los locos... 8-)

Anónimo dijo...

adios,tristeza!!!no t gsan tantos los secretos? pues aplicate el cuento!besazos, a quien has icho q hay que desplumar???bego