domingo, 29 de marzo de 2009

Doble o nada




Pero uno nunca sabe cómo van a rodar las cosas. Vivir es apostar a ciegas, meterse en una hipoteca sin aval ni nómina, conducir kamikaze hacia quién sabe dónde...

En eso consiste vivir. En correr un riesgo. En arriesgarse a estar vivos.

Yo por mi parte, acepto el reto. Y subo a doble o nada la apuesta.

1 comentario:

eme dijo...

¡Doble, doble! Como el whisky ;)