sábado, 7 de marzo de 2009

Harto


Estoy harto de los jefes y jefas de personal-nota para guionistas: ¿para cuándo un asesino en serie de jefes de personal?, se me ocurre ,por ejemplo, que podría ser un...becario quemado- de las cartas de presentación y de los impresentables que las leen, de la coletilla "ya te llamaremos", de que nunca me contesten, de que me llamen dos semanas después para decirme, obviamente, "que no me han seleccionado", y encima tenga que darles las gracias por la deferencia de llamarme.
Estoy harto de mandar currículos inútilmente, del tópico: "La esperanza es lo último que se pierde", de no trabajar, de que me pidan saber 300 programas de diseño, que lógicamente (soy periodista, no maquetador ni diseñador...)desconozco. Estoy harto de páginas como trabajar.com, infoempleo.com, periodistas.com, de que me pregunten si ya tengo curro, de no tener un duro, de comer día sí, día también pasta y cinta de lomo, de no dormir por las noches ni tener un horario normal.
Estoy harto de escuchar cada día el ajetreo de la gente yendo a trabajar, de los ruidos de cisternas, cañerías y escaleras a las siete en punto de la mañana, de los pitidos de los coches, de los malos modos de los peatones, del fulano o fulana que coloca-aún no sé quién es-el cubo de basura de nuestro edificio pegado a la salida de la puerta, para que al salir, válgame la redundancia, me de de bruces con él, y empiece la jornada con energía.
Estoy harto de pasarme el día leyendo, escribiendo, masturbándome, follando-bueno de esto último, no tanto-, de tener que explicarme por la vida que llevo, cuando yo mismo la aborrezco, de las palabras crisis, austeridad, trama, corrupción, y tráfico de influencias, de Zapatero (aunque valoro muy positivamente el acuerdo que ha alcanzado con Rusia para follar más entre ambos países), de Rajoy, del PNV, del padre de Marta del Castillo, de ver cómo siguen echando a más gente, compañeros de profesión, y nadie hace nada. Estoy harto de las buenas palabras de los directivos, de los banqueros, ministros y empresarios. "Váyanse al carajo cien veces".
Estoy harto de mi mismo, de mis manías, de mis cambios de humor, harto de mis Musas, que son todas unas putas, y me abandonan siempre en el momento álgido de la inspiración...

Estoy harto de estar tan harto.


(Perdonen el ladrillo, pero necesitaba desahogarme).



Fotografía sacada de gadeschi.wordpress.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Salud!

eme dijo...

Y te desahogastes... como te decía, siempre se puede encontrar una pequeña pincelada en el paisaje gris de Madrid. Todo pasará, las malas rachas.... ÁNIMO.
PS: Lo de follar no me lo creo :P