jueves, 30 de abril de 2009

Artículo 4.3: Toda persona tiene derecho a odiar a su ex



El policía tomó la nota y la leyó en voz alta:

- "Algún día pagarás por esto, por haberme dejado, por haber jugado con mis sentimientos. La vida, al final, pone a cada cual en su sitio: uno recibe lo que da. Y todo tu mal, volverá a ti como un boomerang, que te golpeará de lleno en el pecho hasta doler. Puede que no mañana, ni pasado, ni al otro, pero algún día, como te digo, te romperán el corazón, como tú me lo estás rompiendo ahora. Jugarán contigo, como si fueses un muñeco de trapo y entonces te acordarás de mis palabras, y te sentirás tan culpable que no querrás vivir. Y yo, estaré observando todo de lejos, viendo de cerca cómo te deshaces, como un azucarillo dentro de una taza de café hirviendo. Y puede, que hasta me llames, y me digas tenías razón, o te echo de menos, volvamos. Te sentirás solo y miserable. Pero yo ya me habré ido, para siempre".

- ¿Y bien?

- Lo siento, pero esto no es denunciable.

- ¿¡Cómo qué no!? Ahí se ve claramente que ella me está amenazando. Me dice "algún día pagarás por esto".

- No, ella simplemente le está haciendo ver que donde las dan, las toman. Es una mujer despechada desahogándose, no una homicida en potencia.

- Pero ella me odia, es capaz de cualquier cosa.

- Bueno, es un derecho constitucional poder odiar a un/a ex.

- Pero, pero....¡quiere que me rompan el corazón, que lo pase mal, que sufra! ¡Está loca!

- Si lo desea, caballero, puede solicitar un servicio de escolta privado...pero no sé si atienden este tipo de casos.

9 comentarios:

Tristán dijo...

Bueno, es legítimo odiar, pero, ¿es lícito amar a tu ex? No en el sentido sexual, sino en el que no confunde: en el de la amistad. ¿Y en el otro (aunque no sea mi caso)?

Y con esta reflexión voy a ver si cojo un sueño guapo... mmmmm....

Rodrigo Casteleiro dijo...

Claro que es lícito, la odias porque todavía la amas, porque te sigue sin dejar indiferente, son como las dos caras de una misma moneda...

Anónimo dijo...

Odiar no merece la pena. Ni a tu ex, ni al vecino del cuarto D que te hace la vida imposible, ni al amigo que te defraudó y te dejó tirado.Para qué alimentar nuestras cabezas con más problemas.

Yo creo que quien ama (de verdad) jamás odia, por mucho que intente disfrazar el amor de un resentimiento mal acabado.

Bartleby

Anónimo dijo...

Odiar alimenta propiamente ese amor. Igual sirve para participar en una conversación sobre todas las mujeres/hombres son iguales, pero entorpece el olvido, le hace constantemente la zancadilla.
Así que cada uno que decida.

Rodrigo Casteleiro dijo...

Cuando el amor se convierte en dictadura, termina apareciendo el odio, que no sirve para nada.

Un poco así como el comunismo. Como el socialismo llevado al extremo.

MiAu dijo...

Yo seré de los pocos casos de personas que no odian a sus ex, es más con la mayoría mantengo una agradable y muy amigable relacción.... También he de decir que contadiiiisimas veces he sido la dejada... jeje

Muaks¡¡

yo misma dijo...

le odias por no estar a tu lado, por no darte la felicidad eterna que os prometisteis, por haber pensado q te habia solucionado tu vida teniendole a tu lado y te deja en la estacada, por eso le odias, porque le quisiste. por suerte, yo quise tanto, que despues de algunos años vuelvo a querer a mis ex y ellos ami(creo), siempre les he querido y creo q siempre les querré.

Rodrigo Casteleiro dijo...

Señorita Miau es usted tan chula y tan roquera, que me encanta

Rodrigo Casteleiro dijo...

Yo no odio a nadie, pero entiendo, y respeto, que la gente se odie. El amor, como todo lo que sale de dentro, es muy visceral



saludos!