lunes, 27 de abril de 2009

Breve historia de una foto




Nicolas Sarkozy se lo veía venir. Y por eso fue tajante con su mujer, Carla Bruni:

- Cariño, recuerda, nada de tacones, que si no me dejas a la altura del betún.

La Bruni se quejó airadamente. Va a estar Letizia, cómo no me voy a poner tacones, argumentó, ¿acaso quieres que sea ella la más guapa de la fiesta? Ya conoces como son los periodistas, estarán ávidos por despellejarnos, por sacarle punta a todo. Habrá, seguro, juicios paralelos, y mesas redondas, y debates televisados en horario de máxima audiencia para dilucidar quién de las dos iba mejor vestida. Cómo quieres que vaya con unas alpargatas, o en zapatillas deportivas, oh mon dieu, le dijo entre pucheros a su esposo. Pero Sarko siguió erre que erre: "Cómo te pongas tacones, no salgo en la foto".
Y ella, lista como una princesa, respondió con un lacónico-y envenenado- "está bien".
Y sin que él se diera cuenta, metió en la maleta un par de taconazos. "Esta (Letizia) no sabe quién soy yo".



Fotografía de REUTERS

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se acabó la crisis, ha llegado Carla Bruni con su baúl. Qué vergüenza que la actualidad vaya girar en torno a esto.

MiAu dijo...

Muy fuerte... No recuerdo en qué periódico esta mañana he visto una encuesta a ver quién iba más elegante de las dos...una pena¡¡¡¡

Rodrigo Casteleiro dijo...

Yo la vi ayer, y de ahí me surgió la idea de este post...


qué país...