lunes, 9 de marzo de 2009

Mudanza, otra vez


De nuevo me hallo de mudanza. Otra vez. Apenas cinco meses después de haberme cambiado de casa. Mi vida, creo, es un continuo subir y bajar de maletas. Un eterno ir y venir.
A veces pienso que me gustaría vivir con algo más de estabilidad, amarrarme a un sitio y echar raíces, incluso hay momentos en los que me harto de esta vida nómada, voluble, cambiante.
Pero soy un culo de mal asiento. Al final, me cansaría de ese otro paisaje, de esa otra rutina. Además, esta, me guste o no, es la forma de vida que me ha tocado en gracia, y que he hecho mía. Uno no elije su destino, se lo encuentra de golpe, y lo acepta o no lo acepta.
No hay otra.
Y el mío es "amar y despedirme", habitar y mudarme.




Fotografía sacada de www.dse.nl

No hay comentarios: