jueves, 23 de abril de 2009

200 ya son


Empecé este blog para soltar amarres, izar mi vida, y navegar viento en popa a toda vela. 200 posts después, sigo encallado en el mismo puerto. Esperando que cese la tormenta para salir a faenar. Pero yo, aún siendo pesimista, no pierdo la esperanza.
Empecé este blog para poner al día mis contradicciones, manías y neuras. Es la mejor terapia que conozco. El mejor psicoanálisis posible, "uno no sabe que piensa algo, hasta que lo escribe".
Empecé este blog para encontrarte. Sí, como lees. Durante 200 post, fui dejando post (its) por toda la casa para que al despertarte, los leyeras. Pero como eres despistada no te diste cuenta.
Empecé este blog como forma de conservar los recuerdos. Tengo memoria pez, y además, duermo en exceso. Con lo cual, no sé bien si lo que recuerdo lo he soñado, o vivido. Al menos, ahora sé, que lo he escrito: no todo lo personal, es personal, ni todas las historias, ficción.
Empecé este blog para probarme a mi mismo. Quería ver mi capacidad de improvisación. Y salvo la época que viví sin Internet (ahora entiendo al bueno de Enjuto), creo que, en general, he mantenido un buen ritmo. A,b,c,a,b,c. Y así sucesivamente. Aunque tiene truco la cosa: muchas de las historias ya las tenía escritas de antes, sin embargo otras, sí que surgieron con el tiempo, con los meses. No sé si son buenas o malas, sólo sé que son mías, y que yo las he parido, a veces incluso, sin epidural. Con lo que eso duele.
Empecé este blog para no perder el hábito de escribir, de sentir. Escribir, componer, relatar, contar es una manera para mí de llegar al orgasmo. Los hay que eyaculan hacia dentro, como Dragó, yo prefiero, no obstante, manchar las teclas, ensuciarlas. Lo veo más placentero, más real.
Empecé este blog para ponerle freno al mundo. No me gusta a la velocidad que van las cosas. Al menos aquí, puedo revisarlas, puntualizarlas, corregirlas, etc.

Empecé este blog...y quise cerrarlo, darle matarile. Pensaba que me estaba repitiendo, me veía a mi mismo como King África, o David Civera: siempre con la misma tonadilla.
Pero soy muy vago. Me daba pereza mandar un mail para darme de baja.

Y hoy hago, digo, 200 posts, en el Día del Libro. Y a falta de caseta, me monto yo aquí mi tenderete. Esta es su casa, sean ustedes bienvenidos.
Si se pasan, les echaré una firma.


Fotografía sacada de http://chitiore.files.wordpress.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Larga vida a Madrugario ;)

Rodrigo Casteleiro dijo...

Muchas gracias, seas quien seas

Anónimo dijo...

idem.bego.