domingo, 15 de junio de 2008

Amor


- Esa pareja no se quiere.
- ¿Cuál?
- Esa que va caminando por la otra acera.
- ¿Por qué no se quieren?
- Se les nota.
- Van cogidos de la mano.
- No de la forma en que se cogen de la mano una pareja que sí se quiere. Van arrastrándose.
- Lo mismo ellos miden el amor de otra forma, no según se cojan de la mano.
- Es igual, hay cosas que son universales. Y la forma en que caminan juntos, no denota amor. Sino compasión.
- ¿Estás tratando de decirme algo?
- Quiero dejarlo. No estoy bien.
- ¿Cómo?
- Ya no me encuentro a gusto. Quería que lo supieras.
- ¿Te puedo hacer una pregunta?
- Sí, claro.
- Cuando antes me has cogido de la mano, ¿me querías?
- Sí. Pero eso no cambia nada. Yo te quiero pero no puedo estar contigo.
- ¿Por qué no?
- Porque no es suficiente con quererte. Dos personas pueden quererse mucho y no necesariamente estar juntas.
- O estar juntas, y no quererse.
- Eso es compasión.
- ¿Y lo nuestro?
- Amor.
- No, desamor.
- La raíz es la misma.


Foto de Alberto Sola

2 comentarios:

Inmoderadamente moderado dijo...

La raíz es la misma. Si. Me gusta tu texto. Un saludo

Nyama dijo...

"- Esa pareja no se quiere.
- ¿Cuál?
- Esa que va caminando por la otra acera.
- ¿Por qué no se quieren?
- Se les nota."



¡Me voy a repetir pero es que eres realmente genial!