lunes, 30 de marzo de 2009

Detalles

- Elige: o tu gata o yo. O duermes con ella, o conmigo.

Y se marchó de casa. Janis nunca me hubiera hecho elegir.
Lástima que no dejen entrar animales en los restaurantes. Hay veces que me gustaría tener algún detalle con mi gata e invitarla a cenar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por muy Gati tuya que sea, está claro que hay ciertas cosas que esos bigotes felinos no pueden darte :P

Ps: El anónimo de antes era yo, la misma ke encuentra sillas remolonas y mesas para abuelas en la calle y que cuando va a hacerse con ellas, aparece un batallón de Pumukis y se lo arrebatan.

(Hale, así te quedas más tranquilo;))