sábado, 13 de septiembre de 2008

Sueños


¿A dónde van a parar todos esos sueños que no recordamos al levantarnos? ¿Qué influencia tienen sobre nosotros, sobre nuestros actos?
Hoy sin ir más lejos me ha pasado. Estaba soñando, algo dulce, quizás un beso, una caricia, a juzgar por mi sonrisa al despertarme y por lo mucho que me ha molestado salir de mi ensueño. Sin embargo, no sabría ponerle rasgo ni título a ese sueño. Es como si al abrir los ojos sufriera una pequeña convulsión, como si me desenchufaran de algo y volvieran a enchufarme pasados unos minutos. El lapso justo para que esa brizna de luz que es el sueño a veces, desaparezca de mi memoria. Se apague.
Quizás soñaba contigo. O tú conmigo.
Puede que no recordamos algunos sueños precisamente por eso. Porque no nos pertenecen, porque son de otros y nosotros, solamente un elemento accesorio a él, un pretexto. Un cameo en su película.
Quién sabe.


Foto sacada de api.ning.com

No hay comentarios: