martes, 30 de septiembre de 2008

Derechos de imagen


He vuelto
a soñar contigo,
esta vez dormido.
Te pido por favor
que no me lo tengas
en cuenta,
no era mi intención,
te lo prometo.
Espero que no
me reclames
los derechos de imagen,
estoy tieso,
con lo que pago
de alquiler
no me queda
ni para pipas.
Tampoco quise
saltarme
la orden de alejamiento
que hay interpuesta
entre
tu boca y la mía.
Pero no pude evitarlo,
tus labios estaban tan cerca
y yo siempre
fui tan débil.
En el sueño,
me despertaba antes
que tú
y te dejaba
un post it
en la nevera:
te quiero, decía.
Tal vez
sirva de eximente.


Foto sacada de bp3.blogger.com

1 comentario:

Proyecto de Escritora dijo...

Aunque no podamos estar cerca de algunas personas, está bien que no te puedan prohibir el soñar con ellas o pensar en ellas, eso es lo bueno.
Está bien este escrito, me ha hecho reflexionar sobre este tema.

¿Quién puede prohibirte pensar en otras personas? al menos eso solo lo decidimos nosotros mismos.

Un beso (en un post-it).