miércoles, 24 de diciembre de 2008

El miedo


El miedo es como un gramo de cocaína. Cortante, y si te pasas de la raya, adictivo. No en vano, basta flojear ante él un par de veces a lo sumo, para engancharse irreversiblemente a la sustancia que te inyecta en las sienes, ésa que te hace caer lánguido bajo sus sábanas. Porque el miedo sabe cómo acunarte para que te sientas cómodo en sus brazos, y poder así subyugar tu vida.
Además, es un bastardo sin antecedentes penales. Por eso es el homicida más peligroso. Nadie sospecha de él, ni se encuentra en situación de busca y captura. Hace vida normal, es el perfecto vecino, la mejor ama de casa. Un voluntario de Cruz Roja. Un alto directivo. Se disfraza de nosotros. Se afeita con nuestra maquinilla, se depila las axilas, las ingles. Se pone nuestra ropa. Usa nuestra cuenta corriente, duerme en nuestra cama, respira a nuestro lado. Es sigiloso como pocos. No le ves venir, y cuando se marcha, no deja pistas ni huellas. Sin cadáver, no hay crimen, dicen los expertos. Pero sí dolor. Y mucha tristeza.
Ésa es su gran baza. El miedo es un criminal de guante blanco. Embrionario. Primero te merma la autoestima con frases del tipo: "Sin mí no eres nadie", "No eres capaz de hacerlo", "No vales nada", "Ni te lo plantees", "Estás sólo en un mundo de hienas, y yo soy el único que puede protegerte", etc. Y acto seguido, te besa cariñoso, tierno. Y en ese beso,precisamente, se halla su veneno. El cáncer de todo.
El mismo que te hace depender de él hasta la extenuación, como un yonqui en el punto álgido del mono. Que te deja, asimismo, sin consciencia, sin recursos. Sin defensa.
Yo mismo, he estado enganchado al miedo. Tanto que aún me quedan secuelas. Pero al menos, hoy en día, puedo decir que lo he superado. Quizás me quede un largo trecho para estar curado, para expulsar de mi cuerpo todo su veneno, su toxina. Pero la primera piedra, de facto, ya está puesta.

Ayer cogí un folio y escribí: "Que te jodan, hijo de puta".

Para eme



Fotografía de A.L.S, sacada del diario Hoy.

1 comentario:

eme dijo...

Como diría el guapo de Susana Calipo:
"El miedo es una raya que separa el mundo,el miedo es una casa donde nadie va, el miedo es como un lazo que se aprieta en nudo,
el miedo es una fuerza que me impide andar".
Si me abrazas fuerte, se me va todo, el miedo, el dolor, la distancia. Grazie, ragazzo.