martes, 14 de abril de 2009

"A"


Creo que mi portátil es de los pocos que me entienden, que sabe cómo llevarme. Él siempre está a mi lado, y no hace preguntas. No me exige, ni me reclama nada. No pone pegas, ni se molesta si un día no le abro, o si prefiero escribir a mano. No es celoso, le da igual que llene de tinta mi libreta, que toque otras teclas. Siempre encuentra una palabra de ánimo para mí.
Me espera despierto, y duerme a mi lado. Cuida de mis sueños, corrige mis fallos.
Si me ve triste, pulsa control-alt-suprimir, y reinicia mi vida. Si me encuentra sin batería, me enchufa a la suya. Es mi salvavidas, mi aval, mi hermano de sangre, mi compinche, mi confesor.
A veces me da pena lo mal que lo trato, sinceramente. El pobre tiene algunas de sus letras ya muy gastadas, y eso que sólo cuenta con tres años de vida. Pero es que muchas veces escribo con rabia, y el, que no tiene la culpa, lo paga. Es demasiado paciente conmigo. Nunca se queja, aunque le falte media "A", de armonía, abanico, ala, anormal, arquitecto, asterisco. Amor.

Debe ser que siempre escribo de lo mismo.




Fotografía sacada de http://www.cosassencillas.com

No hay comentarios: